MI CUENTA | NEWSLETTER

La persistencia del virus de la PPC varía según la edad de los lechones


La Peste Porcina Clásica (PPC) es una de las enfermedades de mayor importancia para la sanidad animal a nivel mundial ya que genera altas pérdidas económicas debido a los costes derivados de la muerte de los animales y por los esfuerzos de erradicación.

La enfermedad está causada por el virus de la PPC (VPPC), que pertenece a la género viral de los Pestivirus, patógenos capaces de infectar persistentemente a sus hospedadores.

¿Cómo afecta a los lechones?

A finales de la década de 1970 se documentó que el VPPC podía persistir cuando las cerdas gestantes se infectaban durante el segundo tercio de la gestación. Los lechones nacidos de estas cerdas estaban infectados con altas cargas del virus y eran incapaces de generar una respuesta inmunitaria.

Este suceso dificulta seriamente la detección del virus por medio de las técnicas de diagnóstico utilizadas tradicionalmente para la monitorización epidemiológica de la enfermedad. En consecuencia, estos animales pasan desapercibidos en las granjas, diseminan el virus y se neutralizan los esfuerzos realizados para su erradicación.

El VPPC genera persistencia vírica en lechones

Recientemente se ha reportado que el VPPC también es capaz de generar persistencia vírica después de infectar lechones recién nacidos con cepas de baja y moderada virulencia, como la cepa Cataluña 2001 (Cat01), que provocó un brote en el año 2001 en diferentes granjas de esta región.

Estos cerdos recién nacidos pueden pasar clínicamente desapercibidos o mostrar una sintomatología que no se asocia a la PPC ya que no se genera una respuesta inmunitaria.

Por ahora se desconoce si este fenómeno se puede dar solo en lechones recién nacidos o también aparece en animales de más edad.

Un nuevo descubrimiento sobre el VPPC

Tal y como publica el CReSA en su blog CReSA & the city, dado el papel desempeñado por esta infección en el control de la enfermedad, el objetivo de este estudio* fue evaluar la capacidad del VPPC para inducir una infección persistente posnatal a las 3 semanas de vida.

Se infectó un total de nueve cerdos con VPPC y se tomaron muestras semanalmente durante 6 semanas para realizar pruebas virales, clínicas, patológicas e inmunológicas. Además, se calculó la relación CD4/CD8 con el propósito de relacionar este marcador con la infección persistente por VPPC.

¿Qué significa esta variabilidad en la persistencia?

Este estudio ha demostrado que los lechones nacidos de una cerda sin el pestivirus y que han sido infectados con la cepa Cat01 a los 21 días de vida, momento del destete y de la mezcla de camadas en la mayoría de granjas, también pueden desarrollar la infección persistente con el VPPC.

La respuesta de IFN-α se detectó principalmente una semana después de la infección, un resultado similar en todos los animales infectados. Sin embargo, el 44,4 % de los animales estaban infectados con VPPC de forma persistente, el 33,3 % murió y el 22,2 % desarrolló una respuesta específica de anticuerpos.

La proporción de lechones que presentó esta forma de la enfermedad (44,4 %) fue menor que la reportada previamente en estudios con lechones recién nacidos, donde aproximadamente un 60 % fueron persistentemente infectados. Este resultado sugiere que la edad en la que los animales se infectan desempeña un papel en el establecimiento de la infección persistente por el VPPC, siendo los animales mayores menos susceptibles a desarrollarla.

Además, mediante técnicas de inmunología, en este estudio se determinó que los animales persistentemente infectados con VPPC presentan alteraciones en algunas de las poblaciones de células del sistema inmunitario. Estas alteraciones han sido descritas en otras especies como signos de “agotamiento inmunitario”, un fenómeno que puede afectar negativamente a la respuesta del sistema inmunitario, no solo frente al VPPC sino también frente a otras infecciones.

Este tipo de animales infectados elimina grandes cantidades de virus y es difícil de evaluar desde el punto de vista clínico y anatomopatológico. Por lo tanto, la detección de este tipo de infección y su eliminación en áreas endémicas será relevante para la erradicación global del VPPC.

Conclusiones

Estos hallazgos proporcionan el primer informe de infección posnatal persistente por VPPC en cerdos a los 21 días de vida.

Este tipo de animales infectados eliminan grandes cantidades de virus y son difíciles de evaluar desde el punto de vista clínico y anatomopatológico. Es importante tener en cuenta que los cerdos infectados persistentes pueden pasar desapercibidos en los métodos serológicos utilizados para la vigilancia y no responder a la vacunación. Por lo tanto, la detección de este tipo de infección y su eliminación en áreas endémicas es relevante para el control global del VPPC.

Finalmente, estos resultados respaldan el uso de la infección persistente posnatal por VPPC como modelo en el estudio de los fenómenos inmunológicos asociados con la persistencia viral. Futuros estudios ayudarán a esclarecer la importancia que estos hallazgos puedan tener, tanto para el control de la PPC como para la sanidad animal en general.



*Bohórquez JA, Wang M, Pérez‐Simó M, Vidal E, Rosell R y Ganges L. (2019). Low CD4/CD8 ratio in classical swine fever postnatal persistent infection generated at 3 weeks after birth. Transboundary and emerging diseases, 66(2), 752-762.

Mas noticias

23rd Congress of the European Society of Veterinary and Comparative Nutrition

VI Congreso de la Organización Iberoamericana de Porcicultura

XL Congreso Anaporc

Curso con experto: Casos clínicos de medicina felina

Curso con experto: Capacitación para el personal auxiliar de centros veterinarios (2ª parte)

Noticias de interés

EVENTOS