MI CUENTA |   
¿Todavía no estás registrado?

La era de los antibióticos ha llegado a su fin

Este caso clínico se dio en una maternidad en la que empezó a producirse una alta mortalidad en lechones de menos de siete días de vida. - Publicado en el número de noviembre de Suis.


Carmen Caballero Patiño
Veterinaria
SAT Hnos. Chico

El presente caso tuvo lugar en una granja de Castilla y León con 700 madres de cerdo blanco con manejo en bandas (MEB) de 3 semanas y sitio 2/transición con espacio para 5 semanas. De pronto, empezó a registrar de manera inusual múltiples bajas en paridera de una de las bandas. Los lechones morían hinchados y de forma repentina o no, sin ningún otro tipo de sintomatología, antes de alcanzar los 7 días de vida.

A continuación, vamos a ver qué les estaba sucediendo a estos animales.

Descripción del caso

Un jueves por la mañana llegó a nuestro servicio un aviso de una de las granjas de las que yo era responsable en donde se nos notifica las bajas de numerosos lechones en paridera, con 3-5 días de vida. Para evitar romper la pirámide de bioseguridad, decidimos no ir a la explotación y que nos mandasen algunas imágenes de los lechones afectados (figuras 1 a 3). En estas, se podía observar a tres lechones, uno muerto y dos vivos, con la región abdominal muy distendida. Sin la posibilidad de ir a la granja, ni de hacer las necropsias a los animales muertos, ni un análisis clínico a los afectados y coger muestras, solo nos quedaba realizar una buena anamnesis y preguntar al ganadero.

Figuras 1 a 3. Lechones con abdomen hinchado.Figuras 1 a 3. Lechones con abdomen hinchado.

Descartamos en primer lugar la presencia de fallos anatómicos, congénitos o no, como pueden ser la atresia anal o la estenosis o estrechamiento de una zona de la región intestinal; en ambos casos, los animales se hincharían por la imposibilidad de defecar, lo cual conllevaría a la muerte de estos. Lo siguiente fue empezar a plantearnos que podría tratarse de una infección causada por agentes del género <i>Clostridium</i>. Este género incluye especies de bacterias anaerobias, tanto patógenas como apatógenas, que habitan en el tracto gastrointestinal. Según la especie y su virulencia se asocian a distintas enfermedades como pueden ser la enteritis hemorrágica del recién nacido o la enteritis necrótica.

En nuestro caso, lechones con pocos días de vida muertos de forma aguda con el abdomen muy distendido, lo más probable es que se tratase de la enfermedad comúnmente llamada clostridiosis o muerte súbita, donde bacterias de este género, fundamentalmente <i>Clostridium novyi</i>, producen toxinas a nivel intestinal que generan gas y matan rápidamente al hospedador.

Ya sospechábamos del agente causal, pero la pregunta era la siguiente: ¿por qué lechones con menos de una semana de vida se estaban muriendo y por qué no ocurría en las bandas anteriores? Observando más detalladamente las fotos vimos que todos los lechones ya estaban procesados. Empezamos a darle vueltas a la pregunta y a cuál había podido ser el desencadenante de este proceso. Pensamos en el agua, pero los lechones neonatos apenas beben, por lo menos de forma directa. Y ¿si fuera a través de la leche, constituida en su mayor parte por agua? Entonces habría muchos más lechones afectados. Además, si el agua fuese el vehículo transmisor del agente causal tendríamos bajas en todas las fases de producción, tanto en cerdas como en lechones.

Nos preguntamos si algún fallo en el procesado podría estar causando esas bajas y analizamos cada una de sus fases. Descartamos un mal manejo durante la colocación de los crotales porque en este caso se habría producido infección e inflamación de orejas. Los colmillos ni se liman ni se arrancan, pero ¿y el raboteo? Comprobamos que había colas sanas con extremos bien cicatrizadas. Quedaba preguntar por el hierro y ahí, fue cuando nos encontramos con el problema. Los ganaderos nos comentaron que siguen empleando la misma técnica de siempre, pero que se les había acabado el antibiótico que le inyectaban al frasco. Era la primera banda en la que se quedaban sin antibiótico, ya que con el nuevo Real Decreto de uso de medicamentos, las restricciones no permitían utilizarlo con la misma frecuencia.

Al día siguiente, que coincidió que Enric Marco vino a asesorarnos, este nos comentó que el hierro es un buen medio de cultivo para bacterias y qué probablemente no se estaban cumpliendo unas medidas estrictas de higiene y reemplazo de las jeringas y agujas que se empleaban para aplicarlo (figura 4). Esta falta de limpieza, junto con un buen medio de cultivo como son los frascos de hierro abiertos, hacía que nosotros mismos estuviéramos inyectando bacterias, que crecían en el hierro, a los lechones durante la aplicación.

Figura 4. Jeringa y aguja utilizada para poner el hierro. Se puede observar la falta de limpieza de la misma.Figura 4. Jeringa y aguja utilizada para poner el hierro. Se puede observar la falta de limpieza de la misma.

Solución

Al haber quitado el antibiótico del hierro y no haber mejorado la pauta de manejo en cuanto a limpieza y orden, el proceso de inocular hierro se había convertido en una vía de inyección de bacterias a los lechones durante el procesado.

Comentamos con el ganadero lo anterior e implantamos unas medidas más estrictas de limpieza, desinfección y reemplazo (figura 5): después de cada camada se cambia la aguja, después de cada sala (10 plazas de parto) se limpia la jeringa y, al finalizar la jornada, ésta se lava con agua caliente jabonosa, se desinfecta y los botes de hierro abiertos no se guardan para el día siguiente, se eliminan.

Figura 5. Jeringa nueva.Figura 5. Jeringa nueva.

En la banda siguiente se empezó con este protocolo y hasta el momento no hemos vuelto a tener bajas de lechones con abdomen distendido asociadas a esta causa, el hierro y su inoculación.

Este caso fue el ganador del Certamen de Casos Clínicos 2023 patrocinado por Zoetis y Nuzoa y aparece en el número 202 (noviembre de 2023) de Suis. Suscríbete aquí para tener acceso completo a este y otros contenidos de la revista.

Mas noticias

Actualidad Porcino

23 Febrero 2024

23/02/2024

El XIV Foro de la Asociación Nacional de Veterinarios de porcino Ibérico se presenta en Badajoz

Actualidad Rumiantes

23 Febrero 2024

23/02/2024

Luis Planas analiza con Anice cuestiones como el bienestar animal, la sostenibilidad o la competencia desleal

Actualidad Animales de compañía

23 Febrero 2024

23/02/2024

La UPV restringe la entrada de perros al campus

Productos Animales de compañía

23 Febrero 2024

23/02/2024

Schesir: desde siempre pioneros en innovación y nutrición

Actualidad Actualidad Veterinaria

23 Febrero 2024

23/02/2024

La Academia de Ciencias Veterinarias de Castilla y León entrega sus premios

 
 

CURSOS

 
 

EVENTOS