MI CUENTA | NEWSLETTER

Thelaziosis ocular canina en Sevilla

Caso clínico


Loscertales B., Bonilla M.
C.V. Nexo Loscertales, Sevilla
nexo.loscertales@nexovet.com
Imágenes cedidas por las autoras

En los últimos años los casos de thelaziosis ocular canina se están extendiendo por diversas regiones de nuestro país [1,2]. Inicialmente solo se publicaban casos de animales que vivían o habían visitado la zona de La Vera extremeña [1,2], para posteriormente presentarse casos autóctonos en otras zonas de nuestra geografía [2].

Presentamos un caso de thelaziosis ocular canina diagnosticado en la provincia de Sevilla. Dada la relevancia que está tomando esta enfermedad parasitaria en nuestro país, y la rapidez con que se expande, hemos creído importante comunicar su presencia en una provincia donde, hasta la fecha, no se había denunciado ningún otro caso.

Caso clínico

Bayron es un perro macho, mestizo, de 16 kg, encontrado vagando por la zona de Los Alcores (Sevilla) en enero de 2011. La exploración dental indicó un año aproximado de edad. Mostraba una importante pérdida ponderal (figura 1). Por su tamaño y constitución se le calculó un peso ideal de unos 22 kg.

Figura 1. Bayron mostraba una importante pérdida ponderal.

En la primera consulta se le realizó un estudio completo: exploración física, análisis hemático y serología de enfermedades endémicas (Leishmania, Filaria, Erlichia, Borrelia y Anaplasma). Resultó positivo para Leishmania.

Resultados de la analítica

Al ser seropositivo para leishmaniosis se completó el estudio con un proteinograma, que mostró un aumento de alfa-2 globulinas (12 g/l) y descenso de la concentración de albúmina (14,3 g/l). Ambos datos resultaban consistentes con procesos infecciosos-parasitarios y síndrome nefrótico. El descenso de albúmina, además, se consideró secundario al estado de emaciación del paciente. Las proteínas totales eran normales (64 g/l), y las globulinas totales se hallaban en el límite superior de su rango (49,7 g/l), dando un coeficiente A/G= 0,3. Se instauró tratamiento de soporte para la recuperación general y específico para la leishmaniosis (miltefosina y alopurinol).

Trastornos oculares

Dos días más tarde el paciente presentaba una conjuntivitis moderada con leve secreción mucopurulenta. La exploración oftalmológica no mostró otras alteraciones de interés, por lo que se le administró tratamiento local (colirio antibacteriano, antiinflamatorio y antialérgico con gentamicina y dexametasona).

Una semana más tarde se realizó una revisión ocular, sometiendo al paciente a una nueva exploración oftalmológica, que reveló mejoría de la conjuntivitis con escasa secreción mucosa. Sin embargo, al realizar la eversión de los párpados se observó gran cantidad de larvas en ambos ojos (figura 2). Se retiró el máximo número posible de larvas, con ayuda de unas pinzas de Addson y lavados con suero fisiológico. Los ejemplares se conservaron en un tubo de ensayo con suero fisiológico, para su posterior identificación. Se decidió mantener la aplicación del colirio mientras se identificaba el tipo de verme causante de la blefaroconjuntivitis.

Figura 2. Al realizar la eversión de los párpados se observó gran cantidad de larvas en ambos ojos.

El estudio microscópico de los ejemplares de nematodo conservados se realizó en el laboratorio de nuestro centro veterinario. Las características morfológicas observadas en estos vermes nos llevó a concluir que pertenecían al género Thelazia (Spirurida, Thelaziidae) (figura 3). Si bien no llegamos a identificar la especie concreta a la que pertenecían, la revisión bibliográfica realizada nos llevó a tratar al paciente con ivermectina administrada por vía subcutánea (0,4 mg/kg).

Figura 3. Las características morfológicas observadas en los vermes nos llevó a concluir que pertenecían al género Thelazia.

Alta del paciente

Dos semanas más tarde se revisó al paciente. La exploración ocular era completamente normal, sin indicios de blefaroconjuntivis y ausencia total de ejemplares de Thelazia spp. Se realizó un test de fluoresceína en ambos ojos, sin que se detectasen daños corneales. Se repitió la dosis de ivermectina de modo profiláctico y se dio el alta al paciente.

Discusión

Epidemiologia y biología de Thelazia callipaeda

La thelaziosis ocular canina está catalogada como una enfermedad emergente en Europa [1-8]. Antiguamente esta enfermedad se conocía como “el gusano oriental”, ya que solo se presentaba en países asiáticos [4]. Sin embargo, en 1989 Rossi y Bertaglia [9] publicaron su presencia en Italia. En 2010, Otranto [5] ya la catalogaba como una enfermedad endémica en el sur de dicho país. Este mismo año se identificaron los primeros casos de thelaziosis ocular en España [2], que se había ido extendiendo por diversos países de Europa [6-9] desde la primera vez que esta enfermedad fue descrita en Italia. En 2008 se denunció el primer caso de thelaziosis humana en Italia, y en 2012 apareció el primer caso en España, que había afectado a una niña en Cáceres.

Aunque existen diversas especies de Thelazia, en Europa la thelaziosis ocular canina está causada por T. callipaeda, que afecta a diversos mamíferos, especialmente carnívoros, pudiendo también causar infestación ocular en el ser humano. Thelazia callipaeda es transmitida al hospedador definitivo por un hospedador intermediario, la mosca Phortica variegata. Recientes estudios muestran que, a diferencia de otros artrópodos vectores de enfermedades, en el caso de P. variegata es el macho el causante de la transmisión de la enfermedad.

En el hospedador definitivo los adultos de Thelazia se localizan bajo el tercer párpado, conductos nasolacrimales, sacos conjuntivales y conductos excretores de las glándulas lacrimales. Las hembras realizan una puesta de larvas en fase L1, aún protegidas por la membrana del huevo. Cuando el hospedador intermediario se alimenta de las secreciones lacrimales del animal infectado ingiere la L1, que madura hasta su forma infecciosa (L3) en el plazo de unas tres semanas. Alcanzada esta fase L3 migra hasta la probóscide de la mosca e invade a un nuevo hospedador definitivo cuando P. variegata se alimenta del mismo. El parásito entonces evoluciona a L4 y alcanza el estado adulto un mes más tarde en el nuevo hospedador.

La extensión de T. callipaeda a lo largo de Europa está facilitada por varios factores:

  • Es un parásito de alta longevidad.
  • Los hospedadores definitivos presentan baja reacción defensiva.
  • La alta tasa de reinfección.
  • Creación de reservorios del parásito entre la fauna salvaje.

Aunque no se han determinado preferencias raciales o sexuales, sí se ha observado una mayor incidencia en perros de raza grande, aunque se supone que se debe a que pasan más tiempo en el exterior que sus congéneres de menor tamaño. En España, la infestación suele producirse en el periodo de mayo a noviembre, que es el tiempo de actividad del hospedador intermediario.

Signos clínicos y diagnóstico

Los signos clínicos de la enfermedad se inician a los 7-15 días de la deposición de los vermes en el hospedador definitivo. Los síntomas más comunes y que ayudan al diagnóstico son:

  • Conjuntivitis irritativa mecánica.
  • Epífora moderada.
  • Leve blefarospasmo.
  • Secreción serosa (que puede evolucionar a seromucosa y mucopurulenta por infecciones bacterianas secundarias).
  • Aumento significativo de los folículos linfoides conjuntivales.
  • Ocasionalmente se produce prurito (asociado a ulceras corneales y/o queratitis por automutilación secundaria al prurito), blefaritis en casos crónicos y dacriocistitis.
  • En un caso excepcional se encontró un verme localizado intraocularmente.

Tratamiento

Una vez diagnosticado un caso de thelaziosis, el tratamiento inicial consiste en retirar el máximo número de vermes mediante lavados con suero salino y bastoncillos. Se recomienda hacer una citología para el control de infecciones secundarias. Como tratamiento definitivo se puede usar moxidectina tópica o sistémica (esta última vía confiere cinco meses de protección contra la thelaziosis), milbemicina (se debe mantener la administración mensual como profilaxis) o ivermectina.

Nuestro caso

Dado que en el tiempo en que se presentó el caso que publicamos no disponíamos de los conocimientos adquiridos con las recientes publicaciones, procedimos a realizar la identificación del parásito en nuestras instalaciones, consultando diversas fuentes sobre enfermedades parasitarias. Para ello observamos y fotografiamos microscópicamente las características morfológicas de los ejemplares extraídos de los ojos del paciente, y realizamos una comparación con imágenes de nematodos obtenidas en la revisión bibliográfica realizada. Dicha búsqueda bibliográfica nos llevó a identificar al nematodo como un ejemplar de Thelazia spp., y por el historial del paciente, y nuestro desconocimiento en la época sobre la thelaziosis canina, se asumió que era un tipo de thelaziosis propia de rumiantes que ocasionalmente pueden afectar a carnívoros.

Siguiendo las indicaciones encontradas en esos artículos, decidimos tratar al paciente con ivermectina administrada por vía subcutánea (0,4 mg/kg), tras explicar a la propietaria los posibles riesgos que suponía para el paciente, y obteniendo el consentimiento por escrito para realizar el tratamiento. Con la ivermectina se logró la completa eliminación de los vermes y resolución de la conjuntivitis asociada a su presencia.

Hoy día, tras revisar gran cantidad de información especializada publicada sobre la thelaziosis canina, escogeríamos otras opciones terapéuticas que implicasen menor riesgo para el paciente, pero cuando tratamos el caso, y a falta de bibliografía sobre esta enfermedad en España, optamos por seguir las indicaciones que encontramos en las publicaciones que había disponible en el momento sobre este tipo de parásitos.

Bibliografía

1. Fernandez S, Gonzales RV, Uzeda PV, Lapuente S, Marrón P. Aparece un nuevo caso de thelaziosis ocular canina en Madrid. Argos 2011; 133:46-7.
2. Montoya A, Hernández L, Gálvez R, Checa R, Vazquez MV, Miró G. Etiología, biología y epidemiología de la thelaziosis canina. Canis et Felis 2012; 119: 6-24.
3. Ruytoor P, Dèan E, Pennant O, Dorchies P, Chermette R, Otranto D, et al. Ocular thelaziosis in dogs, France. Emerg Infect Dis 2010; 16 (1): 1943-5.
4. Miró G, Montoya A, Hernández L, Dado D, Vázquez M, Benito M et al. Thelazia callipaeda: infection in dogs: a new parasite for Spain. Parsites & Vectors 2011; 4: 148.
5. Otranto D, Dantas-Torres F. Canine and feline vector-vorne diseases in Italy: current situation and perspectives. Parasit & Vectors 2010; 3:2.
6. Dorchies P, Chaudieu G, Siméon LA, Cazalot G, Cantacessi C, Otranto D. Reports of autochthonous eyeworm infection by Thelazia callipaeda (Spirurida, Thelazidae) in dogs and cats from France. Vet Parasitol 2007; 149: 294-7.
7. Malacrida F, Hegglin D, Bacciarini L, Otranto D, Nägeli F, Nägeli C et al. Emergence of canine ocular thelaziosis caused by Thelazia callipaeda in southern Switzerland.
8. Magnis J, Naucke TJ, Mathis A, Deplazes P, Schnayder M. Local transmission of the eye worm Thelazia callipaeda in southern Germany. Parasitol Res 2010; 106 (3): 715-7.
9. Rossi L, Bertaglia PP. Presence of Thelazia callipaeda. Railliet & Henry, 1910; in Piedmont, Italy. Parassitologia 1989: 31; 167-72.
10. Ortiz M, Salas V, Benito M, Carrasco J, Villagrasa M. Aspectos clínicos de la thelaziosis canina. Canis et Felis 2012; 119: 26-34.
11. Hernández L, Checa R, Montoya A, Carrasco J. Diagnóstico de la thelaziosis canina. Canis et Felis 2012; 119: 36-46.
12. Checa R, Montoya A, Hernández L, Rupérez C, Benito M, Miró G. Tratamiento de la thelaziosis canina. Canis et Felis 2012; 119: 48-56.
13. Prieto R, Elvira L, Astiz S. Caso clínico: thelaziosis bovina. Boletín de Anembe 2005; 71: 17-22.

Mas noticias

Articulos Animales de compañia

21 Noviembre 2019

21/11/2019

Carcinoma de células de transición del tracto urinario inferior en gatos

Eventos Agenda

21 Noviembre 2019 - 22 Noviembre 2019

21/11/2019 - 22 Noviembre 2019

IX Jornadas Técnicas de Vacuno de Leche de Talavera de la Reina

Actualidad Actualidad Veterinaria

21 Noviembre 2019

21/11/2019

Una visita al Centro Militar Canino de la Defensa

Articulos Animales de compañia

21 Noviembre 2019

21/11/2019

El peso corporal influye en la medición por ultrasonido de la glándula adrenal

Actualidad Porcino

21 Noviembre 2019

21/11/2019

La importancia de las razas ganaderas autóctonas en España

Noticias de interés

EVENTOS