MI CUENTA |

La EFSA emite un informe sobre el impacto de la infección por el virus de Schmallenberg

Se han utilizado tres modelos para evaluar el impacto del SBV en la salud, en los rendimientos productivos y en el bienestar de los animales


La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha emitido un informe en el que recoge la evaluación general del impacto de la infección por el virus de Schmallenberg (SBV) en la salud, los rendimientos productivos y el bienestar de los animales.  

En Europa más de 3.745 explotaciones han reportado casos del virus, que se han confirmado en el laboratorio, en varios estados miembro, a mediados de mayo. La EFSA ha revisado los informes epidemiológicos y ha señalado que el SBV se ha detectado en el ganado bovino, ovino, caprino y bisontes. Incluso se han detectado anticuerpos de frente al SBV en ciervos y no se sabe si otras especies estarían afectadas.

También ha confirmado que los nuevos estudios sostienen la evaluación inicial realizada por el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades, que indica que es muy poco probable que el SBV represente un riesgo para los seres humanos.

En cuanto a las vías de transmisión, los últimos estudios entomológicos han identificado al SBV en muestras de campo de mosquitos del género Culicoides obsoletus. Actualmente no hay ninguna evidencia de cualquier otra vía de transmisión que no sea transplacentaria o a través de vectores.

Además, para evaluar el impacto del virus (la diseminación espacial y temporal, la proporción de explotaciones afectadas y la proyección potencial de los casos del síndrome de artrogriposis hidranencefálica) ha utilizado tres modelos. En las regiones con explotaciones SBV positivas y confirmadas, asumiendo una alta prevalencia de la infección y la inmunidad después de la infección, el impacto en los partos de 2012 y 2013 debería ser bajo. Sin embargo, en el supuesto de que el SBV sobreviviera al invierno de 2011, los modelos sugieren que en las regiones no afectadas, con temperaturas adecuadas para la transmisión dentro del rebaño por vectores y la alta densidad de especies susceptibles (bovinos y ovinos), es probable que la infección se propague.

La EFSA también propone una serie de recomendaciones para intentar llegar a conocer más sobre esta infección, entre las que se incluyen, aunque no se limitan, la continuación con los estudios serológicos en las regiones afectadas y las regiones limítrofes a estas zonas, el estudio del impacto a nivel de rebaño y de animal, la monitorización de los supuestos vectores, el establecimiento de los parámetros de transmisión de los vectores, la investigación de otras vías de transmisión, la susceptibilidad del huésped, la virulencia y el período vulnerable durante la gestación. Por otra parte, se deben investigar los posibles orígenes del virus, a medida que se disponga de más información sobre las características del virus y la infección epidemiológica.

Mas noticias

Actualidad Animales de compañia

21 Septiembre 2021

21/09/2021

“La calidad y la sostenibilidad están íntimamente ligadas a la cultura corporativa de AniCura”

Actualidad Animales de compañia

21 Septiembre 2021

21/09/2021

Logros y desafíos en la lucha contra la rabia (3) – Inmunidad frente a la infección

Productos Animales de compañia

21 Septiembre 2021

21/09/2021

Novedad editorial: ¿Cómo mantener la motivación del personal en el centro veterinario?

Actualidad Porcino

21 Septiembre 2021

21/09/2021

América se blinda de norte a sur ante la expansión de la PPA

Empresas Porcino

21 Septiembre 2021

21/09/2021

Gepork presenta su nuevo catálogo en Figan 2021

 
 

EVENTOS