MI CUENTA |

Efectos secundarios del tratamiento con acupuntura


Dolores Puertas Navarro.
Veterinaria, diplomada IVAS - http://www.ivasespana.com - Especialista en équidos

La acupuntura, como cualquier medicina, no es inocua. Si el diagnóstico no es correcto o se aplica un tratamiento incorrecto, puede producir efectos secundarios. Como cuando en un tratamiento alopático aplicamos una sobredosis de un producto medicamentoso, tendremos unos efectos secundarios, ya sea por dosis errónea o por tiempo prolongado del tratamiento, con la acupuntura puede pasar exactamente lo mismo.

Causas de los efectos secundarios en acupuntura
  • Cuando el diagnóstico es incorrecto.
  • Cuando aplicamos los puntos incorrectos.
  • Cuando aplicamos demasiadas agujas.
  • Cuando aplicamos un tiempo inadecuado.
  • Problemas derivados de una punción inadecuada.


Diagnóstico incorrecto
Como todos los veterinarios conocemos, un diagnóstico incorrecto nos llevará a un tratamiento erróneo. Aunque en este caso la acupuntura o, dicho de forma más simple, la energía que vamos a mover en el organismo de nuestro paciente tiene la tendencia, como en la vida misma, a equilibrarse a modo de vasos comunicantes; como la naturaleza es sabía, la energía va a tender a buscar su camino más correcto, a pesar de todo.

Aplicación incorrecta de los puntos
Puede ser de dos maneras. La primera es que después de realizado un diagnóstico correcto, se eligen un conjunto de puntos inadecuados. Eso puede (digo puede, porque es una suposición) producir unos efectos secundarios como fiebre, vómitos, diarreas, agitación, nerviosismo, inquietud o empeoramiento del cuadro que ya sufre l animal.

Un ejemplo sería en una paciente donde hay un “exceso de” (podría ser calor, dolor o cualquier síntoma con exceso) y los puntos que decidimos aplicar en vez de disminuir y dispersar el “exceso de”, van a colaborar a aumentarlo. Evidentemente, nuestro paciente va a empeorar.

Y otra posibilidad sería no aplicar la aguja en el punto. Normalmente, los puntos de acupuntura tienen un diámetro de 1 cm (eso en un punto es mucho espacio), aunque depende de la localización anatómica y de la especie que tratamos (el punto de un periquito, nunca puede tener el mismo tamaño que el de un águila real o un caballo). Son palpables y cada punto tiene una localización anatómica muy concreta pero, aun así, puede que el veterinario acupuntor no aplique correctamente la localización de la aguja, por lo que ese punto no tendrá ningún efecto.

Aplicación de un número excesivo de agujas
Es una causa de efectos secundarios de las más frecuentes y suele pasar en los veterinarios acupuntores poco experimentados o con pocos conocimiento de acupuntura: se tiende a querer curar todo en una sesión y, a veces, eso no es posible, ya que cuanto más crónica es la enfermedad más tiempo necesitaremos para reorganizar el desequilibrio.

Los libros antiguos y los maestros de los que he aprendido tienden a poner las mínimas agujas posibles, eso es del orden de unas 10 agujas. Y la maestría y el arte de la acupuntura llegan a su máximo cuando puedes equilibrar todo el sistema con UNA sola aguja; es un arte que no es fácil.

He visto veterinarios acupuntores poner desde 20 a 50 agujas. Eso es un EXCESO, donde disipas demasiada energía, y más si ese organismo no está acostumbrado a que se le mueva la energía con acupuntura.

A mis alumnos de la Diplomatura en de Acupuntura Veterinaria Internacional siempre les explico que la aplicación de las agujas de acupuntura es como cuando llega tu jefe por la mañana y comienza a dar muchas órdenes en muy poco tiempo, tipo: “Hoy quiero que hagas esto y esto, y esto, esto y esto… ¡¡¡ahhh!!! y no te olvides de esto y lo otro y lo de más allá ”. Al final sólo consigues recordar como mucho las 2 o 3 primeras órdenes, pero el resto las olvidas. Lo mismo pasa con la acupuntura: al organismo se le deben de dar pocas órdenes, claras y concisas, para que el tratamiento tenga un máximo de efectividad.

Y los efectos secundarios que podemos encontrar en nuestros pacientes cuando hemos puestos muchas agujas suele ser que se suele pasar desde 2 a 3 días durmiendo hasta una semana, sin energía ni para moverse. Y si el animal estaba en un estadio con una energía muy baja, porque es un animal anciano y enfermo, podemos incluso dispersar tanto su energía que le puede llevar a la muerte.

Sesiones demasiado prolongadas
Respecto al tiempo de la sesión de acupuntura, esta parte es más difícil de saber. Normalmente, si observas a tu paciente al poner las agujas, la mayoría entran en un estado de relajación tipo alfa, ya que hay una secreción importante de endorfinas y eso les provoca una sensación placentera. Y en el momento que la energía ha hecho su trabajo, en mi experiencia, me encuentro o bien que la aguja se cae sola, o bien que el animal pasa de una sensación placentera a una actitud de actividad renovada, incluso algunos te miran y ponen la expresión de: “Ya estoy”. Y ese es el momento que te indican cuando debes sacar las agujas.

En los textos antiguos dicen que para tonificar a un animal de edad mediana son entre 5 a 15 minutos y para sedar ente 20 a 30 minutos. Pero como cada animal es un mundo, depende de su constitución, de su cantidad de energía en general.

Punción inadecuada
Los problemas derivados de la punción inadecuada son varios:

    • El “mal de aguja” sucede en pacientes que reciben acupuntura por primera vez, en sujetos con constitución física débil o muy sensibles y también si se hace una manipulación incorrecta demasiado fuerte.
      En casos ligeros, los síntomas son vértigo, mareo, palidez, náuseas, palpitaciones, malestar general y sudoración fría.
      A veces hay casos más graves, y se produce palidez, temblor de las extremidades, pulso fino y débil y pérdida de conocimiento.
La autora con uno de sus pacientes.
  • También podemos encontrar una aguja bloqueada, que no se puede sacar y eso provoca dolor al paciente.
  • Una posibilidad, pero muy poco frecuente, es la aguja rota dentro del cuerpo y ahí habría que hacer un pequeño acto quirúrgico y extraer el fragmento que se ha quedado dentro.
  • Otra posibilidad es la aguja torcida, que suele producirse debido a una contracción muscular del paciente y es una aguja que suele provocar dolor.
  • Otras alteraciones de la punción pueden ser las lesiones físicas que se pueden crear al penetrar la piel como puede ser la punción en una vena, provocando hematoma local, o lesiones de órganos internos:
    - Pulmón: pneumotorax traumático.
    - Hígado, bazo y riñones: hemorragia grave.
    - Vesícula biliar, estómago, intestinos, vejiga: reacción peritoneal.
    - Médula espinal, bulbo, raíces nerviosas: lesiones nerviosas, neuritis.


Conclusión
Creo que estas son grosso modo los efectos secundarios generales de una mala praxis con la acupuntura.

Siempre les digo a mis alumnos que “el límite de la acupuntura es el acupuntor”.

Mas noticias

Productos Animales de compañia

30 Octubre 2020

30/10/2020

Frontline Tri-Act lanza el manual Control integral de la leishmaniosis canina

Actualidad Animales de compañia

30 Octubre 2020

30/10/2020

“La estrategia para el futuro es claramente la digitalización de nuestros cursos”

Productos Animales de compañia

30 Octubre 2020

30/10/2020

Sure Petcare presenta Animo, el monitor de comportamiento y actividad para perros más innovador del mercado

Articulos Animales de compañia

30 Octubre 2020

30/10/2020

Claves para el manejo de la dermatitis atópica

Actualidad Avicultura

30 Octubre 2020

30/10/2020

La producción de huevos de granjas sin jaulas aumenta en todo el mundo

Noticias de interés

 
 

EVENTOS