MI CUENTA | NEWSLETTER

Guillermo Fernández Vara echa en falta a los veterinarios en la gestión del brote de listeriosis


El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.

La gestión del brote de listeriosis no se ha gestionado adecuadamente, y las informaciones que se han dado carecían del suficiente rigor. Esta contundente opinión es de Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura, que tras una reunión ayer del Consejo de Gobierno extremeño compareció ante los medios para hacer un balance de cómo se había desarrollado la crisis y, sobre todo, cómo se ha manejado.

Para Fernández Vara, a la población “no se le ha contado la verdad”, y el mensaje lanzado desde las instituciones ha sido únicamente que se tranquilizase. “A la gente se le tranquiliza cuando se le dice la verdad”, señaló.

El actual presidente de la Junta de Extremadura, que en sus anteriores cargos como consejero de Sanidad tuvo que gestionar las crisis sanitarias de la meningitis C, la gripe aviar y las vacas locas, comentó que crisis como la de la listeriosis deben estar dirigidas por quienes más sepan, que en este caso son los veterinarios. “Si se le hubiera preguntado a alguno desde el minuto uno se hubiera sabido la verdad y la verdad es que, tal y como estaban apareciendo los hechos, no había un único foco de contaminación, era imposible porque estaban apareciendo contaminaciones cruzadas", afirmó. Y concluyó: “He echado en falta veterinarios y creo que han sobrado médicos, no en el tratamiento de los pacientes sino en el origen de la crisis alimentaria”.

Críticas del Sindicato Veterinario Profesional de Asturias

Las declaraciones de Guillermo Fernández Vara no han sido las únicas que han criticado la situación ante el brote de listeriosis en las últimas horas. El Sindicato Veterinario Profesional de Asturias (Sivepa) hizo público ayer un comunicado en el que calificaba esta crisis como “el último coletazo que ha dado un fallo en el control de la salud pública en España”, un sistema con muchas deficiencias que hacen que cuando se declaren brotes como el actual tengan una gravedad mayor.

"El actual, es un modelo defectuoso que favorece la bajada de calidad de la prevención. Este modelo se ha impuesto en el Ministerio y las consejerías de Sanidad y en el Ministerio y consejerías de Agricultura, y que ha derivado en un tratamiento discriminatorio de toda la salud pública y sobre todo de sus profesionales", recuerda Sivepa.

El Sindicato Veterinario Profesional de Asturias apunta que son los veterinarios los responsables del control de las zoonosis y la seguridad alimentaria, y más concretamente la única profesión sanitaria con competencias en el control de la producción de los alimentos de origen animal como la carne. "Sin embargo, la medicina preventiva del control de las zoonosis y la seguridad alimentaria, y por tanto de enfermedades como la listeriosis, se ha expulsado del Sistema Nacional de Salud español, o en muchos casos, ni siquiera se ha llegado a integrar en el mismo, como estaba previsto en la Ley 30/2011 General de Salud Pública".

Veterinarios sin especialidad reconocida

Sivepa aprovecha también para recordar que los veterinarios continúan sin tener una especialidad reconocida en el Sistema Nacional de Salud español, siendo una profesión sanitaria. "Si un cardiólogo necesita una especialidad para diagnosticar una afección de corazón, imagínense ustedes si un veterinario no necesita una especialidad sanitaria para prevenir las intoxicaciones alimentarias. Más si tenemos en cuenta lo tremendamente dificultoso de prevenir y evitar las intoxicaciones e infecciones alimentarias", añade. Con esta situación “han aparecido sanitarios de segunda, de tercera y de cuarta categoría; cuya formación, reconocimiento, y estímulo profesional brillan por su ausencia, o incluso a los que no se reconoce ni siquiera su carácter sanitario o su pertenencia al Sistema de Salud".

El sindicato critica que esta situación ha afectado muy negativamente a las condiciones de trabajo de los veterinarios, pese a que “la única manera eficaz de ahorrar dinero en la medicina asistencial es invertirlo en la prevención en salud pública. Pero, claro, esto políticamente no es rentable, porque la salud pública, cuando funciona bien es silente y no da rendimientos políticos, mientras que la salud asistencial es más visible. Si uno invierte en un nuevo equipo y reduce una cola de espera, siempre obtendrá más rendimiento político que invirtiendo en una prevención que sólo es visible cuando falla”.

Sivepa concluye que "una salud pública que se segrega y se discrimina en relación a la asistencial, un sanitario veterinario sin especialidad real, sin el estímulo de una carrera sanitaria y al que se trata como sanitario de segunda y tercera categoría, o incluso al que se expulsa del Sistema Sanitario, junto con la falta de control administrativa de la formación de los manipuladores de alimentos, es caldo de cultivo para situaciones como el actual brote de listeriosis".

Mas noticias

¿Tiene ventajas el pastoreo nocturno en sistemas automatizados de ordeño?

La raza influye en el microbioma fecal de los perros

Grupo Asís regala tres inscripciones para el Congreso AVEPA-SEVC

La suplementación conjunta de fibra y treonina mejora la respuesta humoral en pollos

Franciso Igea, vicepresidente de Castilla y León, a los veterinarios: “Les agradecemos su trabajo”

Noticias de interés

EVENTOS