MI CUENTA |

COVID-19: ¿debemos temer la transmisión del ganado a los humanos?


El SARS-CoV-2 está causando uno de los peores desafíos mundiales en el siglo XXI en este momento. El virus es miembro de la familia coronaviridae y pertenece a los virus ARN. Se supone que el virus fue transmitido por animales salvajes en un mercado en China. Si el virus proviene de animales salvajes, ¿es posible que también se pueda transmitir a nuestros animales de granja y viceversa? Existe una considerable confusión en el mercado. En India, por ejemplo, las ventas de carne de aves de corral se redujo en un 80% desde enero, debido a los rumores de que se podía contraer el virus al comer pollo.

Coronavirus: ¡nada nuevo en la ganadería!

Para las personas que trabajan en el sector agrícola, los coronavirus no son desconocidos. Los productores de ganado a menudo luchan contra la diarrea en terneros recién nacidos y contra la disentería invernal en ganado adulto joven. Los criadores de cerdos conocen muy bien la diarrea epidémica porcina (PED) y la gastroenteritis transmisible (TGE). Los avicultores vacunan a sus animales contra la bronquitis infecciosa (IB). ¿Son todas estas enfermedades causadas por los mismos virus? ¡No! Se trata de diferentes miembros de la familia coronavirus.

La mayoría de los coronavirus son específicos de cada especie y tejido.

Para infectar animales o humanos, las proteínas espiga que forman la corona del coronavirus deben unirse a las moléculas receptoras en las células objetivo de los tejidos del huésped. La unión antígeno/anticuerpo es altamente específica, al igual que una cerradura y su llave. El SARS-CoV-2, por ejemplo, necesita una proteína particular de la membrana celular (enzima convertidora de angiotensina 2 - ACE2) para ingresar a las células humanas; los virus TGE, por otro lado, dependen de la aminopeptidasa N porcina (ANPEP). Las células de los cerdos tienen otras moléculas receptoras que las células de las aves de corral. Las células del tracto gastrointestinal son diferentes de las células del tracto respiratorio (Russ, 2020). 

Tabla: ejemplos para los diferentes coronavirus en ganado y humanos (adaptado de Ackermann, 2016)

Virus

Enfermedad

Especies

Genus*

TGEV
PEDV
FCoV-I

Gastroenteritis transmisible
Diarrea epidémica porcina
Peritonitis infecciosa felina (FIP) 

Cerdos
Cerdos 
Gatos

α

BCoV

HEV
MERS-CoV
SARS-CoV
SARS-CoV-2

Diarrea en terneros recién nacidos;
Disentería hemorrágica 
Enfermedad de vómitos y emaciación 
Síndrome respiratorio del Medio Oriente 
Síndrome respiratorio agudo severo 
COVID-19

Vacas

Cerdos
Humanos
Humanos
Humanos

β

IBV
TCV

Bronquitis infecciosa
Enfermedad de la cresta azul

Aves de corral
Aves de corral

γ

PDCoV

Coronavirus delta porcino

Cerdos

δ

* para la asignación al genus, un factor crucial es la proteína viral nsp 1.

Coronavirus en cerdos

Para los cerdos, existen cinco coronavirus relevantes. El virus de la diarrea epizoótica porcina (PEDV) y el virus de la gastroenteritis transmisible (TGEV) pertenecen al genus α. Muestran una alta afinidad por las células epiteliales del tracto gastrointestinal. El coronavirus respiratorio porcino (PRCV) también es un representante del genus α, pero no muestra ninguna afinidad con las células epiteliales gastrointestinales, sino que causa enfermedades respiratorias. Los otros virus son el virus de la encefalomielitis hemaglutinante responsable de la enfermedad por vómitos y emaciación y perteneciente al género β, y el deltacoronavirus porcino (PDCoV), que causa diarrea (Stiebnitz, 2017).

Coronavirus en aves de corral

La bronquitis infecciosa (IB) causada por un coronavirus perteneciente al genus γ, es una de las principales enfermedades respiratorias económicamente críticas en las aves de corral. Como también afecta al riñón y al tracto reproductivo, las consecuencias son daño renal, disminución de la producción de huevo y mala calidad del huevo. Otro problema importante de IB en aves de corral es la rápida propagación. Dentro de las 48 horas, toda una parvada puede infectarse y seguir siendo un reservorio de virus, incluso después de la recuperación. Por lo general, la infección es horizontal, de gallina a gallina, no de gallina a polluelo. Sin embargo, también es posible la infección a través de la cáscara de los huevos contaminados en los criaderos (MacLachlan y Dubovi, 2016).

Coronavirus en vacuno

Los síntomas asociados con los coronavirus bovinos son diarrea de terneros, disentería hemorrágica en bovinos adultos e infecciones respiratorias en animales de varias edades (MacLachlan y Dubovi, 2016). El coronavirus bovino pertenece al género ß. El coronavirus bovino no es tan específico del huésped como muchos otros coronavirus. Puede infectar perros, pavos y otros rumiantes salvajes, como los antílopes de agua, las jirafas o los venados de cola blanca.

¿Se puede intercambiar el SARS-CoV-2 entre humanos y animales?

El SARS-CoV-2, como el MERS-CoV (Síndrome Respiratorio del Medio Oriente) y el SARS-CoV (2002/03), pertenece al género ß de coronavirus. Los tres pueden infectar a animales y humanos, lo que se puede ver por la forma en que se propagan: el SARS-CoV se originó de los murciélagos, el MERS-CoV fue transmitido por los camellos, y para el SARS-CoV-2, se supone que los murciélagos (Zhou et al., 2020) pero también los pangolines (Zhang, 2020) son la fuente. Pero no animales de producción.
Hay un caso conocido de un cerdo infectado con SARS-CoV, que fue descubierto en China en el contexto de una investigación sobre la epidemia de SARS en 2002 (Chen, 2005). Científicos de la Academia de Ciencias de China en Beijing examinaron seis especies animales que viven en contacto cercano con humanos y encontraron a este cerdo infectado por SARS-CoV de origen humano. Como la única persona que tuvo contacto con el cerdo resultó negativa para el coronavirus varias veces, se concluyó que la infección probablemente provenía de alimentos contaminados con virus. Los cerdos en las zonas rurales de China a menudo son alimentados con las sobras de los restaurantes.

Por ahora: mantén la calma

Hoy, no hay indicios científicos de que el ganado pueda contraer SARS-CoV-2 de humanos o viceversa. En Alemania, el Instituto Friedrich Löffler (2020), un instituto de investigación líder en enfermedades epizoóticas, está llevando a cabo estudios exhaustivos en este momento para comprender mejor la sensibilidad de los animales hacia el SARS-CoV-2. Se esperan resultados confiables a principios de abril. Hasta entonces, mantengamos la calma y comportémonos de manera responsable para enfrentar estos tiempos inquietantes.

Inge Heinzl (Editor) y Rafael Pedrazuela (Global Technical Manager Swine).

EW Nutrition

Mas noticias

Empresas Animales de compañia

27 Noviembre 2020

27/11/2020

Dechra concluye su WebCongress con el abordaje terapéutico de la otitis aplicado a casos clínicos

Empresas Animales de compañia

27 Noviembre 2020

27/11/2020

Resvet ofrece el webinar “RRSS para clínicas veterinarias, todo lo que hay que saber”

Empresas Animales de compañia

27 Noviembre 2020

27/11/2020

HC Clover PS amplía su gama de complementos alimenticios veterinarios

Articulos Rumiantes

27 Noviembre 2020

27/11/2020

El ovino y el caprino han de tener un importante papel en la adaptación y mitigación al cambio climático

Productos Animales de compañia

27 Noviembre 2020

27/11/2020

Dog’s Love Súper Hierbas

Noticias de interés

 
 

EVENTOS