MI CUENTA | NEWSLETTER

Causas de mortalidad en un sistema de producción porcina a campo durante las etapas de crecimiento y terminación


Autores:

Méd. Vet. Jorge Brunori, Dr. Gustavo Zielinski, Prof. Agr. Naum Spiner, Méd. Vet. Raúl Franco, Dr. Darío Panichelli.

Área de Producción Animal - Estación Experimental Agropecuaria, Marcos Juárez – INTA.
 
Introducción
 
La sanidad es uno de los pilares fundamentales para el éxito o fracaso de todo sistema productivo. En producción porcina existen básicamente dos tipos diferentes de sistemas: a) en confinamiento, b) a campo con manejo intensivo. Ambas formas  difieren en muchos de  sus aspectos, pero básicamente en el tipo de instalaciones e infraestructura de que están dotados uno y otro, creando ambientes muy distintos donde se producen los animales.

Por tal motivo, las patologías en los sistemas a campo pueden diferir de las producidas en confinamiento en su forma de presentación a través de su incidencia y prevalencia diferenciales sobre cada categoría. Así, algunas se transforman en  más importantes que otras, dependiendo ello del sistema en sí, en cuanto a la forma de manejo, flujo de animales, reposición de reproductores, etc.
               
En la EEA Marcos Juárez se evaluó la importancia de las diferentes patologías a través del registro de causa de muerte en un sistema de producción porcina a campo con manejo intensivo, con el fin de cuantificar la incidencia de las distintas afecciones según la etapa productiva.
 
Materiales y métodos
 
Establecimiento: El relevamiento se realizó en la Unidad Demostrativa Agrícola Porcina que posee una superficie total de 80 ha. Esta se encuentra dividida en cuatro lotes de 20 ha. de los cuales uno posee pasturas perennes basadas en alfalfa y trébol blanco, mientras que  en  los tres lotes restantes se realizan cultivos agrícolas. La rotación establecida para cada lote es de 15 años de agricultura y 5 de ganadería porcina.
 
Instalaciones: Constan de 17 parideras a campo, dos lotes post destete, cuatro lotes para cría y cuatro para terminación, tres lotes de gestación, seis padrilleras y dos lotes de servicios. Se utilizan refugios, sombreaderos, bebederos tipo tazones  y comederos automáticos adecuados para cada categoría.
 
Manejo reproductivo
: Según la evolución a lo largo de los años podemos dividir la historia del sistema en dos etapas, la primera etapa con una  lactancia de 56 días, entre los años 1985 hasta el año 1997, una etapa de transición donde se comenzó a acortar la lactancia de 56 días a 42, hasta llegar a la lactancia actual de 28 días. La actividad porcina se realiza bajo un tipo de producción de ciclo completo, contando con 5 padrillos y 51 madres híbridas (H1 y H321), divididas en tres grupos de 17 cerdas con estacionamiento de servicios a campo  cada 50 días y un período de lactancia anteriormente mencionado. El servicio y la gestación se realizan a campo. En las dos primeras etapas de la gestación las cerdas se alimentan con balanceado racionado mientras que en la última se  aumenta la ración diaria hasta el parto. Durante la lactancia la alimentación es “ad libitum”. La reposición se realiza con hembras del Programa de Mejoramiento Genético INTA-MGC producidas en el multiplicador de la EEA Marcos Juárez, dándole su primer servicio con un peso aproximado de 130kg.

El ciclo de engorde se realiza a campo con una alimentación a base de balanceado ad libitum más el aporte de la pastura de alfalfa y trébol blanco llevando los animales a un peso de faena de alrededor de los 110 kg en 6 meses y medio.

Manejo sanitario: Cuando la lactancia era de 56 días se aplicaba a la cerda una dosis de antiparasitario externo e interno y vacunación contra rinitis atrófica previo al parto. A los lechones de 10 días de edad, se les aplicaba la primera dosis de vacuna contra la rinitis junto con la castración de los machos, una segunda dosis a los 30 días y vacunación contra Peste Porcina Clásica (PPC) y un antiparasitario en el momento del destete a los 56 días. Una vez que se acortó el período de lactancia a 28 días se mantuvo con la misma frecuencia la vacunación contra rinitis y se  agregó una vacunación contra pleuroneumonía a los 28 días (momento del destete) y un refuerzo a los 60 días. (En el caso de PPC se mantuvo su vacunación hasta el año 2002 cuando el establecimiento pasó a tener la categoría de centinela). La ración no contiene antibióticos en ninguna de las etapas productivas.
 
Registro de Datos: Los datos analizados fueron tomados desde el año 1985 hasta  mayo del 2004 en  dicha Unidad Demostrativa. Los mismos fueron recolectados a través de fichas individuales donde se registraba fecha, nro. de ficha, edad, peso, sexo, sintomatología clínica, tratamiento, resultado a la necropsia y diagnóstico presuntivo en los animales que morían.

Una vez recolectados los datos por medio de las fichas anteriormente deas se dividieron las categorías en tres etapas, para un mejor estudio de la problemática sanitaria. La etapa I  desde los 30 hasta los 60 días de vida, abarcaría en el primer período de evaluación toda la lactancia y en el segundo la lactancia y el post-destete, la etapa II entre 20 y 70 kg. (de aproximadamente 2 meses a los 4 meses de vida), y por último la etapa III desde los 75 kg. a 105kg. (de 4 meses en adelante)  sin tener en cuenta los reproductores.
 
Resultados y conclusiones
 
Sobre 595 casos clínicos de animales individuales muertos excluyendo los reproductores, se obtuvo un diagnóstico presuntivo en 403, abordando  este a través  de los signos clínicos, necropsias y eventualmente por medio de métodos complementarios. A continuación en la tabla nro. 1 se muestra la evolución de la mortalidad total en el período destete - terminación durante el tiempo analizado (1985 – 2003). Como se puede observar el porcentaje de mortandad total desde el post destete hasta terminación fue del  4.7% de los animales destetados.
 
 Tabla Nro. 1: Evolución de la mortalidad destete – terminación  (1985 – 2003)

En las siguientes tablas se muestran las causas presuntivas según la estación del año en que se produjeron las muertes.

Tabla 2: Causa presuntivas de mortalidad en posdestete (30 días a 60 días) desde 1985 – 2003.

Tabla 3: Causa presuntivas de mortalidad en recría (2 mese a 4 meses) desde 1985 – 2003.

Tabla 4: Causa presuntivas de mortalidad en terminación  (5 meses a 7 meses) desde 1985 – 2003.

Gráfico 1: Evolución de las Enfermedades por Categoría 

El estudio de la información evidencia una mayor incidencia de mortalidad en la etapa I y II que abarcaría el post destete y recría, siendo del 1.5 y 2.1 % respectivamente sobre el total de animales destetados en los 18 años estudiados. El período de terminación es la categoría con menor porcentaje de mortalidad (1%). La mortalidad entre los 30 hasta los 60 días de vida desde 1985 hasta el año 1997 fue menor, posiblemente debido a que en ese período la lactancia era de 56 días, observándose el mayor impacto de mortalidad en la etapa II, situación que se invirtió cuando a partir del año 1998 se redujo la lactancia a 28 días.

Esta situación podría remarcar la importancia del estrés post destete (Gerry Brent 1987, Brunori 2003), donde con una lactancia de 56 días se obtiene un lechón con mayor peso y una superior maduración  inmunológica para afrontar esta etapa en condiciones de campo. Al acortar la lactancia a 28 días si bien aumentaría  la producción por madre / año es de suma  importancia  lograr un buen peso al destete, entre 7 y 9 Kg, y contar con las instalaciones necesarias para alojar animales de estas características con el fin que su estado corporal no se deteriore.

Evaluando las diferentes patologías por su incidencia según las etapas productivas, podemos observar coincidencia con la bibliografía (Bárbara E. y col. 2000, Sebastiansky  J. 1982, Thornton 1988), donde en el período post destete,  las patologías entéricas son las que producen la mayor mortalidad sin encontrarse una influencia evidente de la estación del año (tabla 2). Otra patología a considerar, es la Enfermedad de los edemas, como podemos observar en la tabla 2 y 3,  con un alto número de afectados, observando una mayor incidencia en el post-destete como es típico de esta enfermedad. El total de la mortalidad por esta causa se dio en 4 brotes producidos principalmente en otoño, pudiendo especularse que en este caso hubo una leve influencia de la estación del año. En el resto de las patologías como neumonías, traumatismos y muerte súbita, no encontramos una incidencia relevante en la etapa I, salvo una cierta frecuencia de los traumatismos, estrechamente relacionado con el manejo al número de animales que conforman los lotes y sus instalaciones.  

En el caso de la etapa II se observa el aumento de la incidencia de las patologías respiratorias,  disminuyendo hasta casi tornarse insignificantes las  entéricas, que desaparecieron casi por completo en la etapa III.

En cuanto a la influencia del ambiente sobre las  patologías respiratorias podemos observar un leve aumento de la incidencia en aquellas estaciones donde los factores de humedad o de altas temperaturas son más extremas tales como el otoño y el verano.

En el caso de la etapa III se observa como la brecha entre las enfermedades respiratorias y digestivas sigue aumentando a favor de las patologías respiratorias, manteniéndose constante la influencia de la estación del año. Una causa de muerte que adquiere importancia, en esta etapa, es el Golpe de Calor, que termina desencadenando un paro cardio respiratorio. Esta se encuentra muy relacionada con las categorías que superen los 85 o 90 Kg de peso vivo. También se observa incidencia de cuadros patológicos, tales como los traumatismos.

Es destacable la baja mortalidad obtenida en forma constante a lo largo de 18 años de estudio, lo que sugeriría que un sistema cerrado a fuentes externas, en cuanto a la reposición de las hembras para reproducción y / o de cachorros para engorde, es una excelente forma de evitar la introducción de enfermedades para los sistemas al aire libre.

Como conclusión final del presente trabajo queda claramente demostrada la diferente incidencia de los cuadros digestivos en las primeras etapas de vida del lechón (30 a 60 días) y los cuadros respiratorios en etapas de recría y engorde  (60 días a terminación).
 
Bibliografía
 
1.- Barbara E.  Straw, Sylvie D´Allaire, Willian L. Mengeling, David J. Taylor; Enfermedades del cerdo Tomo I y II Editorial INTER-MÉDICA.  8º Edición 2000.
 
2.- Brunori J.; Spiner N. 2003 Estrategia de Manejo en Sistemas Intensivos de Producción de Cerdos a Campo.
 
3.- Sobastiansky J.; Wenz I. ; Silveira P.; Lignon G.; Barcellos D.; Piffer I. Manejo en Porcinicultura  Aspectos Sanitarios Reproductivos y medio Ambiente EEA INTA Marcos Juárez.
 
4.- Thornton K.; Out Door Pig Producction. Editorial Farminig Press 1988 206 P.
 
5.- Buxade C.; Porcinicultura Intensiva y Extensiva. Zootecnia Bases de Producción Animal Tomo 6 Editorial Mundi – Piensa 1996.
 
6.- Gerry Brent. The Pigman`s Handbook . Editorial Farming Press LDT 1987 Second Edtion


EJE CONCEPTUAL DEL ARTICULO
(Derechos reservados Portal Veterinaria.com)

Causas de mortalidad en un sistema de producción porcina a campo durante las etapas de crecimiento y terminación

Objetivo del trabajo: Evaluar la importancia de las diferentes patologías de causa de muerte en un sistema de producción porcina a campo con manejo intensivo.

Materiales y métodos

- Establecimiento: Unidad Demostrativa Agrícola Porcina (80 ha)

- Instalaciones: 17 parideras a campo, 2 lotes post destete, 4 lotes para cría, 4 lotes para  terminación, 3 lotes de gestación, 6 padrilleras y 2 lotes de servicios.

- Manejo reproductivo:

1985 a 1997: lactancia de 56 días. Luego, gradulamente se pasó a 42 días y actualmente es de 28 días.

5 padrillos + 3 grupos de 17 madres. Servicios a campo cada 50 días.

Gestación: también a campo. Balanceado racionado los primeros 2/3 aumentando la ración diaria en el último 1/3 de la gestación.

Lactancia: alimentación ad libitum.

Reposición: hembras del Programa de Mejoramiento Genético INTA-MGC.

Engorde: a campo. Alimentación balanceada ad libitum + pastura de alfalfa y trébol blanco.

Peso de faena: 110 kg a los 6 meses y medio.

- Manejo sanitario:
 
Hembras previo al parto: desparasitación + vacunación contra rinitis atrófica.

Lechones: castración machos a los 10 días + vacunación contra rinitis atrófica, con 2da. dosis a los 30 días junto con vacuna Peste Porcina Clásica. Repite antiparasitario al destete. En este momento también: vacunación contra pleuroneumonía (refuerzo a los 60 días)

La ración no contiene antibióticos en ningún momento.

- Registro de datos: desde 1985 hasta 2004. Para un mejor estudio de la problemática sanitaria, se dividieron las categorías en 3 etapas:

Etapa I: desde los 30 hasta los 60 días de vida. Lactancia y post-destete.
Etapa II: 2 a 4 meses.
Etapa III: de 4 meses en adelante.

Resultados y conclusiones

Animales estudiados: 595 casos clínicos de animales muertos (Se excluyeron los reproductores). Se obtuvo un diagnóstico presuntivo en 403.

Mortalidad desde post destete hasta terminación: 4.7%

Mayor incidencia de mortalidad en la etapa I y II que abarcaría el post destete y recría.

La mortalidad entre los 30 hasta los 60 días de vida desde 1985 hasta el año 1997 fue  menor, posiblemente debido a que en ese período la lactancia era de 56 días.

Esta situación podría remarcar la importancia del estrés post destete: con una lactancia de 56 días se obtiene un lechón con mayor peso y una superior maduración  inmunológica para afrontar esta etapa en condiciones de campo.

Etapa I (Post-destete): las patologías entéricas son las que producen la mayor mortalidad.

Etapa II: mayor incidencia de las patologías respiratorias (> en otoño y verano).

Etapa III: la brecha entre las enfermedades respiratorias y digestivas  sigue aumentando a favor de las patologías  respiratorias. Adquiere importancia en esta etapa el Golpe de Calor (categorías que superen los  85 o  90 Kg de peso vivo)

Importante: la baja mortalidad obtenida durante 18 años indica que un sistema cerrado a fuentes externas, en cuanto a la reposición de las hembras para reproducción y/o de cachorros para engorde, es una excelente forma de evitar la introducción de enfermedades para los sistemas al aire libre.

Conclusión final: incidencia diferenciada de los cuadros digestivos en las primeras etapas de vida del lechón (30 a 60 días) y los cuadros respiratorios en etapas de recría y engorde  (60 días a terminación).

Mas noticias

Actualidad Animales de compañia

27 Febrero 2020

27/02/2020

Grupo Asís presenta en Iberzoo+Propet la mejor propuesta editorial del sector zoosanitario

Empresas Porcino

27 Febrero 2020

27/02/2020

Ceva Salud Animal participa en las Jornadas de Porcino de la UAB

Empresas Animales de compañia

26 Febrero 2020

26/02/2020

Eukanuba analizará en el Congreso de AMVAC el papel de la nutrición en la longevidad de los perros

Actualidad Animales de compañia

26 Febrero 2020

26/02/2020

Un hospital veterinario canario implanta un marcapasos en un cachorro de 10 meses

Actualidad Equino

26 Febrero 2020

26/02/2020

El congreso de la AVEE acogerá la presentación de dos guías para veterinarios de equinos

Noticias de interés

EVENTOS