MI CUENTA |

Revisión del tratamiento e indicadores del pronóstico en casos de degeneración mixomatosa de la válvula mitral en perros


An update on treatment and prognostic indicators in canine myxomatous mitral valve disease
J. Häggström,K. Höglund and M. Borgarelli. Journal of Small Animal Practice 2009, Vol 50 (1), pp 25-33

La regurgitación mitral debida a la enfermedad mixomatosa de la válvula mitral es la causa más frecuente de fallo cardiaco congestivo y de mortalidad asociada a una cardiopatía en los perros.

Generalmente se necesitan varios años para que la enfermedad progrese de leve (enfermedad mixomatosa de la válvula mitral sin signos clínicos) hasta una enfermedad grave con signos clínicos de fallo cardiaco congestivo. En un porcentaje de perros nunca se llega a desarrollar este proceso de fallo cardiaco antes de morir por otras causas o por el envejecimiento.

Se han descrito algunas variables como predictivas del inicio del fallo cardiaco y se piensa que podrían ser útiles para identificar qué perros necesitan un seguimiento más intenso o tratamiento. Existen diferentes estudios clínicos bien diseñados que dan recomendaciones sobre el tratamiento de la enfermedad mixomatosa de la válvula mitral en perros con o sin signos de fallo cardiaco congestivo. Estos estudios ofrecen información sobre el efecto del tratamiento en la evolución de la enfermedad y algunos de ellos también identifican algunos factores de pronóstico que pueden ayudar en el seguimiento de estos pacientes. El uso de estos factores de pronóstico, así como de los resultados presentados por estos estudio clínicos, puede ayudar al veterinario a decidir el mejor plan para el manejo de la enfermedad mixomatosa de la válvula mitral en los perros.

El objetivo de este artículo es hacer una extensa revisión de lo que se conoce sobre el tratamiento y los factores de pronóstico en esta enfermedad tan frecuente en perros.

Comentario clínico
Xavier Roura, med vet, PhD, Dipl ECVIM-CA. Hospital Clínic Veterinari, Universitat Autònoma de Barcelona.

Este artículo nos remarca aún más la importancia que tiene la enfermedad mixomatosa de la válvula mitral en los perros. Diariamente los clínicos veterinarios deben enfrentarse a esta enfermedad en perros con muy variables situaciones clínicas. Esta situación frecuente crea por tanto confusión a los veterinarios y le plantea una serie de cuestiones:

  • ¿Cuál es el mejor tratamiento cuando el perro tiene signos clínicos?
  • ¿Y cuando no tiene signos clínicos?
  • ¿Cómo puedo evaluar que el perro evoluciona bien o mal con el tratamiento?
  • ¿Qué pronóstico he de darles a los propietarios?

Este artículo repasa lo publicado hasta ahora y reafirma las conclusiones expuestas en el texto de revisión presentado previamente por mí en esta misma sección de cardiología del portal.

A la espera de una línea guía o un texto de consenso por parte de los mejores cardiólogos veterinarios, las conclusiones más importantes que el clínico veterinario ha de aplicar a sus casos de enfermedad mixomatosa de la válvula mitral son:
  • Es una enfermedad crónica que en la mayoría de los perros cursa de una forma progresiva desde una regurgitación leve sin signos clínicos a cuadros más graves con fallo cardiaco congestivo. Sin embargo muchos perros mueren como consecuencia de la edad o de otras alteraciones patológicas.
  • Los factores de riesgo más importantes para que haya una rápida progresión de la enfermedad mitral son la edad, la gravedad de los cambios valvulares y el grado de regurgitación mitral.
  • Los factores que pueden predecir la evolución hacia un fallo cardiaco congestivo son el ratio aurícula izquierda/aorta (por ecocardiografía), el índice vertebral-cardiaco (por radiografía), la frecuencia cardiaca y la concentración sanguínea de los péptidos natriuréticos.
  • Aunque existe controversia entre los cardiólogos veterinarios, no hay ninguna medicación que haya demostrado su eficacia en prevenir o disminuir la progresión de la enfermedad mitral en casos leves sin signos clínicos.
  • Los perros con enfermedad mitral y signos clínicos se han de tratar con diuréticos, inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina (IECA) y pimobendan. Los efectos beneficiosos de la espironolactona y del levosimendan aún no se han demostrado.
  • Las variables más útiles en el seguimiento de los perros con enfermedad mitral una vez han desarrollado un fallo cardiaco congestivo son el tamaño del corazón, el grado de regurgitación mitral, el mantenimiento del tratamiento con furosemida, el tipo de terapia adjunta, la tolerancia al ejercicio, la gravedad de la caquexia cardiaca y el grado de disfunción sistólica.
  • En la mayoría de casos el pronóstico se ensombrece si aparece fibrilación atrial, rotura de las cuerdas tendinosas o infarto del miocardio.

Mas noticias

Articulos Animales de compañia

30 Julio 2020

30/07/2020

Nuevo protocolo quimioterapéutico para el linfoma multicéntrico o mediastínico felino de alto grado

Empresas Animales de compañia

30 Julio 2020

30/07/2020

Calier dona 50 ordenadores para apoyar la formación de jóvenes durante el curso 2020-2021

Empresas Animales de compañia

30 Julio 2020

30/07/2020

Grupo Zendal convoca la II edición de los Internacional Zendal Awards

Empresas Animales de compañia

30 Julio 2020

30/07/2020

El Vet Symposium 2020 de Royal Canin tendrá formato de streaming

Actualidad Porcino

30 Julio 2020

30/07/2020

Desarrollan un nuevo método que detecta más fácilmente el virus de la PPA

Noticias de interés

 
 

EVENTOS