MI CUENTA | NEWSLETTER

Importancia de los ritmos circadianos y circanuales


Imagen de sonscho (Pixabay)Imagen de sonscho (Pixabay)

Casi todos los organismos, incluidos los caballos, adaptan sus estilos de vida al momento del amanecer y el atardecer. Estos ciclos de luz y oscuridad dan como resultado ritmos diarios (circadianos) y anuales (circanuales) de fisiología y comportamiento. Barbara Murphy, profesora asistente en la Facultad de Agricultura y Ciencia de los Alimentos del University College de Dublín, en Irlanda, ha estudiado ampliamente los ritmos circadianos y circanuales y cómo afectan a los caballos.

Estas son ocho de las conclusiones más importantes a las que ha llegado la autora:

  1. Las señales externas diarias, como el ciclo luz-oscuridad, los horarios de alimentación y los patrones de ejercicio, pueden sincronizar los ritmos circadianos de los caballos. Los ritmos circanuales se sincronizan no solo con la luz y la oscuridad, sino también con los cambios climáticos (especialmente la temperatura) y la nutrición disponible durante todo el año.
  2. ¿Cómo afecta la luz al cuerpo de los caballos? Cuando incide en el ojo, la retina envía una señal al cerebro, que, a su vez, envía un mensaje a todo el cuerpo sobre la hora del día que es. Sin embargo, no todos los tipos de luz son iguales. La luz azul, que está presente en grandes cantidades en la luz natural del día, estimula mejor los fotorreceptores en el ojo que regulan los ritmos circadianos.
  3. Los ritmos circanuales dictan los ciclos reproductivos de las yeguas. La temporada de reproducción natural se extiende de abril a octubre para coincidir con periodos más largos de luz natural. Los criadores han estado utilizando luz artificial para manipular eficazmente el ciclo reproductivo de la yegua durante décadas.
  4. Cambiar la duración del día puede afectar la libido de los sementales, las concentraciones hormonales y los niveles de testosterona, y hacer que cada pico se produzca durante los largos días de verano. Según Murphy, la luz LED enriquecida en azul durante el día puede ayudar a mejorar los niveles de testosterona de los sementales en la temporada de reproducción.
  5. También existe una correlación entre los ritmos circadianos y el rendimiento equino. La investigación ha demostrado que si los caballos siguen un régimen de ejercicio diario, sus genes musculares aprenderán a alcanzar su punto máximo en el momento asociado con ese ejercicio. Al entrenar a un caballo a la misma hora todos los días, esencialmente se están entrenando sus músculos para que rindan al máximo en ese momento.
  6. Los caballos, particularmente los atletas equinos que deben ir en avión a competiciones de todo el mundo, pueden sufrir el desfase horario al igual que los humanos. A pesar de que se encuentren de forma inmediata en un nuevo patrón de luz, sus ritmos corporales, como la temperatura corporal central, no se alinean con la nueva zona horaria por lo menos hasta 11 días después, según Murphy.
  7. Al estabular a los caballos bajo luces fluorescentes durante gran parte del día (que ofrecen muy poca o ninguna luz de longitud de onda azul), no se logra estimular los ritmos circadianos normales. Es necesario imitar la luz natural en los establos si se quiere mantener un buen manto, musculatura, inmunidad, etc. (hay que recordar que la luz afecta a todos los sistemas del cuerpo). Para que los caballos de trabajo estabulados estén en su mejor momento, Murphy recomienda ponerlos bajo luz azul enriquecida durante el día y mantenerlos en la oscuridad o bajo luz roja por la noche, con períodos de transición al amanecer y al anochecer.
  8. Se interrumpen los ritmos internos de los caballos al interactuar con ellos por la noche, para arrojar heno, hacer controles nocturnos, medicar o cambiar vendajes, por ejemplo. Tan pronto como se enciende el interruptor de luz se alteran sus relojes circadianos, lo que puede afectar su sueño, los niveles de cortisol (estrés) e incluso el rendimiento. Murphy recomienda usar luces rojas en lugar de fluorescentes al hacer tareas nocturnas en el establo. La eliminación de la contaminación de la luz blanca en la noche es clave para permitir que los ritmos circadianos del cuerpo se mantengan estables.

Los ritmos circadianos y circanuales pueden afectar a casi todas las respuestas fisiológicas, conductuales y metabólicas de los cuerpos de los caballos. Hay que ser conscientes de cómo las prácticas de manejo podrían inhibirlo todo, desde sus niveles hormonales hasta su función inmunitaria. Algunos cambios de iluminación relativamente simples pueden alentar a los caballos a estar alertas durante el día, descansar por la noche y mantener un cuerpo sano, según Murphy.

Mas noticias

Actualidad Porcino

11 Diciembre 2019

11/12/2019

Descárgate el calendario de eventos 2020 de Albéitar

Actualidad Rumiantes

11 Diciembre 2019

11/12/2019

Una mesa redonda aborda la sostenibilidad de la ganadería extensiva

Articulos Animales de compañia

11 Diciembre 2019

11/12/2019

El UPC puede ser útil para evaluar el catabolismo proteico en dietas bajas en proteínas

Actualidad Porcino

11 Diciembre 2019

11/12/2019

China aumenta las importaciones de porcino

Articulos Animales de compañia

11 Diciembre 2019

11/12/2019

Problemas de conducta asociados a la esterilización temprana en hembra

Noticias de interés

EVENTOS