MI CUENTA | REGISTRARME
PortalVeterinaria

La administración intravenosa de sulfato de magnesio reduce los efectos del headshaking en caballos


Imagen de Wim De graaf (Pixabay)Imagen de Wim De graaf (Pixabay)

El headshaking (o cabeceo) en los caballos es un síndrome frustrante y potencialmente peligroso. Las causas son diversas como el comportamiento estereotipado, la infección del oído, incluida la infestación de ácaros, el dolor dental, la enfermedad de la articulación temporomandibular, etc.

Otra condición, el headshaking mediado por el trigémino, también puede inducir una sacudida intensa y violenta, predominantemente en una dirección vertical.
De acuerdo con los veterinarios de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de California, Davis, el movimiento de la cabeza mediado por el trigémino se produce debido a un fallo de conexión en el nervio trigémino.

Signos

Sheldon y el resto de los autores del estudio explican que el headshaking mediado por el trigémino induce “un dolor facial no tratable y episódico, un rendimiento y calidad de vida comprometidos y, en última instancia, conduce a la eutanasia de los caballos gravemente afectados, lo que representa un gran problema de bienestar”.
Otros signos asociados con esta afección incluyen picazón aparente, hormigueo y aparente sensación de ardor en la cara del caballo. Los animales afectados también pueden resoplar, frotarse el hocico contra las extremidades o golpearse la cara.

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa subyacente. En casos de headshaking mediado por trigemino, Sheldon y sus compañeros indican que la administración intravenosa de sulfato de magnesio podría ayudar.
“El magnesio es un micronutriente que participa en cientos de reacciones químicas en el cuerpo del caballo. También desempeña un papel fundamental en la transmisión de los impulsos nerviosos, e incluso podría tener efectos neuroprotectores”, afirmó Kathleen Crandell una nutricionista del Kentucky Equine Research.
En el estudio mencionado anteriormente, se trataron seis caballos castrados diagnosticados con headshaking mediado por trigémino con una solución intravenosa de dextrosa (azúcar) al 5 % o con sulfato de magnesio intravenoso (solución al 50 % dosificada a 40 mg/kg de peso corporal).

Conclusión

Los caballos tratados con sulfato de magnesio tuvieron aumentos medibles en los niveles de magnesio en la sangre y una reducción del 29 % en la tasa de sacudidas de cabeza.

Sheldon, S.A., M. Aleman, L.R.R. Costa, et al. Intravenous infusion of magnesium sulfate and its effect on horses with trigeminal-mediated headshaking. Journal of Veterinary Internal Medicine. In press.

Mas noticias

Las jornadas de AVESA sobre seguridad alimentaria concluyen con estas 19 conclusiones

Imagen de rihaij (Pixabay)

El papel de los hongos en la enfermedad respiratoria equina

Adelantándose al estrés por calor

Rabobank analiza las consecuencias de la PPA en China

Grupo Asís regala un lote de sus productos en Iberzoo+Propet

Noticias de interés

EVENTOS