MI CUENTA | NEWSLETTER

Políticos y científicos europeos se unen para hacer frente a la PPA


De izquierda a derecha: Ulrich Herzog, Chief Veterinary Officer de Austria y vicepresidente de la Comisión Europea Regional de la OIE; Vytenis Andriukaitis, comisario europeo de Salud y Seguridad Alimentaria; Marco Valletta, miembro del Gabinete del comisario Andriukaitis; y Monique Eloit, Directora General de la OIE.De izquierda a derecha: Ulrich Herzog, Chief Veterinary Officer de Austria y vicepresidente de la Comisión Europea Regional de la OIE; Vytenis Andriukaitis, comisario europeo de Salud y Seguridad Alimentaria; Marco Valletta, miembro del Gabinete del comisario Andriukaitis; y Monique Eloit, Directora General de la OIE.

La decimocuarta reunión del grupo permanente de expertos sobre la peste porcina africana (PPA) en Europa (SGE ASF14) se inauguró ayer, 10 de septiembre, por la mañana en Sofía, Bulgaria.

Representantes de alto nivel, incluido el Comisionado Europeo para la Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, la Directora General de la OIE, Monique Eloit y cinco Ministros de Agricultura de los países balcánicos, se unieron a la apertura del SGE ASF14 en Europa organizada por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Tal y como informa el comunicado, esta movilización es una fuerte señal de apoyo al trabajo realizado por expertos veterinarios para encontrar soluciones adecuadas para detener la propagación de la PPA en la región europea. Durante la reunión, que se celebra los días 10 y 11 de septiembre, alrededor de 90 participantes hablan sobre las últimas pruebas científicas y experiencias de campo sobre la enfermedad, su epidemiología y cómo recopilar y compartir mejor información para detener su propagación.

El grupo SGE ASF14

El Grupo Permanente de Expertos en PPA en Europa, que forma parte de la iniciativa FAO/OIE llamada "GF-TADs” para el Marco Global para el Control Progresivo de Enfermedades Transfronterizas de los Animales, reúne a expertos regionales e internacionales para intercambiar información científica y experiencias sobre la PPA.

Creado en septiembre de 2014, este grupo permanente se ha convertido con el tiempo en un modelo para otras regiones:

  • En abril de 2019, se creó un grupo similar en Asia para enfrentar el rápido desarrollo de la enfermedad en la región de Asia Pacífico, que alberga a más del 60 % de la población mundial de cerdos.
  • La próxima semana se lanzará un nuevo Grupo Permanente de Expertos en PPA en América. El objetivo es fortalecer la colaboración entre los países de la región para evitar la entrada del virus en el continente, que todavía está libre de PPA.

Reunión al más alto nivel diplomático

Este último evento en Serbia preocupa a los científicos y funcionarios veterinarios ya que actualmente existe un alto riesgo de que el virus se propague a toda la subregión de los Balcanes. De ahí la decisión del presidente de GF-TADs en Europa de agregar una sesión VIP con ministros de los Balcanes durante la reunión del SGE ASF14.

"La reciente propagación del virus en el sudeste de Europa constituye una seria amenaza para los países y territorios de los Balcanes”, destacó el comisario Andriukaitis ayer por la mañana en su exposición, "y debería desencadenar una acción inmediata a nivel nacional para aumentar significativamente el nivel de conciencia sobre la peste porcina africana y para abordar la situación. Las acciones prioritarias con los países vecinos también se deben definir de manera colaborativa, con la preparación como punto clave para el control de esta enfermedad”.

Evolución de la PPA en Europa

El impacto de la actual crisis mundial de PPA es una preocupación importante para la industria porcina, ya que pone en peligro el sustento de muchos pequeños productores y desestabiliza el mercado global de productos de carne de cerdo.

En Europa, el virus de la PPA se introdujo en Georgia en 2007 y se extendió hacia el norte a través de Rusia, Ucrania y Bielorrusia; luego llegó al territorio de la Unión Europea –Lituania– en enero de 2014, seguido rápidamente el mismo año por Polonia, Letonia y Estonia, antes de entrar en Moldavia en 2016.

La aparición más reciente de la enfermedad comenzó en 2017 con una propagación activa principalmente hacia el sur, donde entró en la República Checa, Rumanía, Hungría y Bulgaria. Además, el virus fue descubierto de forma totalmente inesperada en Bélgica en 2018, pasó a Eslovaquia y finalmente llegó a Serbia en agosto de 2019.

A través de las declaraciones de los países en el Sistema Mundial de Información sobre Salud Animal de la OIE (WAHIS), se estima que la PPA está actualmente presente en más de 45 países y territorios en el mundo. Durante las últimas dos semanas de agosto, 18 países y territorios notificaron brotes nuevos o en curso en WAHIS, incluidos 11 en Europa (Bélgica, Bulgaria, Hungría, Letonia, Moldavia, Polonia, Rumanía, Rusia, Serbia, Eslovaquia y Ucrania).

¿Qué impacto tiene?

En Europa, los expertos describen dos patrones principales:

  • En algunas partes de la región (principalmente norte y oeste) la enfermedad se encuentra predominantemente en las poblaciones de jabalíes, a veces con una ausencia total de brotes en cerdos domésticos.
  • En el resto de los afectados países, su progresión principal se produce en el sector porcino doméstico, con la mayoría en granjas de traspatio.

Otra lección aprendida de la experiencia de los últimos años es la capacidad del virus para saltar largas distancias y aparecer en lugares donde no se esperaba, como sucedió en:

  • La República Checa en junio de 2017, a más de 500 km de las zonas afectadas más cercanas (Polonia y Ucrania).
  • Bélgica en agosto de 2018, aproximadamente a 1.000 km del área infectada más cercana en Polonia.

"Para detener la propagación de una enfermedad para la cual no tenemos vacuna, la coordinación, la colaboración y el intercambio de experiencias entre todas las partes interesadas son esenciales, a nivel nacional pero también a nivel regional e internacional”, explicó Monique Eloit, Directora General de la OIE. "El control es posible cuando todos aplican y respetan las reglas para que la enfermedad no se vuelva endémica, como lo demuestra el éxito de la República Checa y Bélgica”.

Mas noticias

Nuevo método de detección de enfermedades cardiacas en gatos

Hacia un modelo más respetuoso con el medio ambiente

Los veterinarios tienen voz y voto en la CEOE

La clínica veterinaria Vetamic se incorpora al grupo AniCura

Bayer pone en marcha la Petshop Academy

Noticias de interés

EVENTOS