MI CUENTA |   
¿Todavía no estás registrado?

Insectos, ¿proteína para los humanos o para los animales de producción?


Últimamente se ha hablado mucho sobre la idea de introducir a los insectos como fuente de proteína animal en nuestra dieta y ya se pueden encontrar en algunas grandes superficies pero... ¿Y si aprovechamos esta fuente proteica para nuestros animales de producción?

Primeros pasos

Hace varios años, concretamente en 2014, tuvo lugar una conferencia sobre la importancia de los insectos para alimentar al mundo, organizada conjuntamente por la Universidad de Wageningen y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) en la que se examinó la situación actual y el futuro potencial de los insectos como alimento humano y animal.

Eduardo Rojas-Briales, subdirector general de la FAO en 2014, aseguró que los insectos pueden ser una alternativa para la alimentación animal que es sostenible y respetuosa con el medio ambiente ya que se pueden alimentar a base de residuos biológicos, compost y purines, transformándolos en proteínas de alta calidad para la alimentación animal.

¿En qué punto nos encontramos actualmente?

La FAO asegura que los insectos tienen una alta eficiencia de conversión y requieren bajas cantidades de agua y de suelo; usar insectos como base permite reducir el uso de terreno a solo 45 m2 para generar 10 kg de proteína. El consumo de agua y las emisiones de contaminantes de efecto invernadero también disminuyen de una manera drástica. Pero, tal y como publica El Confidencial la idea no termina de calar entre los consumidores occidentales y la industria ha encontrado otros clientes: los animales de producción. “Hay una barrera cultural cuando se trata de comer insectos, aunque está desapareciendo gradualmente”, aseguró Arnold van Huis, un entomólogo de la universidad holandesa de Wageningen. “Pero ahora el uso de insectos como alimento para animales está despertando cada vez mayor atención”, afirmó.

Naciones Unidas calcula que el consumo de carne se duplicará de aquí a 2050, y las granjas necesitarán cada vez mayores cantidades de proteína para alimentar a sus animales. En este punto es donde los insectos se pueden convertir en el sustituto perfecto a la soja o el aceite de pescado que se utilizan ahora. Una idea que no es descabellada, aseguró Van Huis, ya que muchos de esos animales se alimentan naturalmente de insectos.

Según la consultora Research and Markets, la industria de la producción de insectos para convertirse en piensos sobrepasará los 1.000 millones de dólares anuales en el año 2022, el doble de lo registrado en 2017. Un crecimiento mucho más rápido que el de la industria de insectos para alimentación que, según la consultora Global Market Insights, sobrepasará los 710 millones de dólares en 2024, un incremento del 43,5 % respecto a los 55 millones de dólares registrados en 2017.

De qué se alimenten los insectos será fundamental para determinar el impacto final de toda la cadena, asegura Elaine Fitches, especialista en insectos en de la Agencia de Investigación sobre la Comida y el Medio Ambiente del Reino Unido. “No tiene mucho sentido [medioambientalmente] alimentarlos con soja, porque eso se les puede dar directamente al ganado”, comenta. “La producción de piensos es uno de las mayores problemas de impacto medioambiental en los sistemas de ganado convencional, y los sistemas de producción de insectos no son una excepción”, asegura un artículo publicado por Van Huis.

Caminando hacia el futuro

Recientemente, El Economista ha publicado un artículo en el que habla con el gerente de una de las primeras empresas de granjas de insectos en España. Según explica el gerente, criar insectos para elaborar las proteínas obtenidas a partir de las larvas de moscas es una alternativa ideal para la industria de la alimentación animal ya que "son una fuente más conveniente para fabricar un volumen alto y constante de harina para elaborar pienso para alimentación animal”.

Además, la harina procedente de insectos ofrece a las fábricas de piensos un precio estable, un volumen constante y una producción sostenible en la que se utilizan menos recursos. "Los insectos son fáciles de criar, ocupan poco espacio y la comida que toman tiene poco valor. Además, con la ventaja de que al ser residuos vegetales lo que comen contribuyen a una economía circular en la que se aprovecha todo”. Esta harina se puede utilizar para alimentación de peces que fue su primer mercado, pero también para pollos, cerdos o conejos.

Mas noticias

Actualidad Animales de compañía

04 Julio 2022

04/07/2022

“La oftalmología veterinaria tiene hoy medios diagnósticos muy interesantes, siguiendo muy de cerca la humana”

Artículos Rumiantes

04 Julio 2022

04/07/2022

Las mastitis son las protagonistas de la edición del mes de julio en Albéitar

Empresas Rumiantes

04 Julio 2022

04/07/2022

Veterinarios de toda España se desplazan a Menorca para conocer su sistema de producción de vacuno de leche

Actualidad Animales de compañía

04 Julio 2022

04/07/2022

Nuevas guías para el cuidado de gatos inapetentes y con sondas de alimentación

Actualidad Actualidad Veterinaria

04 Julio 2022

04/07/2022

Un estudio señala el caso de una veterinaria supuestamente contagiada por SARS-CoV-2 a través de un gato

 
 

CURSOS

 
 

EVENTOS