MI CUENTA |   
¿Todavía no estás registrado?

Un proyecto medirá el impacto en el bienestar animal de estímulos como la música ambiental o el personal externo a las granjas

A través de cámaras de visión en el espectro visible se graban las reacciones de los animales para ser analizadas con visión artificial a través de un algoritmo para poder ser tipificadas.


El análisis del comportamiento de los animales frente a la presencia humana a través de la inteligencia artificial es la base del proyecto HAI 4.0 (Human Animal Interaction). Tras finalizar la primera fase se inicia la segunda, que se prolongará hasta abril de 2024, con el objetivo de continuar mejorando el bienestar animal y la producción en las granjas mediante la automatización de la recopilación de indicadores que ayudan a mejorar la evaluación continua del bienestar, así como su obtención en casi tiempo real. También da respuesta a uno de los principales retos del sector, que es la consolidación y mejora de un sistema de producción cada vez más respetuoso con los animales.

La iniciativa parte de un consorcio formado por empresas, en el participan el Clúster Español de Productores de Ganado Porcino (i+Porc) como líder del proyecto, Ceva Salud Animal, Grupo Costa (Piensos Costa), Infoporc, Institut De Recerca I Tecnologia Agroalimentaries (IRTA), y Sigma EQT Servei (EQTIC, que pertenece al Clúster Digital de Catalunya). El proyecto ha sido financiado por la convocatoria de ayudas a Agrupaciones Empresariales Innovadoras del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. De hecho, la fase 1 del HAI 4.0 ha recibido financiación de la convocatoria correspondiente a 2021 con fondos nacionales (AEI2021) y la fase 2 del proyecto se presentó a la convocatoria de 2023 en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y financiada con fondos europeos Next Generation EU (AEI2023 MRR). La Fase 2 ha sido aprobada para ponerse en marcha con la ayuda del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

El HAI 4.0 mide con inteligencia artificial el nivel de bienestar animal en las granjas a través de cámaras de visión en el espectro visible. Con ellas se graban las reacciones de los animales para ser analizadas con visión artificial a través de un algoritmo deep learning basado en el protocolo Welfare Quality® para poder ser tipificadas. En la fase I se realizó la modelación de la herramienta y en la segunda se va a avanzar en mejorarla, para ayudar a la evaluación continua del bienestar de los animales en las granjas generando resultados automáticos y cercanos al tiempo real. Además, se va a trabajar en la escalabilidad de la herramienta, al ser más eficiente en términos de costes del consumo de tiempo de los cálculos del algoritmo en los servidores.

Evaluaciones de nuevos estímulos

Entre las novedades de la segunda fase destaca que se van a realizar evaluaciones del HAI ante nuevos estímulos, como la presencia de personas externas al personal de las granjas o la incorporación de música ambiental. También en escenarios como el de refrescamiento por nebulización, para aliviar el estrés térmico ante altas temperaturas ambientales. Además, se va a trabajar en la mejora del funcionamiento de los algoritmos de visión artificial y deep learning para el reconocimiento de los animales y la evaluación de su reacción. Por otro lado, se va a avanzar en la definición de un sello acreditativo “HAI friendly” o “Interacción Humano Animal amigable” para las granjas comprometidas en este proyecto.

El desarrollo del proyecto HAI 4.0 va a aportar beneficios e impacto positivo a nivel medioambiental, como la mejora del nivel inmunitario de los animales, o mayor eficiencia en el uso de recursos (alimento, agua, energía) en las instalaciones. Los resultados también permitirán ampliar el conocimiento sobre los mejores protocolos y pautas de interacción HAI, así como de las mejores condiciones ambientales para garantizar el bienestar animal.

Equipos de grabación y envío de señal de vídeo

En la fase I del proyecto se ha desarrollado un completo sistema de evaluación bajo las pautas de IRTA, Ceva e Infoporc, que fue probado en instalaciones de Piensos Costa. El sistema cuenta con equipos físicos de grabación y envío de señal de vídeo, que recogen la interacción entre humanos y animales en las granjas según los protocolos creados. Posteriormente, estos videos son procesados por el sistema machine learning – deep learning creado por EQTIC, que reconoce en las imágenes tanto a los operarios como a los animales, sus trayectorias y acercamientos o alejamientos.

El sistema ha sido capaz de llevar a cabo la detección, identificación y seguimiento de diferentes personas y cerdos en un entorno de granja real y extraer información en tiempo reducido. “La detección es lo suficientemente buena como para producir resultados de tracking notablemente avanzados”, recogen las conclusiones de la primera fase. En cuanto a la viabilidad de la continuación del proyecto, “dados los resultados obtenidos se puede comprobar que la solución es capaz tecnológicamente de poder implantarse en un entorno real”, se añade.

Bienestar animal e incremento productivo del sector

El sector porcino lleva años potenciando la innovación y la digitalización desde la granja para optimizar la sostenibilidad en todos los ámbitos, principalmente en lo referente a estándares de bienestar animal, y este proyecto HAI 4.0 se enmarca en esta tendencia. El bienestar animal es la consecuencia de que el cerdo esté totalmente saludable y en armonía con el medio que le rodea, y viene causado por una serie de estímulos o agentes en el entorno en el que habita, como la alimentación, las condiciones ambientales y diferentes variables en la interrelación con las personas encargadas de su cuidado.

Establecer un tratamiento digital del bienestar animal y su margen de mejora en cuanto a la interacción de los animales con los operarios de las explotaciones abre la puerta a un incremento productivo del sector, mejorando su imagen y haciéndolo más competitivo. Esta competitividad se notará en las pymes ganaderas del sector porcino, que son 86.000 en toda España, 850 de ellas englobadas en el paraguas de Grupo Costa.

Pioneros en obtener el sello Welfair®

Las granjas del Grupo Costa que participan en el proyecto pertenecen a Piensos Costa, origen del holding cárnico Costa Food Group, que en 2018 se convirtió en el primer cárnico de porcino blanco en España en obtener el sello Welfair® en Bienestar Animal certificado por AENOR en la totalidad de sus granjas a lo largo de todo su proceso productivo: desde la crianza y transformación del cerdo hasta la obtención de sus elaborados cárnicos. Además, cuenta con otros distintivos como el sello B + Compromiso Bienestar Animal en porcino de capa blanca.

Por eso, la apuesta por HAI 4.0 refuerza que el cuidado animal es uno de los principales baluartes de Costa Food Group, tercera mayor ganadería en Europa, que actualmente opera en 107 países con la integración de sus marcas Piensos Costa, Costa Food Meat, Casademont, Ibéricos Costa, La Nuncia, Villar, Aviserrano, Roler, La Alegría Riojana y Juan Luna.

Mas noticias

Actualidad Porcino

23 Febrero 2024

23/02/2024

El XIV Foro de la Asociación Nacional de Veterinarios de porcino Ibérico se presenta en Badajoz

Actualidad Rumiantes

23 Febrero 2024

23/02/2024

Luis Planas analiza con Anice cuestiones como el bienestar animal, la sostenibilidad o la competencia desleal

Actualidad Animales de compañía

23 Febrero 2024

23/02/2024

La UPV restringe la entrada de perros al campus

Productos Animales de compañía

23 Febrero 2024

23/02/2024

Schesir: desde siempre pioneros en innovación y nutrición

Actualidad Actualidad Veterinaria

23 Febrero 2024

23/02/2024

La Academia de Ciencias Veterinarias de Castilla y León entrega sus premios

 
 

CURSOS

 
 

EVENTOS