MI CUENTA | NEWSLETTER

Cuatro estrategias para un buen año veterinario


Imagen de J C en Pixabay Imagen de J C en Pixabay

El 2020 se abre para el sector veterinario con unas perspectivas ilusionantes tras un 2019 que supuso el año de la reivindicación de la profesión veterinaria. El convenio colectivo de centros y servicios veterinarios parece ya una realidad, y la llegada del nuevo Gobierno vuelve a hacer posible la reducción del IVA veterinario del 21 al 10 %.

Sin embargo, el sector veterinario ha de poner también de su parte si quiere que 2020 sea beneficioso para la profesión. En este sentido, el año pasado el Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia elaboró un Plan Estratégico de cara al 2022 en el que además de analizar la situación actual del sector veterinario actual daba también algunas pautas para fortalecerlo.

Tras estudiar las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades del ámbito veterinario, el plan estratégico aconsejaba las siguientes acciones:

1. Mejorar las habilidades comerciales y financieras

El plan estratégico señalaba que la carencia de una base sólida para la gestión financiera y comercial es una de las principales debilidades que aquejan a la profesión. Estas carencias incluyen también la dificultad con la que se encuentran los centros veterinarios para encontrar nuevos clientes fuera de su radio más cercano. También falla el establecimiento de precios de los servicios, algo que se agrava todavía más con la reducción de costes que en muchos casos imponen los distribuidores de productos.

2. Generar alianzas entre clínicas a diferentes niveles

El excesivo número de licenciados en Veterinaria provoca una saturación de la oferta, que a su vez trae consigo una competencia que se convierte en rivalidad entre iguales con parecida capacidad para rebajar precios. De este modo, se hace complicado crear alianzas que podrían satisfacer mejor las necesidades de compras y ventas, por ejemplo, permitiendo un mayor poder de negociación. A este mercado cada vez más competitivo, además, se han incorporado otros actores, como las cadenas de tiendas y servicios, los fondos de inversión, las franquicias y el sector asegurador.

3. Entender y gestionar las expectativas del público

La alta competencia se ve agravada por una clientela que en muchas ocasiones está más interesada por un precio bajo de los servicios.veterinarios. Por ello, es importante mejorar la comunicación de costes y servicios para lograr tarifas sostenibles y realistas, con modelos de negocio más viables en los que se valore el conocimiento, el tiempo invertido y la prevención, aprovechando al máximo las visitas zoosanitarias. Igualmente, debe aprovecharse que la consolidación del principio One Health está haciendo al veterinario protagonista.

4. Sacar partido a las habilidades digitales

El mundo digital y de las redes sociales multiplica la capacidad de comunicación y promoción; por las facilidades para la financiación, que a su vez aceleran la carrera en la tecnificación. Por ello es clave sacar partido del big data y las habilidades digitales, manteniéndose al tanto de los avances tecnológicos y vigilando la competencia desleal, sin olvidar que proporcionan una mayor pluralidad de formas de competir: desde consultorios a centros de referencia.

Mas noticias

Actualidad Animales de compañia

01 Junio 2020

01/06/2020

Ya está disponible online el último número de la revista Argos

Actualidad Equino

01 Junio 2020

01/06/2020

La AVEE publica un tríptico sobre la reproducción de la yegua

Actualidad Porcino

01 Junio 2020

01/06/2020

Anprogapor se reúne con el rey para hablar sobre los efectos de la crisis del coronavirus

Empresas Animales de compañia

01 Junio 2020

01/06/2020

Un mundo sin leishmaniosis, el compromiso de LETI

Productos Equino

01 Junio 2020

01/06/2020

E&C Consulting presenta su ambulancia para equinos

Noticias de interés

EVENTOS