MI CUENTA |

Los expertos afirman que la gripe A H1N1 no es en absoluto una crisis alimentaria

Antonio Muñoz Luna y Joan Sanmartín coinciden en que restringir el consumo de cerdo es absurdo


La organización del congreso Europorc 2009, que ha tenido lugar en la localidad barcelonesa de Vic los días 20 y 21 de mayo, reaccionó rápidamente ante la crisis desencadenada por la aparición de la gripe A H1N1 en México y su expansión por numerosos países del mundo e introdujo en el programa de actos una mesa redonda sobre esta enfermedad, que iba a tener lugar el día 20 por la tarde. Laura Batista iba a intervenir mediante videoconferencia, y Antonio Muñoz Luna y Joan Sanmartín estarían in situ; lamentablemente los problemas técnicos no permitieron el encuentro online, pero los dos expertos españoles se entrevistaron en exclusiva con la enviada especial de Grupo Asís.
Ambos coincidieron en referirse a esta crisis sanitaria como exclusivamente humana. Los cerdos no han tenido nada que ver en la expansión del brote y no están contagiados por el virus, y las medidas restrictivas que habían puesto en marcha algunos países a la importación de carne de porcino desde los territorios donde se han registrado casos son totalmente injustificadas. Más bien se deben a razones políticas que a razones sanitarias.
Tampoco está justificado el descenso en el consumo de carne de cerdo y derivados, que no pueden transmitir esta enfermedad.

“La actitud de Rusia no tiene pies ni cabeza, las restricciones respecto a la alimentación no tienen sentido desde el primer día”
Antonio Muñoz Luna
¿Cuál es su opinión sobre Europorc?
Europorc es un foro de referencia en el sector porcino, que me merece mucha consideración. La organización es muy cuidadosa y se elaboran programas muy atractivos. Es un foro de los que deben permanecer.

Respecto a la nueva gripe o gripe A, ¿considera correctas las medidas que se han tomado en el ámbito internacional?
La actuación ante la gripe A sigue los trámites lógicos para controlar una situación epidemiológica que no se sabe donde puede llegar. Se está actuando con diligencia y coordinación entre los países. En mi opinión, en este caso no se trata de una enfermedad política, los países se están comportando de forma bastante coordinada.

¿Han sido fundadas las restricciones impuestas por Rusia a los productos porcinos españoles?
La actitud de Rusia no tiene pies ni cabeza, las restricciones respecto a la alimentación no tienen sentido desde el primer día. Por ello, mezclar el consumo de carne de cerdo o derivados con el riesgo de contraer la enfermedad es peregrino. Creo que Rusia ha jugado con la cuestión comercial.

¿Qué le parecen las declaraciones de la OMS en referencia al consumo de carne de porcino, en las que se subraya que la curación y el cocinado eliminan el riesgo de transmisión de la enfermedad de los cerdos a las personas?
Las declaraciones de la OMS respecto al consumo de carne sobran, puesto que no consumimos "cadáveres". Lo único que se consigue con afirmaciones de este tipo es generar incertidumbre entre quienes no conocen el tema en profundidad. Yo las calificaría de desafortunadas.

¿Era de alguna forma previsible la posibilidad de que surgiese un brote de este tipo?
Las posibilidades de que surja una enfermedad de este tipo, aunque remotas, siempre las hay, dada la naturaleza del virus influenza y sus posibilidades de recombinación.
No obstante, la gripe aviar de hace unos años fue más agresiva, pero estas situaciones pueden ocurrir por las características del virus, y no hay que generar una alarma excesiva, puesto que existen herramientas suficientes para controlarlas, como antivirales específicos.

Respecto a la normativa sobre bienestar animal, ¿cree que las condiciones climáticas de España deberían haber constituido un hecho diferencial a la hora de aplicarla?
Sí. El sistema es perverso desde el momento que atribuye unas mismas condiciones climáticas a un territorio con la diversidad de clima que tiene Europa.

En cuanto a las protestas que han planteado las asociaciones de productores del sector sobre las consecuencias económicas derivadas de la ley, ¿que le parecen?
Las consecuencias económicas son importantes. La política europea últimamente, en lugar de favorecer la producción porcina en Europa, la está penalizando. Espero que haya la misma exigencia a la hora de importar carne desde países terceros en el sentido de comprobar que este tipo de restricciones se apliquen. Me refiero a normativas tan importantes desde el punto de vista económico como la prohibición de las harinas de carne, la retirada de cadáveres y a la legislación sobre bienestar animal en porcino.

¿Considera que existen medidas unificadas y objetivas para evaluar el bienestar de los animales?
Las medidas dependerán del carácter científico del evaluador. Si es de un carácter más zoólogo, tenderá más a parámetros de comportamiento animal. Entiendo que hoy existen otros elementos más objetivos, tanto desde el punto de vista fisiológico, como las proteínas de fase aguda, como indicadores de la salud del animales y de sus rendimientos zootécnicos. A nadie se le puede escapar que un animal que no esté en un estado de bienestar óptimo, pueda producir en parámetros óptimos. Lo ideal sería combinar diferentes tipos de parámetros objetivos.

Sobre el alojamiento de las cerdas en grupo, muchos veterinarios que han comenzado a trabajar en este sistema han destacado que la productividad puede ser muy buena. ¿Qué opina usted al respecto?
Sí, podría ser, pero depende de muchas variables: tamaño de grupo, de la zona de la instalación, etc. Hay que tener los pies en el suelo: antes de la entrada en vigor de la ley existían 2.700.000 plazas para madres en España. Lo que a mí me preocupa es cómo se va a llevar a cabo la transformación de todas ellas. El abanico de posibilidades es amplio y surgirán una serie de problemas ante los que tenemos que estar preparados.
Una vez que los animales están en producción, existen muchos parámetros difíciles de controlar: primerizas, alimentación, establecimiento de jerarquías, estado de carne, reflujos, etc. El manejo puede resultar muy complicado.


“Si fuese tan grave, estaríamos después de un mes ante millones de casos y se tomarían medidas mucho más rigurosas”
Joan Sanmartín
¿Cuál es su opinión sobre Europorc?
Creo que Europorc está cogiendo cada vez más fuerza y se está convirtiendo en un foro, sobre todo, de debate. Pienso que está adquiriendo un matiz que al veterinario de campo, al científico y al ganadero les permite discutir en un entorno bastante distendido.

Respecto a la gripe A, ¿qué precauciones debe tomar un veterinario de porcino en España?
Creo que este virus está más enmarcado en sanidad humana. En porcino, la mayoría de veterinarios con cierta responsabilidad no hemos tomado una medidas extraordinarias. Sigue habiendo casos de influenza en porcino y ante esta nueva variante de gripe no estamos muy preocupados, no ha habido una intensificación de medidas para prevenir el brote.

Así que, en principio, usted no considera que la cabaña porcina española esté en un riesgo real...
Yo pienso que no. Además creo que de la manera en que han corrido las noticias tendríamos que hacer una reflexión. Cualquier información en este mundo globalizado sirve para poner sobre la mesa intereses políticos y económicos. Haciendo balance de este último mes, se ve que se han perjudicado a países, a gobiernos, al sector porcino y, si analizamos la cuestión seriamente, ni hay pandemia, ni hay casos extremadamente graves: hablamos de una treintena de muertos en todo el mundo, de cuadros muy suaves... Las medidas que se han tomado desde el punto de vista de la salud humana son las que hay que tomar, pero penalizar como se ha penalizado el porcino ha sido injusto. Habría que analizar, desde el punto de vista periodístico, las repercusiones que puede tener cualquier noticia que se produce.

¿Han sido fundadas las restricciones impuestas por Rusia a los productos porcinos españoles?
No. Creo que, como ocurre muchas veces ante cualquier noticia económica o sanitaria, han prevalecido intereses puramente gubernamentales y económicos. De hecho, es una contradicción tras otra: se prohíbe la entrada de carne en Rusia y en 24 horas se suspende la prohibición, y lo mismo con los turistas. Esta contradicción constante confirma que no estamos ante una posible pandemia. Si fuese tan grave, estaríamos después de un mes ante millones de casos y se tomarían medidas mucho más rigurosas.

¿Qué actitud tiene que tomar el veterinario de campo a la hora de informar al ganadero e incluso al consumidor sobre la enfermedad?
Dado que este virus no es típicamente de porcino, pienso que no hay que darle tanta importancia como se le está dando.
El veterinario de campo debe tranquilizar a quienes están vinculados al entorno de la producción porcina, pero no adelantar demasiado los acontecimientos. De momento el tema debe quedarse donde está, en el ámbito de la sanidad humana.

¿Qué opina de la actuación de las autoridades nacionales e internacionales a la hora de desvincular la enfermedad con la producción porcina?
Lo ideal hubiera sido especificar mejor el nombre. Si es una variante nueva, como se ha hecho siempre, se tendría que haber puesto el nombre original de donde procede el brote. El denominarla "gripe porcina" creo que ha sido muy perjudicial para el sector.
Espero que esto pueda servir para reflexionar ante futuros episodios, para analizar el daño que se puede hacer cuando se lanza una información de este tipo. No obstante, se tiende a buscar la noticia sensacionalista, aunque luego haya que desmentirla.

Mas noticias

Actualidad Animales de compañia

10 Julio 2020

10/07/2020

Alopecia psicógena en un gato

Animales de producción. Boletín 9

Animales de compañía. Boletín 8

Actualidad Equino

10 Julio 2020

10/07/2020

Mejorar el bienestar de los caballos de carreras retirados

Actualidad Porcino

10 Julio 2020

10/07/2020

Alemania modificará su legislación para construir una valla permanente contra la PPA procedente de jabalíes de Polonia

Noticias de interés

EVENTOS