MI CUENTA |

La pulpa de remolacha no tiene suficiente ácido oxálico para causar toxicidad en rumiantes

Alimentar a las ovejas con pulpa de remolacha no da problemas


Un grupo de investigadores de la Universidad de León ha estudiado la relación entre la remolacha azucarera y la ganadería ovina, dos de los pilares agroganaderos de la provincia de León (España). De forma general, de la remolacha se obtiene, además del azúcar, una serie de subproductos que son empleados para la alimentación de ovejas y vacas. El problema puede surgir por la presencia en la remolacha de una substancia que, en altas concentraciones, resulta tóxica: el ácido oxálico. El equipo científico ha analizado qué efectos conlleva la administración de este compuesto en ovejas y en qué partes de la remolacha se concentra el ácido.
La toxicidad del compuesto analizado se origina por la quelación del calcio y puede ocasionar daños renales tanto en humanos como animales. Investigadores de la Facultad de Veterinaria y de la Escuela Superior y Técnica de Ingeniería Agraria analizaron en qué medida la alimentación con grandes cantidades de subproductos de remolacha, como se realiza en el momento de la cosecha con el ganado ovino en la provincia de León, pudiera ser perjudicial para las ovejas. Durante el otoño y el invierno, los ganaderos suelen aprovechar este tubérculo para dárselos a sus animales.

Sólo hay peligro si los animales consumen las hojas y las coronas
Los investigadores llevaron a cabo dos protocolos experimentales. En el primero, intentaron comprobar la toxicidad del compuesto al ser administrado por vía oral a las ovejas, a través de diferentes dosis. Los expertos pudieron comprobar que las mayores dosis producían efectos más graves en los animales, llegando incluso hasta la muerte en pocos días. Además, pudieron describir los síntomas que ocasiona este tóxico, principalmente en el aparato digestivo, los riñones y en la presencia de calcio en la sangre.
En el segundo protocolo, los científicos analizaron en qué lugar de la planta se concentra mayor cantidad de ácido oxálico. Resultó ser en las hojas y las coronas. A continuación, alimentaron, de forma exclusiva, a varias ovejas con estas partes del tubérculo, y también con pulpa. Transcurridos tres meses, los animales no mostraban síntomas clínicos ni lesiones. Sólo en aquellas ovejas que se alimentaron de hojas y coronas aparecieron cristales de oxalato cálcico en el riñón, asociados al ácido oxálico. A la luz de estos resultados, los investigadores validaron las prácticas tradicionales de alimentación del ganado ovino en la provincia de León.

Mas noticias

Actualidad Animales de compañia

21 Septiembre 2021

21/09/2021

“La calidad y la sostenibilidad están íntimamente ligadas a la cultura corporativa de AniCura”

Actualidad Animales de compañia

21 Septiembre 2021

21/09/2021

Logros y desafíos en la lucha contra la rabia (3) – Inmunidad frente a la infección

Productos Animales de compañia

21 Septiembre 2021

21/09/2021

Novedad editorial: ¿Cómo mantener la motivación del personal en el centro veterinario?

Actualidad Porcino

21 Septiembre 2021

21/09/2021

América se blinda de norte a sur ante la expansión de la PPA

Empresas Porcino

21 Septiembre 2021

21/09/2021

Gepork presenta su nuevo catálogo en Figan 2021

 
 

EVENTOS