MI CUENTA | NEWSLETTER

¿La presencia de vocalización artificial afecta a las cerdas y a los lechones en lactación?


La producción porcina es un sistema dinámico con varios factores que, en sinergia, pueden mejorar la eficiencia global de producción así como mejorar el bienestar de los animales, lo cual mejora la eficiencia económica.

Este mismo conocimiento se puede aplicar al ambiente de las salas de maternidad. Con respecto a este entorno, los índices que más impactan el sistema de producción son el número de lechones destetados, el peso de la camada al destete y la mortalidad.

Para lograr estos índices se requiere un ambiente tranquilo ya que una alta frecuencia de ruido, por ejemplo, puede reducir la producción de leche debido a un fallo de comunicación entre la cerda y la camada durante la succión, lo que posiblemente podría afectar el rendimiento productivo de las cerdas.

Los cambios de comportamiento de la cerda durante la lactación se producen debido a un avance genético constante, que da como resultado hembras con un mayor número de lechones/parto y más destetados/camada, así como hembras con menor contenido de grasa corporal. Es posible que estos factores puedan alterar tanto la producción de leche como el comportamiento.

Los cerdos tienen la capacidad de comunicarse a través de la vocalización. Se han reportado aproximadamente 40 expresiones de lenguaje entre los miembros de una camada. Los sonidos son capaces de influir en el comportamiento animal y se pueden usar como refuerzo positivo o negativo, relacionado con la capacidad cognitiva de los animales.

Por lo tanto, el uso de la vocalización artificial de las cerdas puede ser capaz de modular su comportamiento ya que las llamadas emitidas pueden proporcionar información sobre el estado emocional de un animal y pueden reflejar su necesidad psicológica en ausencia de individuos que normalmente participarían en su vida social.

Objetivo

El objetivo de este estudio* fue evaluar el patrón de comportamiento de las cerdas lactantes y de sus camadas ante la presencia de vocalizaciones artificiales de cerdas.

Resultados y discusión

Cuando se estimuló a los cerdos con música se observaron cambios indicadores positivos de bienestar en sus actividades cognitivas y motoras.

Algunos cambios en el comportamiento pueden estar relacionados con la duración de la lactación, que se acorta a medida que los lechones crecen.

A los 15 días de lactación, las hembras que con presencia de vocalización artificial pasaban menos tiempo amamantando, lo que permitía un periodo de descanso más prolongado; esto podría significar momentos de mayor tranquilidad y un aumento en su bienestar.

En este periodo, y a pesar de reducir la cantidad y la duración, la vocalización artificial no comprometió el rendimiento de las camadas y se puede sugerir que las hembras tuvieron una mejor eficiencia de la lactación.

Es muy posible que la sincronización de la lactación se vea afectada, al menos durante los primeros días de vida, si los lechones al nacer están expuestos a los gruñidos de otras cerdas, lo que dificulta la identificación de la voz de su propia madre.

Una vez que se forma la estructura funcional de la lactación, el factor limitante para la producción de leche y el mantenimiento de una condición corporal adecuada proviene de la contribución nutricional a la glándula mamaria, que se deriva de las reservas corporales y la dieta de las cerdas.

Dado que las cerdas no presentaban diferencias significativas en el consumo de pienso y la condición corporal, se esperaba que tampoco hubiera diferencias en la producción de leche ya que las únicas dos fuentes de nutrientes para su producción son la dieta y las reservas corporales.

Los rendimientos de las camadas se justifican por el rendimiento de las cerdas lactantes que recibieron condiciones de manejo similares; sin embargo, los animales que fueron estimulados con vocalización artificial presentaron una mejora en el comportamiento, lo que indica un mejor bienestar.

Conclusión

El uso de la vocalización artificial materna durante la lactación promovió una mayor eficiencia en esta fase y un mayor tiempo de descanso en las cerdas, lo que favorece su bienestar.



*Effects of maternal artificial vocalization on hyperprolific lactating sows and piglets behaviour. Moreira RHR, De Oliveira RF, Palencia JYP, et al. An. Acad. Bras. Ciênc. (2018), vol.90, n.º 4. doi: 10.1590/0001-3765201820180340.

Mas noticias

Nuevo método de detección de enfermedades cardiacas en gatos

Hacia un modelo más respetuoso con el medio ambiente

Los veterinarios tienen voz y voto en la CEOE

La clínica veterinaria Vetamic se incorpora al grupo AniCura

Bayer pone en marcha la Petshop Academy

Noticias de interés

EVENTOS