MI CUENTA |   
¿Todavía no estás registrado?

“Estamos trabajando para que el CCMIJU sea un foco de atracción de talento emprendedor y de empresas”


El Centro de Cirugía de Mínima Invasión Jesús Usón (CCMIJU) de Cáceres es una institución dedicada a la formación e investigación de técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas y sus fines primordiales son la promoción de la investigación, la innovación y el desarrollo tecnológico en ámbito sociosanitario. Su director científico, Francisco M. Sánchez Margallo, explica en esta entrevista cuál es su labor en el centro y cómo ha discurrido su carrera profesional hasta llegar al puesto que desempeña en la actualidad.

A la hora de decidirse por una especialidad, ¿qué le hizo decantarse por ésta y dónde se formó?

Aunque ya conocíamos estas técnicas en mi época de estudiante, fue al finalizar los estudios de Veterinaria cuando se produjo mi auténtico contacto con la cirugía de mínima invasión. Durante mi paso por la Cátedra de Cirugía de la Facultad de Veterinaria de Cáceres, dirigida por el profesor Usón Gargallo, como becario FPI tuve la oportunidad de recibir una formación quirúrgica general que incluía también una serie de técnicas muy novedosas como la endoscopia, la microcirugía y la laparoscopia. De la mano del profesor Usón comenzamos a profundizar en las posibilidades de este tipo de técnicas, de manera que mi formación se enfocó en estas áreas y prosiguió con la apertura de las instalaciones del Centro de Cirugía de Mínima Invasión y la defensa de mi tesis doctoral en el campo de la laparoscopia veterinaria. Hoy en día seguimos trabajando intentando potenciar estas áreas y otras como la radiología intervencionista en veterinaria, la terapia celular, etc.

¿Cómo resumiría su trayectoria en el CCMIJU?

Mi trayectoria profesional ha estado estrechamente ligada desde sus orígenes al desarrollo del primer CCMI, inaugurado en 1995. Posteriormente, y tras una experiencia de 12 años en este primer centro, donde desarrollé labores de coordinador de Laparoscopia y Endoscopia y director del Área quirúrgica, nos trasladamos en 2007 al actual CCMIJU, donde soy el director científico.

¿Qué significa para usted este nuevo cargo?

Por una parte me posibilita aportar la experiencia adquirida en los últimos 20 años y, por otra, me ofrece la oportunidad de seguir creciendo profesionalmente con la propia expansión del centro. En este sentido, hemos tenido que incrementar el personal y las actividades en los últimos años, incorporar nuevas áreas de trabajo, promover las áreas de investigación y explorar nuevas opciones como la colaboración con empresas, la búsqueda de nuevos mercados, etc., que marcarán el futuro del centro en los próximos años.

¿Cuáles son sus objetivos más inmediatos?

Los objetivos a corto y medio plazo pasan por consolidar el crecimiento que ha experimentado el centro en los últimos cinco años, tanto en actividades como en personal. Iniciamos una nueva etapa con nuevas áreas de trabajo como la reproducción asistida, la bioingeniería o la terapia celular, que deben asentarse en los próximos años. A más largo plazo estamos trabajando para que el CCMIJU sea un foco de atracción de talento emprendedor y de empresas que permitan generar nuevos modelos de desarrollo relacionados con la tecnología y el conocimiento. Este modelo debe trabajarse intensamente en los próximos años pues es inevitable que un centro de este tipo deberá adaptarse a la nueva realidad económica y social que estamos viviendo.

¿Podría comentar alguna de las líneas de investigación en que están trabajando?

En líneas generales los próximos años dirigiremos nuestros esfuerzos en varias líneas de investigación que engloban desde el desarrollo y evaluación de técnicas quirúrgicas, realizadas con abordajes mínimamente invasivos, hasta el desarrollo de proyectos relacionados con ensayos preclínicos con diferentes biomateriales y nuevos dispositivos médicos. También hemos ido incorporando trabajos de bioingeniería para la concepción y desarrollo de nuevos dispositivos quirúrgicos, y sistemas y tecnología para mejorar la enseñanza o el entrenamiento, como simuladores, instrumental, etc. Otras líneas se relacionarán con nuevas opciones terapéuticas como la terapia celular o la reproducción asistida, entre otras. Del mismo modo, queremos potenciar los trabajos de farmacología con altos estándares de calidad para el desarrollo de investigaciones con empresas farmacéuticas y biotecnológicas.

El CCMIJU acoge numerosos cursos y congresos. En general, ¿cómo viven esos días en que el centro es “invadido” por profesionales externos?

Actualmente el centro recibe unos 1.500 alumnos en cursos teórico-prácticos que conviven con nosotros durante 2-3 días. Asimismo, se organizan diferentes congresos, reuniones científicas, simposios, etc., en los que sólo se incluye formación teórica. Las actividades se organizan siempre bajo estrictas normas de calidad, por lo que todo el proceso está muy controlado y estandarizado. Cada persona tiene asignadas unas tareas y responsabilidades, lo que nos permite organizar simultáneamente varias actividades. En diferentes ocasiones hemos llegado a organizar de forma simultánea algún congreso y varios cursos prácticos. Aunque siempre surge algún imprevisto, creo que la experiencia adquirida durante estos años nos permite afrontar las actividades de formación con relativa tranquilidad y seguridad.   

Ha compartido numerosas vivencias con el doctor Jesús Usón. ¿Destacaría algo en concreto de lo que ha aprendido de él?

Conozco al profesor Usón desde hace 23 años. La verdad es que he tenido la oportunidad de compartir muchísimas experiencias profesionales y personales con él. Bajo su tutela pude iniciarme en el mundo de la cirugía, mi desarrollo profesional ha estado estrechamente unido a su persona y, en la actualidad, tengo la suerte de contar a diario con su asesoramiento y apoyo científico en diferentes temas estratégicos del CCMIJU. Considero que he tenido la gran suerte de poder tener siempre a mi disposición su enorme experiencia, su tiempo y su amistad. Su mayor lección puede ser su encomiable dedicación al trabajo.

Para aquellos que piensen que ya es tarde para especializarse, ¿cómo les animaría a descubrir la cirugía mínimamente invasiva?

A mi juicio para llegar a implantar con garantías este tipo de técnicas, u otras similares en la clínica, se requiere de una adecuada formación. Creo que se debería tender a la especialización para introducir progresivamente técnicas avanzadas e incluso llegar a considerar estas técnicas como una opción quirúrgica más. Además, en este caso, la actualización y la formación continuada son aspectos claves que habrá que perfilar en el futuro. Actualmente las herramientas disponibles para el clínico son múltiples. Entre ellas destacan, por ejemplo, los cursos teórico-prácticos que puede organizar el CCMIJU en laparoscopia, endoscopia, radiología intervencionista o microcirugía. Asimismo contamos en España con una sociedad científica, AEVMI, en cuyos objetivos se contempla la promoción de este tipo de técnicas. También es cada vez más frecuente poder asistir a congresos que incluyen ponencias, comunicaciones, pósteres, etc., de colegas que utilizan este tipo de técnicas. 

Mas noticias

Actualidad Rumiantes

28 Junio 2022

28/06/2022

Transición energética para un futuro sostenible de las explotaciones agropecuarias

Actualidad Actualidad Veterinaria

28 Junio 2022

28/06/2022

La congresista Mariló Narváez escucha la opinión de los veterinarios sobre la ley de bienestar animal

Empresas Porcino

28 Junio 2022

28/06/2022

Nuevos videos sobre la circovirosis y su control

Empresas Animales de compañía

28 Junio 2022

28/06/2022

El abordaje precoz de la osteoartritis canina tiene premio

Productos Animales de compañía

28 Junio 2022

28/06/2022

Thermochip y Thermochip Mini, la nueva generación de microchips de identificación con biosensor de temperatura integrado

 
 

CURSOS

 
 

EVENTOS