MI CUENTA | NEWSLETTER

Estrategias de control de salmonella en broilers


Nico M. Bolder
Consultor privado
Apeldoorn, Países Bajos

La presencia de Salmonella en la carne de pollo es una de las causas más importantes de toxiinfección alimentaria en humanos. La reglamentación de la UE se centra en la contaminación de Salmonella en broilers y en un futuro próximo se prohibirá el comercio de carne de pollo fresca infectada.

Los programas de control de Salmonella están en funcionamiento en varios países de la UE. En el caso de los Países Bajos, gracias a este programa, el índice de infección por Salmonella en la carne de pollo ha disminuido significativamente en los últimos 10 años, pasando de un 20% a menos de un 5% en 2009, aproximadamente.

Requisitos mínimos
En primer lugar, debe quedar claro que no existe un protocolo general que todas las granjas deban seguir. Las diferencias individuales entre explotaciones exigen programas de erradicación específicos para cada granja. En algunas ocasiones Salmonella es muy persistente, por lo que lo mejor es que la intervención comience con un análisis de riesgo y con la identificación de los puntos críticos después de la limpieza y desinfección en la explotación.

No obstante, son básicos unos requisitos mínimos para el control de la bacteria:
• Un estándar higiénico alto (Buenas Prácticas de Higiene).

• La limpieza y desinfección deben realizarse a fondo. Su verificación y la detección de contaminación residual debe hacerse mediante muestreos con hisopos.

• Monitorización de los edificios, suelos y equipos y reparaciones necesarias.

• Monitorización de las operaciones y el manejo durante la cría de los animales.

• Entre ciclos productivos se debe llevar a cabo un muestreo extra. De esta forma será posible saber en qué momento se introdujo la bacteria en la explotación.

• Desinfección del interior de los sistemas de alimentación.

• Intensificación de los programas de erradicación de insectos y roedores.

• Tratamiento del agua y la alimentación con ácidos orgánicos (de cadena corta o media) en caso de ser necesario.

• Estimación de un modelo de resistencia antibiótica para cada cepa de Salmonella aislada.

El factor más importante es la bioseguridad. Ésta debe incluir los edificios, el mantenimiento, la higiene del personal, los programas de limpieza y desinfección, etc. Sin una buena bioseguridad cada esfuerzo será inefectivo y, por tanto, ineficiente. Una vez que se ha detectado la infección en la explotación, el desarrollo del programa de erradicación debe ser tan rápido como sea posible, ya que después de varios y sucesivos ciclos productivos la bacteria coloniza la explotación y no es fácil erradicarla.

Limpieza y desinfección
La limpieza y desinfección es un proceso muy complejo, pero hay una regla muy importante: no existe una desinfección eficiente sin una limpieza profunda previa.

La operación general de limpieza debe consistir en un periodo de remojo durante el cual se aplicarán los jabones y los detergentes. Los residuos grasos y proteicos se retiran mejor después del remojado. Es imprescindible que los especialistas indiquen los productos que se deben utilizar. Se recomienda hacer una inspección de las instalaciones después de la limpieza para comprobar que no ha quedado suciedad residual. Esto sólo se puede hacer correctamente cuando las instalaciones están secas, ya que en condiciones de humedad la suciedad no se aprecia. Los residuos detectados durante la inspección prevendrían una desinfección insuficiente.


Sistema de alimentación
La desinfección del sistema automático de alimentación, especialmente de los conductos, es muy importante. Éste aparece como la principal fuente de contaminación durante la primera semana de vida si se rastrea la bacteria en pollitos. Además, si hay polvo, la contaminación penetra en el sistema a lo largo del ciclo productivo y permance allí durante la limpieza y desinfección. Las conducciones del sistema no pueden limpiarse fácilmente, pero hay formas mediante las cuales se puede desinfectar sin muchos problemas. Los conductos pueden llenarse con altas dosis de ácidos orgánicos o de formaldehído, mediante un portador ligero y esponjoso, como es el salvado de avena. Posteriormente, para limpiar los tubos se debe retirar el sinfín y utilizar agua y detergente. En último caso, las conducciones se pueden sustituir, lo que quizás podría ser la mejor inversión en el tiempo. No debe descuidarse la parte del sistema de alimentación que va desde el silo hasta el interior de la instalación, así como el interior del silo.

Los comederos deben desmontarse y limpiarse cuidadosamente antes de la desinfección.

Motores
Los electromotores albergan mucho polvo y suciedad dentro de sus tapas de protección. Ocurre lo mismo con los motores de los ventiladores. Los ejes de los ventiladores son, a menudo, fuentes de recontaminación tan pronto como vuelven a ponerse en funcionamiento.

Medidas adicionales
Después de limpiar e inspeccionar los suelos y paredes, se deben llevar a cabo las reparaciones pertinentes antes de proceder a la desinfección. Las uniones entre el suelo y las paredes deben ser inaccesibles, de lo contrario los insectos pueden refugiarse debajo del suelo entre ciclos productivos.

El control de plagas (ratas, ratones, cucarachas, etc.) es fundamental. Las plagas deben prevenirse para evitar la contaminación de rebaños adyacentes.

Cubrir las tolvas de alimentación es un método barato para prevenir que el polvo entre en los conductos del sistema de alimentación del interior de la instalación.

Cada instalación debe disponer de su ropa y botas, entre las que debe figurar un instrumento con el que cubrirse la cabeza. El personal debe llevar esta ropa específica y ser consciente de que tiene que mantener unas estrictas prácticas de higiene.

Todas las herramientas, como los contenedores y otros equipos, deben estar limpias y desinfectadas.

Los animales de compañía, como perros y gatos, no deben entrar en las instalaciones. Controlarlos regularmente puede darnos información del estatus de Salmonella en la explotación. Así mismo, muestrear el trigo o la paja que se almacenan en la granja puede ser un buen método para obtener esta información, en este caso en las materias primas. Es imprescindible mantener a los roedores fuera de estas instalaciones.

El entorno de las instalaciones debe estar libre de vegetación para mantener alejadas las plagas. En el caso de que no todos los alojamientos estén contaminados, se debe seguir un orden lógico: primero se realizarán las operaciones de mantenimiento en las instalaciones libres de la bacteria.

Es de gran ayuda disponer de un antibiograma de las cepas de Salmonella aisladas en la explotación, así se puede ajustar la terapia antibiótica a aplicar.


Premisas básicas
A continuación se exponen algunas premisas adicionales:
• Revisar los embalajes de los agentes de limpieza y desinfección, ya que las prescripciones que aparecen en ellos deben corresponderse a los productos.

• Tener en cuenta que la calidad química del agua (como el pH) en la limpieza y la desinfección puede influir negativamente en los productos utilizados.

•Secar todo después de la limpieza y antes de la desinfección. Los charcos en el suelo pueden diluir los desinfectantes.

• Instalar el equipo previamente a una desinfección gaseosa mediante formaldehído. La ventilación no debe realizarse mediante la apertura de las puertas.

• Instalar una barrera higiénica en la antesala, ya que ayuda a la disciplina de cambiarse de ropa y lavarse las manos.

• No es posible aconsejar qué productos se deben usar. Generalmente, las empresas orientan a sus clientes y, en cualquier caso, no existen productos malos.

• Se pueden desinfectar los sistemas de alcantarillado. De esta forma, la presión negativa en el interior de la instalación no traerá contaminantes.

• Realizar una limpieza externa extra de las vávulas de entrada de aire, así como del exterior de la instalación.

• Aplicar una dosis de flora competitiva el primer día de vida para que los pollitos tengan una barrera extra frente a Salmonella.

• Utilizar animales de un día procedentes de parvadas vacunadas frente a Salmonella, la inmunidad maternal ofrecerá una protección extra a los pollitos durante los dos primeros días de vida.

• Aplicar detergentes para limpiar y diferentes desinfectantes (preferentemente formaldehído), aunque no se han encontrado resistencias a estos productos.

• En el caso de que no se haya conseguido eliminar Salmonella, llamar a un profesional de la limpieza y desinfección.

Desafortunadamente no todas las granjas llegan a tener éxito, incluso después de la aplicación de un programa de intervención como el propuesto en este artículo. En muchos casos, el problema es que el estado técnico de las intalaciones es tal que no es posible limpiarlas y desinfectarlas sin una importante inversión.

En estas granjas, la solución puede ser la aplicación de vapor para la desinfección, aunque es muy caro y en ocasiones puede estropear los equipos de plástico.

A menudo las granjas infectadas por Salmonella sufren problemas de plagas, como la de cucaracha negra (Alphitobius diaperinus), que contribuyen al mantenimiento de la infección. Se requiere, entonces, un programa adicional de erradicación.

Mantener la guardia
Frecuentemente, la erradicación de Salmonella en granjas infectadas no es muy fácil y requiere de una aproximación complicada, un entrenamiento concienzudo y un muestreo frecuente. No hay una serie de intervenciones generales que llevar a cabo y cada granja se debe considerar individualmente y adecuar el programa diseñado.

Salmonella se aísla más frecuentemente de los sistemas de alimentación, de las grietas y las uniones, en los insectos y en los ventiladores. En muchas explotaciones, los pollitos se infectan con la bacteria ya durante su primera semana de vida, y en estas granjas el sistema de alimentación es a menudo Salmonella positivo.

La erradicación de la bacteria de las granjas de broilers repetidamente infectadas es, a menudo, cuestión de aplicar un gran número de intervenciones al mismo tiempo, que finalmente pueden llevarnos al éxito.

Las granjas libres de Salmonella deben mantener un elevado nivel de higiene durante un número sucesivo de ciclos productivos y probablemente sea necesario que apliquen intervenciones adicionales, como la acidificación del agua de bebida durante las dos primeras semanas.


Traducido por Teresa García. Albéitar

Mas noticias

23rd Congress of the European Society of Veterinary and Comparative Nutrition

VI Congreso de la Organización Iberoamericana de Porcicultura

XL Congreso Anaporc

¿Piensos con umami para mejorar el consumo de los lechones destetados?

Imagen de Marzena P. (Pixabay)

Se ha abierto el plazo de preinscripción para obtener el Certificado Español en Clínica Equina de 2020

Noticias de interés

EVENTOS