MI CUENTA | NEWSLETTER
PortalVeterinaria

La expresión de una proteína, clave para la infecciosidad de Fasciola hepatica


La fasciolosis es una causa importante de pérdidas productivas y económicas en las explotaciones de rumiantes (Imágen: Adam Cuerden).La fasciolosis es una causa importante de pérdidas productivas y económicas en las explotaciones de rumiantes (Imágen: Adam Cuerden).

Un reciente artículo en la web divulgativa ScienceDaily, ha comentado las últimas investigaciones sobre Fasciola hepatica realizadas en la Universidad de Córdoba. Los investigadores han descubierto el mecanismo de una proteína clave para la efectividad de la infección por Fasciola, y además han descrito hasta 10 genes ovinos de referencia que permiten estudiar el comportamiento del sistema inmune frente a este parásito.

La fasciolosis afecta principalmente a los rumiantes, infectándolos a través del agua o alimentos contaminados, y causa unas pérdidas económicas de más de 3 millones de dolares anualmente a nivel mundial. Además, en los países con sistemas higiénico-sanitarios deficientes este parásito puede infectar a los humanos, causando daño hepático y aumentando la predisposición a contraer otras enfermedades.

La investigación realizada en la Universidad de Córdoba ha descrito cómo el parásito induce una sobreexpresión de una proteína de la que depende la patogeneidad de la enfermedad. El gen involucrado es el FOXP3, presente en los linfocitos reguladores ovinos que eliminan la respuesta inmune del animal infectado. Este gen aumenta su expresión en el tejido donde se encuentra el parásito desde el primer día de infección, lo que facilita su supervivencia dentro del hospedador.

Además, el equipo de investigadores validó 3 genes de referencia ovinos para utilizar como controles en técnicas de PCR para cuantificar las transcripción de procesos biológicos específicos. Estos genes se seleccionaron de entre 10 genes candidatos analizados, y permitirán en el futuro comprender mejor las relaciones patógeno-hospedador de esta enfermedad. La idea es utilizarlos como marcadores de actividad para las citoquinas, compuestos involucrados en la activación de células inflamatorias al mando de la respuesta inmunitaria.

Los resultados descritos suponen un importante hallazgo para mejorar la efectividad de las vacunas contra la fasciolosis ovina en el futuro. De momento, las vacunas desarrolladas frente a este parásito no consiguen ofrecer protección suficiente para hacer viable su desarrollo comercial. Por lo tanto, el control de la enfermedad se basa en el tratamiento farmacológico, lo que implica altos costes y riesgos de resistencia, además de añadir residuos a productos como la leche y la carne de las ovejas afectadas.

Mas noticias

Un equipo específico para atender las urgencias veterinarias

Tecnología de impresión 3D para cirugías de la columna vertebral

Asoprovac celebra una jornada técnica para implementar la bioseguridad en producción de vacuno

Los veterinarios tienen algo que decir en las próximas elecciones

La eliminación completa del tumor reduce el riesgo de recidiva en perros

Noticias de interés

EVENTOS