MI CUENTA | NEWSLETTER
PortalVeterinaria

La ingeniería genética y los 'super padres' bovinos


La inseminación artificial es la herramienta habitual para mejorar la genética del ganado vacuno. Ahora la ingeniería genética quiere tomar el relevo.La inseminación artificial es la herramienta habitual para mejorar la genética del ganado vacuno. Ahora la ingeniería genética quiere tomar el relevo.

La revista Nature publicaba recientemente una noticia sobre una nueva técnica de ingeniería genética desarrollada para producir animales con mejores caracteres productivos. La idea consiste en utilizar toros editados genéticamente en los que se anula la capacidad de producir su propio esperma, e inyectarles células madre espermáticas de otro toro con genética superior. De esta manera, los terneros resultantes no tienen la carga genética de su padre, si no la de el "donante".

El objetivo final de dicha técnica es poder extender características genéticas deseables, como la resistencia a enfermedades o la tolerancia al calor, en menos generaciones de las que se necesitarían con las técnicas de reproducción convencionales. Esta nueva tecnología podría ser tremendamente valiosa en la producción porcina y avícola, así como en otras especies donde la inseminación artificial presenta problemas. También podría tener efectos muy relevantes en el área de conservación de especies, sobre todo en aquellas en las que el manejo del semen es complicado, como ocurre en muchas especies de pájaros silvestres.

El investigador Jon Oatley y sus colegas, creadores de esta técnica en la Washington State University, están ahora trabajando en la creación de cerdos con las mismas modificaciones genéticas. En esta misma línea, el equipo de investigación de Michael McGrew del Instituto Roslin en la Universidad de Edinburgo, trabaja en un proyecto similar con aves de corral. 

Oatley estima que estas técnicas podrían estar aplicándose a nivel comercial en unos 5 años, aunque aún hay varios obstáculos que superar. Entre ellos, cómo explicar esta técnica al publico en general y a los organismos reguladores en particular. Los terneros, cerdos o pollos nacidos gracias a esta técnica no han sido modificados genéticamente en modo alguno (sus padres sí lo han sido), pero algunos organismos reguladores y gobiernos podrían preferir clasificarlos como OMGs. En estos casos, el proceso necesario para su aplicación práctica se complicaría y encarecería en gran medida, lo que podría eliminar sus posibilidades comerciales. 


Mas noticias

ISFM European Feline Congress 2019

Jornada técnica: Zoonosis en perros y gatos por vectores hematófagos y parasitarios

España se coloca a la cabeza de Europa en la producción de piensos

Cuidado con el golpe de calor

Hifarmax presenta el nuevo Omnicondro

Noticias de interés

EVENTOS