MI CUENTA | NEWSLETTER

La debilidad de nuestro sector

La falta de rigor informativo puede tener muy graves consecuencias


Juan Grandía es veterinario especialista en porcino y director técnico de Agro-Test-Control.

Vivimos en un mundo que ha evolucionado muchísimo en los últimos años. La información está al alcance de todos, la gente tiene posibilidades de viajar por todo el mundo y el turismo es un sector en auge.
Todo esto hace que tanto las noticias, como las enfermedades, se transmitan de unos lugares a otros con extraordinaria rapidez.
Nosotros trabajamos y vivimos de un sector ganadero que, al igual que los otros sectores que forman la cabaña ganadera, es extremadamente débil y lo constatamos en cada momento: cualquier noticia que se difunda en los medios de comunicación, sea cierta o no, sea contrastada o no, tiene una rápida repercusión en nuestro sector.

Algunas crisis pasadas...
En 1985 se detecta un prion en la carne de vacuno en Gran Bretaña y en 1994 se declara como una variedad de la enfermedad de Creutzfedt-Jacob, lo que ocasionó la EEB o la “enfermedad de las vacas locas”. El consumo de carne de vacuno disminuyó un 80% en algunos paises, y en España el 50%, arruinando al sector del vacuno.
En abril de 2003 se desencadena un tipo de gripe producido por el virus Influenza A serotipo H5N1 en Asia, la llamada gripe aviar. El consumo mundial de carne de pollo cae en picado y el sector avícola se tambalea. Aparece un nuevo brote en Holanda en 2003 con el serotipo H7N7. Hasta el momento, el sector porcino parecía amparado por un paraguas divino que nos protegía de este tipo de desgracias mediáticas.
El virus de la gripe porcina se detecta en Estados Unidos en 1930 en unas granjas de cerdos y hasta 1998 se mantiene estable existiendo sólo un subtipo, el H1N1, causante de la enfermedad. Ya en 1918 se produce una infección de virus influenza en personas denominada la gran pandemia o “gripe española”.
En 1957 aparece un brote de gripe nueva en humanos en Asia, donde muta el virus y cambia el subtipo de H1 a H2 y en 1968 ocurre en Hong Kong donde el virus de influenza A muta cambiando el subtipo H2 a H3. Los dos casos se catalogan como pandemia.

… y presentes
Y, al final, el 25 de abril de 2009 la prensa española empieza a mencionar el brote de gripe que ha aparecido en México con el titular “La OMS teme una nueva pandemia de gripe”.
Es una nueva variante del virus influenza A serotipo H1N1 y se la denomina en letras mayúsculas “GRIPE PORCINA”.
Ya en el primer periódico que mencionó el brote rezaba en una columna del interior :”Se ha llamado gripe porcina, aunque en realidad el virus aislado no infecta cerdos y nunca ha sido visto antes en estos animales” (ABC, 25 de abril de 2009).
En las mismas fechas nos llega a ANAVEPOR una circular de Obregón (Sonora) de AMVEC (Asociación Mexicana de Veterinarios Especialistas en Cerdos) en la cual nos comunican que: “Hasta el momento no contamos con evidencia de que la cepa presente en humanos tenga ninguna relación con la especie porcina, ni hasta el momento se han reportado signos clínicos en granjas de cerdos de la República Mexicana”.
Posteriormente, y sumergido ya en la vorágine de noticias que nos bombardeaban día a día y posiblemente preso de las ansias de protagonismo, el Sr. Jorgen Shlundt, director del Departamento de Seguridad Alimentaria de la OMS afirmaba que la carne de cerdo afectado puede transmitir la gripe. Evidentemente es desmentido y desacreditado rápidamente por sus superiores.
La prensa rebautiza la nueva gripe el pasado 29 de abril, bajo recomendación de la Unión Europea, llamándola gripe “A”.
El pasado 2 de mayo Rusia prohíbe las importaciones Españolas de animales vivos y carne de cerdo que no haya sufrido un tratamiento térmico. El 90% de nuestras exportaciones a Rusia es carne congelada. Afortunadamente, parece que ese problema en particular ya está solucionado.
En nuestro país, cuando el porcino empezaba a salir de la crisis más profunda sufrida hasta el momento, con subidas continuadas de las cotizaciones en lonja durante 12 semanas, el pasado 7 de mayo el cerdo baja 3 céntimos/kg, al igual que en casi toda Europa donde las bajadas son entre 2 y 4 céntimos, y ciertas grandes cadenas de supermercados empiezan a hablar de la disminución de consumo de carne de cerdo.
Quizás nos deberíamos plantear si no es mejor tener un poco más de rigor a la hora de hacer declaraciones, dar noticias o decir frases lapidarias que puedan influir de forma negativa en el consumidor y, por ende, arruinar a todo un sector. Y no tener que desmentir, desacreditar o rectificar constantemente.
Ahora sólo nos queda decir “esperemos que el mal no este ya hecho”.

Mas noticias

Curso con experto: Casos clínicos de medicina felina

Curso con experto: Capacitación para el personal auxiliar de centros veterinarios (2ª parte)

Cytopoint celebra dos años resolviendo casos de dermatitis atópica con éxito

Perros de terapia acompañan a los niños en su vuelta al colegio

AVEE crea un directorio de veterinarios fisioterapeutas equinos

Noticias de interés

EVENTOS