MI CUENTA |

¿Calidad o cantidad? Hay que decidirse


Octavio Catalán Rueda es el jefe del Servicio Técnico de Rumiantes de INZAR S.L., empresa especializada en nutrición y sanidad de vacuno y porcino.

Desgraciadamente, en el sector primario, los proyectos no empiezan como deberían. Es decir, generalmente, no se produce lo que se tiene vendido, sino que tras la producción hay que iniciar una labor forzada de comercialización ante la necesidad de dar salida al producto. Sin duda es éste uno de los factores más influyentes en la falta de rentabilidad de muchas explotaciones, no sólo en nuestro país sino en cualquier lugar del mundo donde se entienda la agricultura o la ganadería más como una forma de vida que como un negocio.
Aceptando esta anomalía como un factor innato a la producción agropecuaria, y puestos en el lugar del empresario ganadero que se plantea hoy cebar terneros para producir carne de vacuno, se debería reflexionar, como primera medida para estudiar la viabilidad de un proyecto, sobre la pregunta que engloba el título de este artículo. ¿Me inclino a producir carne y busco en la cantidad una forma de disminuir costes u opto por diferenciar mi producto como medida para encontrar un mercado que me permita conseguir un valor añadido?
Es cierto también que en la vida las cosas no suelen ser ni blancas ni negras, sino más bien grises, y que si nos planteamos esta cuestión debemos pensar que si mi opción es producir carne sin más, debo de hacerlo no sólo optimizando el coste, es decir, ofreciendo un producto económico, sino acompañándolo de una aceptable calidad. Y, de la misa manera, si mi alternativa pasa por producir un producto con una determinadas características que lo hacen diferente y dirigido a un determinado nicho de mercado, debo de moverme en unos valores de venta que no imposibiliten la opción de compra en un determinado mercado.
Así, me gustaría analizar las ventajas e inconvenientes que implican producir cualquiera de los dos productos, partiendo de la base de que dicha elección se plantea como una condición sine qua non para hacer viable la actividad en el futuro.

Un momento moderadamente bueno para producir “a precio”
Si mi decisión se inclina a producir carne con la finalidad de satisfacer la demanda de mercado sin buscar cualidades especiales ni diferentes en mi producto, tengo a favor las condiciones actuales, no sólo del mercado nacional sino, posiblemente, del mercado europeo y mundial.
Debido a la situación que viene arrastrando el mercado nacional desde la crisis de las vacas locas, acentuada el año pasado con el incremento alarmante de los costes de producción por el elevado precio de las materias primas, que ha supuesto un descenso cercano al 20% de la producción, se ha producido un desajuste entre la oferta y la demanda, inclinando dicho desajuste hacia esta última.
Por otro lado, en Europa se está produciendo una disminución en el censo de vacas acompañado de la aparición de mercados emergentes en países del este que pasan a convertirse en nuevos consumidores de carne de vacuno y, a nivel internacional, en los grandes productores mundiales, sobre todo en el cono sur de América, se ha forzado una situación en las grandes fincas agropecuarias que encuentran más rentabilidad por hectárea en el cultivo de caña de azúcar o soja que en la cría de ganado, por lo que los propietarios deciden disminuir el número de cabezas a favor de los cultivos destinados a producir biocombustibles. Esto unido a tener que mantener una alta demanda de carne de su población a precios asequibles, que obliga a exportar a precios altos, y la caída de los precios mundiales de la carne debido a la crisis mundial, pone más que en entredicho el negocio de producir carne de vacuno en esos países.
Si bien parece ser que la situación de mercado acompaña, los costes de producción no son competitivos en los países de la Europa desarrollada en comparación con los países de la Europa del Este o con los grandes productores mundiales de carne de vacuno. Y para comprobarlo sólo hay que analizar los costes de la alimentación o la repercusión de gastos fijos en unos países y en otros.
En resumida cuenta, si decido producir para ofrecer un producto a precio, voy a tener más o menos asegurada una cierta demanda pero siempre produciré más caro que los países que se suponen que van a ser mi competencia.

Es mejor diseñar un producto de calidad
La otra opción, la de diseñar un producto diferente que conlleve unos atributos de calidad y buscar un mercado que lo valore tiene como punto negativo la de la dificultad comercial, es decir, la dificultad de llegar a dicho mercado y hacer valer el producto sobre el resto ofertado manteniendo el nicho de mercado conseguido.
Pero tiene como punto positivo que mi negocio se traslada a un mercado más pequeño que busca lo que le estoy ofreciendo y está dispuesto a pagarlo, siempre que mantenga las cualidades de ese producto.
Las señas diferenciales pueden ser las más variadas, desde la producción de carne de animales acogidos a IGP (indicaciones geográficas protegidas) o marcas de calidad, a carnes con atributos especiales, como indicaba en mi anterior artículo, como las carnes funcionales enriquecidas en antioxidantes o las que aportan determinados perfiles de ácidos grasos más cardiosaludables. Las posibilidades son variadas y hay que buscarlas o ajustarles en función del mercado a que me pueda dirigir.
Si me encontrara en la tesitura de tener que decidir entre las dos opciones que estamos valorando, aunque siempre es de atrevido dar consejos, yo me inclinaría por la última, es decir, por la de producir un producto de calidad diferenciada. Tomando mías las palabras del doctor Carlos Sañudo en su conferencia del último Congreso de ANEMBE en Salamanca, diría que con la carne no conviene seguir la máxima comercial que indica que hay que producir lo que el mercado demanda, sino diseñar un producto, buscar quien está dispuesto a pagarlo y producirlo siempre igual y lo más óptimamente posible.

Mas noticias

Actualidad Animales de compañia

16 Abril 2021

16/04/2021

“La unión de Nextmune y Diavet nos hará más fuertes: en este caso, 1+1 va a ser más que dos”

Actualidad Animales de compañia

16 Abril 2021

16/04/2021

Últimas aportaciones científicas en alergia y dermatología veterinaria

Actualidad Rumiantes

16 Abril 2021

16/04/2021

“Los rebaños de raza Latxa han demostrado su resiliencia, si bien es cierto que a corto plazo se enfrentan a problemas”

Actualidad Actualidad Veterinaria

16 Abril 2021

16/04/2021

Los veterinarios recordarán que son “esenciales para la sociedad” el próximo Día Mundial de la Veterinaria

Actualidad Actualidad Veterinaria

16 Abril 2021

16/04/2021

La Asociación Mundial Veterinaria y HealthforAnimals buscan la mejor respuesta de los veterinarios en la crisis de la COVID-19

 
 

EVENTOS