MI CUENTA |

El gobierno de EE.UU. y Zoetis recuerdan que la vacuna contra la COVID-19 administrada a monos no sirve para los humanos

El anuncio del tratamiento había levantado polémica entre quienes pensaban que se había priorizado a los animales del zoo de San Diego antes que a las personas.


Los gorilas del zoo de San Diego sufrieron un brote de COVID-19 en enero que ha motivado la vacunación de otros primates. (Imagen: San Diego Zoo Safari Park)Los gorilas del zoo de San Diego sufrieron un brote de COVID-19 en enero que ha motivado la vacunación de otros primates. (Imagen: San Diego Zoo Safari Park)

Nueve grandes simios del zoológico de San Diego han recibido una vacuna contra la COVID-19 y se han convertido de este modo en los primeros primates no humanos conocidos en ser vacunados en los Estados Unidos. La vacuna se administró a cuatro de los orangutanes y cinco de los bonobos de ese zoo a partir de enero y hasta febrero.

Sin embargo, este anuncio ha hecho que en los Estados Unidos se haya creado una polémica entre quienes piensan que se ha dado el tratamiento antes a los animales que a las personas. Ante estas críticas, las autoridades sanitarias estadounidenses han tenido que salir al paso.

“Es importante señalar que esta no es una vacuna humana”, han declarado desde el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (U.S. Department of Agriculture, USDA). Este organismo es el que aprueba los medicamentos y productos veterinarios en los Estados Unidos, y afirma que esta vacuna fue autorizada para su uso como "una vacuna experimental sin licencia, que obtuvo la aprobación después de cumplir con nuestros requisitos de seguridad". 

Zoetis también aclara la situación

Desde Zoetis, el laboratorio que ha desarrollado la vacuna, también han querido aclarar la situación. El vicepresidente de comunicaciones de la compañía Bill Price explicó que si bien los antígenos utilizados para su vacuna son similares, los portadores difieren según la especie. “Esta no es una vacuna aplicable a la salud humana, por lo que no compite con los protocolos de vacunación humana”, dijo.

Price también aclaró que la vacuna contra la COVID-19 para animales ha estado en desarrollo desde que se encontró el virus en perros el año pasado en Hong Kong, y durante esa investigación el zoológico de San Diego se puso en contacto con ellos para ayudar con los primates. 

“Hacemos pruebas para asegurarnos de su seguridad y eficacia para su uso en animales, pero no es una vacuna que sea transferible a otras especies, como los humanos”, dijo.

Un brote de COVID-19 detectado en enero

La administración de las vacunas a los monos del zoo de San Diego siguió a un brote de COVID-19 detectado en enero en el Safari Park del zoo. Ocho gorilas de las tierras bajas occidentales contrajeron el virus, probablemente por exposición a un cuidador del zoológico que dio positivo por COVID-19.

Los veterinarios del zoológico identificaron que algunos de los grandes simios estaban en mayor riesgo y podrían ser vacunados fácilmente, incluidos los bonobos y orangutanes.

Los gorilas que se infectaron en enero, y que están ya recuperados, no recibieron la vacuna porque estuvieron expuestos al virus SARS-CoV-2, y los investigadores del zoológico asumieron que sus propios sistemas inmunológicos se han desarrollado.

Mas noticias

Actualidad Animales de compañia

23 Julio 2021

23/07/2021

Lluís Ferrer, Laia Solano y Guadalupe Miró resuelven dudas sobre la leishmaniosis en las charlas Leish Talks de LETI Pharma

Empresas Porcino

23 Julio 2021

23/07/2021

MSD Animal Health lanza la campaña “Las 4 a raya”

Empresas Animales de compañia

23 Julio 2021

23/07/2021

Una nueva plataforma de expertos en osteoartritis canina

Empresas Avicultura

23 Julio 2021

23/07/2021

Recría de pollitas, manejo en aviarios y salud digestiva de las aves, ejes del III Encuentro Profesional de Puesta Alternativa de Nanta

Actualidad Equino

23 Julio 2021

23/07/2021

La EFSA identifica las bacterias resistentes a los antibióticos más relevantes en la medicina equina

 
 

EVENTOS