MI CUENTA |   
¿Todavía no estás registrado?

Situación actual de la salmonelosis en España

La infección por Salmonella sigue siendo una de las principales causas de zoonosis y es la responsable de la mayoría de las toxiinfecciones alimentarias en la Unión Europea y España.


Soledad Collado Cortés
Jefa de Servicio de Zoonosis. SG Sanidad e Higiene Animal y Trazabilidad
Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA)



Este artículo forma parte de la Guía Avium - Prevención y control de la salmonelosis, que puedes descargar en este enlace.


En 2021, en la Unión Europea se notificaron más de 60.000 casos de salmonelosis humana, de los que casi un 20 % requirieron hospitalización. No obstante, es probable que estas cifras fuesen muy superiores, pues hasta 2019 se habían venido notificando anualmente más de 90.000 casos y el análisis de la evolución de la enfermedad en el periodo 2017-2021 a nivel global en la UE no muestra ninguna tendencia significativa ni de incremento ni descenso, achacándose el descenso a las medidas de control de la COVID-19, que afectaron a la detección y notificación de casos en 2020 y también en 2021 (EFSA y ECDC, 2022).

En este mismo año 2021, España se situó en sexto lugar de la Unión Europea respecto al número de casos humanos de Salmonella spp y en cuarto lugar en número de brotes de salmonelosis comunicados. Estos datos hay que interpretarlos con cautela, pues los casos y brotes alimentarios no son completamente comparables entre países ya que no hay una vigilancia y normas de notificación totalmente armonizadas, además del citado efecto en la menor detección y comunicación debida a la COVID-19.

Características de la evolución de la enfermedad en los últimos años

Las fuentes de infección de Salmonella están muy extendidas a lo largo de la cadena alimentaria. En la actualidad, los piensos, los animales, los alimentos de origen animal o vegetal, y los propios seres humanos, pueden actuar como vehículos de la bacteria y ser causantes de la infección. Sin embargo, los resultados de las investigaciones microbiológicas y epidemiológicas realizadas para identificar las causas de los brotes de enfermedad a menudo relacionan los alimentos contaminados como principal fuente de transmisión de los casos de salmonelosis que afectan a más de dos personas que consumieron el mismo alimento, asociándose principalmente a los productos avícolas (en particular los huevos y los productos a base de huevo), seguidos de productos del porcino y otras carnes, aunque existen variaciones entre los diferentes países y los serovares implicados (Chanamé Pinedo et al., 2022). De hecho, a pesar de que múltiples serovares pueden causar infección humana, la mayoría de los casos se deben a un número relativamente bajo de ellos, identificándose a S. Enteritidis y S. Typhimurium como los dos principales serovares causantes de la enfermedad en Europa y en todo el mundo.

En la UE, los datos de 2021 mostraron que los tres serovares humanos notificados con más frecuencia continuaron siendo S. Enteritidis, S. Typhimurium y su variante monofásica (1,4,[5],12:i:-), que siguieron representando más del 70 % de los casos humanos adquiridos en la UE, como se viene observando desde 2014 (EFSA y ECDC, 2022).

En España, en 2021 se confirmaron un total de 3.913 casos de Salmonella spp. (según datos disponibles en mayo 2022) y al igual que en la UE, S. Enteritidis, seguido de S.Typhimurium, continuaron siendo los serovares más frecuentemente notificados en casos humanos con serotipo confirmado asociados a diferentes fuentes, especialmente a pollos de engorde y gallinas ponedoras. Ambas poblaciones precisamente durante ese año experimentaron un incremento en el número de manadas positivas a los serotipos de Salmonella de control con respecto a años anteriores.

Con respecto a Salmonella spp, los porcentajes de prevalencia más elevados en aves correspondieron a los pavos de engorde, con un 17,91 % y a las gallinas ponedoras, con un 8,34 %. Considerando únicamente los serotipos de Salmonella objeto de control, las gallinas ponedoras fueron las más afectadas con un porcentaje de prevalencia del 2,58 % (Informe de zoonosis “Una sola salud”, 2021, MAPA; Surveillance Atlas for Infectious Diseases, 2021, ECDC).

La importancia del papel de los huevos de consumo humano como fuente de salmonelosis es de destacar especialmente cuando se observa el nivel de cumplimiento de los objetivos de reducción de los programas de control de Salmonella en gallinas ponedoras. En el año 2021, hasta siete Estados Miembros de la UE superaron el objetivo de prevalencia máxima del 2 %, entre ellos España (EFSA y ECDC, 2022). Durante ese año, en España se notificaron varios brotes de toxiinfecciones alimentarias por consumo de huevo a nivel nacional y también hubo repetidas notificaciones por parte de Francia y otros distintos países de la UE y del Espacio Económico Europeo por un aumento de infecciones por S. Enteritidis ST 11 (se notificaron más de 270 casos en personas adultas y niños, con dos muertes registradas en hombres adultos, 25 casos hospitalizados y 60 casos con información de consumo de huevos/ovoproductos), que justificaron el inicio de una evaluación rápida de brotes realizada de forma conjunta entre la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y el Centro Europeo para la prevención y Control de las Enfermedades humanas (ECDC) para investigar la presunta vinculación de estas infecciones con el consumo de huevos y ovoproductos.

El caso de España

En esta investigación estuvieron bajo estudio cuatro granjas españolas por su posible vinculación epidemiológica o de trazabilidad, para la que el MAPA trabajó durante varios meses de forma coordinada con las CCAA implicadas, el Ministerio de Sanidad, la AESAN y el Instituto de Salud Carlos III, para actuar rápidamente aplicando las medidas necesarias tanto a nivel de producción primaria como de industria alimentaria. De la investigación del foco francés se llegó a identificar una granja de origen español, en la que se tomaron las medidas establecidas en el Programa Nacional de Control. No obstante, la EFSA y ECDC concluyeron que la cepa de Salmonella en cuestión está distribuida ampliamente por Europa, no pudiendo concluir que existiera un origen único (ECDC, EFSA, 2022). En cualquier caso, este hecho viene a subrayar las consecuencias de la presencia de Salmonella en las diferentes fases de la cadena agroalimentaria y la repercusión del comercio de animales y productos en la propagación de la infección a diferentes países.

La posición española en comparación con otros países de Europa en cuanto a prevalencia varía según el año, pero según los datos comunicados a la UE en 2021, España se situó en tercera posición en prevalencia de Salmonella spp. en manadas de ponedoras adultas, y en sexto lugar en prevalencia de serotipos objeto de control, siendo uno de esos siete países que no alcanzamos el objetivo de reducción ese año, situándonos por detrás de Chipre, República Checa, Polonia, Estonia y Malta (EFSA y ECDC, 2022).

La tendencia en la prevalencia de Salmonella de control en España había sido estable e inferior al 2 % desde 2013, cumpliendo, por tanto, el objetivo de la UE desde entonces. Sin embargo, en los últimos años se ha observado que mantenerse con este agente zoonótico en valores de prevalencia bajos y tener la meta de seguir reduciéndolos es uno de los retos al que se enfrentan las granjas españolas en la actualidad, ya que en 2019 y en 2021 se superó el objetivo de prevalencia máxima marcada por la Unión Europea, al alcanzar un 2,3 % y un 2,6 %, respectivamente. Los datos definitivos del año 2022 confirman que España ha vuelto a recuperar la prevalencia de manadas de gallinas ponedoras adultas por debajo del objetivo de la UE, con una cifra de 1,62 %, pero no se puede bajar la guardia en ningún momento. Debemos reestablecer cuanto antes la tendencia estable de prevalencia inferior al 2 %, y mantenerla varios años consecutivos, teniendo presente en todo momento que el fin último es un bien de fuerza mayor con interés para todos los consumidores, pues una reducción en la prevalencia se traducirá innegablemente en una reducción del riesgo de enfermedad en las personas.

Los resultados del resto de las poblaciones avícolas incluidas en los programas nacionales de vigilancia y control desarrollados también indican que hemos alcanzado el objetivo de prevalencia para los diferentes serotipos de control durante 2022 (datos de prevalencia conjunta de autocontroles y control oficial); con una prevalencia de manadas reproductoras del 0,36 % (con 6 manadas positivas a 5 serovares, cifra que aunque no supera el objetivo de la UE, duplica la prevalencia del año anterior), de pollos de engorde del 0,13 %, de pavos reproductores del 1,12 % (con una única manada positiva para una población inferior a 100 manadas, por lo que se considera cumplido el objetivo) y de pavos de engorde del 0,56 % (también superior a la del año anterior). Sin embargo, en todas las poblaciones hay diferencias muy marcadas entre la prevalencia de control oficial y la prevalencia de los autocontroles. La evolución de la prevalencia conjunta de los serotipos de Salmonella objeto de control se presenta en la figura 1.

Figura 1. Evolución de la prevalencia de serotipos objeto de control 2007-2022.Figura 1. Evolución de la prevalencia de serotipos objeto de control 2007-2022.

Serotipos más frecuentes

Del análisis de los serotipos de Salmonella spp. más frecuentes, se observa una situación muy variable según el año, pero en 2022 en reproductoras destacó S. Toulon, detectado en 16 manadas, seguido de S. Schwarzengrund. Ese año se han identificado todos los serotipos objeto de control en reproductoras excepto S. Hadar. Es de resaltar que S. Infantis se ha detectado en 3 manadas de la línea pesada (producción de carne) que también fueron positivas a S.E, ST y STM, mientras que en la línea de producción de huevos solo ha habido 1 manada positiva a serotipos objeto de control (S. Enteritidis, en ese caso). La evolución de los serotipos objeto de control en las diferentes poblaciones (datos conjuntos, manadas adultas) durante el periodo 2016-2022 se presenta en la figura 2.

En ponedoras, S. Enteritidis ha sido el más frecuentemente observado en 2022, seguido de S. Corvallis y de S. Typhimurium, identificados en 36, 19 y 16 manadas, respectivamente. En pollos de engorde, S. Infantis ocupa la primera posición en el total de serotipos de Salmonella spp identificados, encontrado en 144 manadas en 2022, seguido de S. Senftenberg. Este último también fue el serotipo más frecuentemente identificado en pavos de engorde, observado en 41 manadas, seguido de S. Typhimurium monofásica y S. Typhimurium. No obstante, en más de 500 manadas de pavos de engorde únicamente se descartaron los serovares de control, no llegándose a determinar o a notificar al MAPA los serovares causantes de la infección. Esta misma situación ocurre en el resto de poblaciones y en pavos de reproducción ocurrió en el 50 % de las manadas positivas, habiéndose notificado exclusivamente S. Coeln entre los serovares no objeto de control observados en 2022. Esto supone una lamentable pérdida de información valiosa. La evolución de los serotipos objeto de control en las diferentes poblaciones (datos conjuntos, manadas adultas) durante el periodo 2016-2022 está también representado en la figura 2.

  • Figura 2. Evolución de los serotipos objeto de control 2016-2022. Gallinas reproductoras.

  • Figura 2. Evolución de los serotipos objeto de control 2016-2022. Gallinas ponedoras.

  • Figura 2. Evolución de los serotipos objeto de control 2016-2022. Pollos de carne.

  • Figura 2. Evolución de los serotipos objeto de control 2016-2022. Pavos reproductores.

  • Figura 2. Evolución de los serotipos objeto de control 2016-2022. Pavos de engorde.

Programa Nacional de Control de Salmonella

La vigilancia y monitorización que se establece en el Programa Nacional de Control de Salmonella es una herramienta indispensable no solo para controlar los serotipos de Salmonella de importancia en salud pública que están más frecuentemente implicados en casos humanos de salmonelosis en la actualidad (como ya hemos comentado, habitualmente S. Enteritidis y S. Typhimurium), sino para detectar la presencia de Salmonella spp. en general (cualquier serotipo del género Salmonella) para investigar el origen de la infección (si la contaminación pudiera proceder de los piensos, por ejemplo) y valorar si las medidas de bioseguridad de la granja están siendo suficientes o no, y, por tanto, poder actuar lo antes posible para evitar nuevas infecciones. Además, es necesario conocer cuáles son los serotipos más prevalentes para evaluar tendencias en la epidemiología y patogenia de Salmonella, identificar si los serotipos detectados tienen relación con brotes de intoxicación alimentaria y vigilar su comportamiento en el desarrollo de resistencias a los antibióticos. El análisis de toda esta información es imprescindible para valorar si es necesario un cambio en los serotipos a los que se dirigen las medidas de control específicas. Por tanto, la presencia de cualquier serotipo de Salmonella es motivo de consideración.

El MAPA, en cumplimiento con la normativa europea, es el responsable de diseñar todas las actuaciones de control incluidas en el Programa Nacional, y de realizar el seguimiento y la coordinación de su aplicación a nivel nacional. Además, el Ministerio elabora anualmente un plan de control de los autocontroles, como garantía adicional del cumplimiento del Programa Nacional. En la investigación de toxiinfecciones alimentarias se trabaja de manera coordinada con el Ministerio de Sanidad, la AESAN y el Instituto de Salud Carlos III, y existe una estrecha colaboración entre granjas, veterinarios privados, Servicios Veterinarios Oficiales de las Comunidades Autónomas y la Administración en materia de sanidad animal. Esta colaboración permite un intercambio de información continuo y rápido entre los diferentes actores, de vital importancia para garantizar la sanidad animal y, por tanto, proteger la salud pública, contribuyendo a crear una mayor concienciación de la importancia que tienen cada uno de los actores en esta materia.

En los programas nacionales de control de Salmonella para el año 2024 que acabamos de enviar a la UE para su aprobación y cofinanciación, se ha presentado la misma estrategia de control que en años previos, no obstante, aún debemos esperar a la evaluación y recomendaciones correspondientes.

Referencias

  • Chanam_e Pinedo L, Mughini-Gras L, Franz E, Hald T and Pires SM, 2022. Sources and trends of human salmonellosis in Europe, 2015–2019: an analysis of outbreak data. International Journal of Food Microbiology, 379, 109850.
  • EFSA and ECDC, 2022. The European Union One Health 2021 Zoonoses Report. EFSA Journal 2022;20(12):7666, 273 pp.
  • ECDC, EFSA, 2022. Multi-country outbreak of Salmonella Enteritidis sequence type (ST)11 infections linked to eggs and egg products – 8 February 2022.

Mas noticias

Actualidad Salud pública

16 Abril 2024

16/04/2024

Tres días para trasladar a la sociedad el debate sobre la salud pública veterinaria

Actualidad Animales de compañía

16 Abril 2024

16/04/2024

La Xunta de Galicia apoyará la adopción de animales aportando hasta 150 euros para los primeros gastos veterinarios

Artículos Rumiantes

16 Abril 2024

16/04/2024

Repercusión de las altas temperaturas y los largos trayectos en el transporte de ganado de lidia

Productos Animales de compañía

16 Abril 2024

16/04/2024

Felimazole, ahora disponible como solución oral

Empresas Rumiantes

16 Abril 2024

16/04/2024

El presidente de la diputación de León y Dingonatura entregan los Premios Aventura Trashumante 2024

 
 

CURSOS

 
 

EVENTOS