MI CUENTA |

«El desarrollo de estrategias de mitigación del impacto medioambiental será una de las claves en el devenir de la ganadería en el mundo»


Isabel Casasús es investigadora de la Unidad de Producción y Sanidad Animal en el Centro de Investigación Agroalimentaria de Aragón (CITA) y responsable científica de la Finca Experimental de La Garcipollera. Con una trayectoria investigadora de 25 años, su actividad científica se ha desarrollado en el marco de casi un centenar de proyectos de investigación, convenios y redes temáticas. De ellos se han derivado múltiples artículos científicos, contribuciones en congresos, cursos y publicaciones técnicas dirigidas al sector ganadero.

- Recientemente ha sido nombrada presidenta de la EAAP. En primer lugar, muchas felicidades por su nombramiento. ¿Podría explicarnos de forma resumida cuáles son las actividades que desarrolla la asociación que usted preside?

La Federación Europea de Ciencia Animal (EAAP) es una organización internacional que tiene como objetivos fomentar la investigación, el intercambio de conocimiento y la difusión de los resultados en todos los aspectos relacionados con la cría de especies animales de interés productivo. Éstas especies se entienden en un sentido muy amplio, ya que se incluye la ganadería orientada a la producción de carne, leche, huevos, lana o pelo y recreo, la acuicultura e incluso la producción de insectos.
Son miembros de esta federación diversas instituciones de 35 países europeos, asociaciones de criadores, empresas y científicos; actualmente somos casi 4.000 socios individuales. El socio institucional por parte de España es el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que delega su representación en la Unión de Entidades Españolas de Ciencia Animal (UEECA).
Nuestra actividad se plasma en la gestión de proyectos europeos, edición de publicaciones científicas especializadas, realización de jornadas y talleres con empresas y especialmente en la organización de seminarios y reuniones científicas. Entre ellos destaca nuestra reunión anual, que cada verano cita a más de 1.000 participantes en una ciudad europea, alternando las regiones para facilitar la asistencia desde distintos puntos. En el año 2019 nos reunimos en Gante, y la próxima anfitriona en 2020 será Oporto.

- ¿Cuáles son sus objetivos principales y más inmediatos al frente de la EAAP?

La EAAP tiene ya 70 años de historia, es una asociación consolidada en sus objetivos de poner en común las investigaciones más recientes en las muy diversas disciplinas implicadas en la producción animal. Hoy queremos que sea una red de colaboración e impacto internacional y además más cercana a la sociedad. Para lo primero, buscaremos potenciar el papel de la EAAP como foro de intercambio con otros equipos, de manera que puedan establecerse sinergias para abordar los retos de la ganadería en un contexto global. Especialmente para los investigadores más jóvenes, es el foro ideal para establecer conexiones con distintas entidades de investigación o empresas, conocer nuevas metodologías, acceder a programas de formación e intercambio, etc. Por ello queremos incentivar su presencia tanto en las actividades desarrolladas por la EAAP como en las distintas comisiones que trabajan internamente para llevarlas a cabo. También queremos ser la voz que represente a la producción ganadera en Europa, apoyándola con una sólida base científica. Es necesario trasladar esta información objetiva a los organismos que deciden sobre las políticas tanto de investigación como de desarrollo agroganadero.
Además, para responder a las demandas sociales en torno a la ganadería, es necesario fomentar la presencia en nuestras actividades de disciplinas que van más allá de la producción y analizan cuestiones éticas, o las repercusiones del consumo de productos ganaderos en la salud humana o la relación entre la ganadería y el medio ambiente. En este último aspecto, el desarrollo de estrategias de mitigación del impacto de sistemas ganaderos en el medio, la mejora de su sostenibilidad y la adaptación al cambio climático u otros potenciales escenarios van a ser claves en el devenir de la ganadería a escala mundial.


- Y en lo relativo a su actividad profesional, ¿en qué líneas está trabajando en la actualidad?

En nuestro centro, el CITA de Aragón, trabajamos en la mejora de los sistemas de producción ganadera de una manera muy integral, considerando las relaciones entre genotipo, nutrición, reproducción, manejo, uso de pastos y fisiología animal, siempre potenciando su sostenibilidad socioeconómica y ambiental. En particular, mis líneas de investigación se centran en la producción ganadera de rumiantes en condiciones extensivas. Por un lado, trabajamos para optimizar su eficiencia técnica en la fase de cría y cebo, analizando especialmente las repercusiones de la alimentación (en cantidad y calidad, en establo y en pastoreo) sobre los rendimientos productivos y la calidad de los productos. Por otro, analizamos también las interacciones entre los rebaños y el medio, con el fin de dar las bases técnicas para optimizar el manejo y a la vez reforzar los beneficios que genera el pastoreo en términos de mantenimiento del paisaje o la prevención de riesgos ambientales.


- A pesar de las conocidas limitaciones que sufre la ciencia española, ¿se está haciendo en nuestro país una labor de alto nivel comparable con la de las primeras potencias investigadoras?

Desde luego, los recortes de los últimos años han supuesto una limitación seria al desarrollo de nuestro trabajo, tanto por la falta de estabilidad del personal implicado en todos los estratos de la investigación como por los menores recursos financieros disponibles para el día a día. En nuestras disciplinas es especialmente costoso el mantenimiento de infraestructuras como laboratorios, instalaciones y rebaños experimentales; resulta difícil trasladar a quien nos financia que precisamente estas infraestructuras son la base de nuestro potencial investigador, lo que nos hace únicos y nos enlaza directamente con el sector productor. 

Sin embargo, a costa de mucho esfuerzo, el nivel de la investigación en España no tiene nada que envidiar en calidad al de otros países europeos, con los que se colabora en múltiples redes de investigación. Además, los equipos españoles hacemos una investigación muy aplicada: nuestro trabajo responde plenamente a los retos a los que se enfrentan los ganaderos y con frecuencia se realiza a demanda y con la participación del propio sector.


- La ganadería está siempre sometida a una reconversión continua para adaptarse a los nuevos tiempos. Además, ahora no goza de una imagen muy positiva desde el punto de vista de la sostenibilidad y de los nuevos hábitos de alimentación de la sociedad. ¿Cómo cree que debe hacer frente el sector de la producción animal a todas estas cuestiones?

Sí, actualmente el consumo de productos de origen ganadero se encuentra en el punto de mira de quienes cuestionan su sostenibilidad ambiental e incluso ética. Obviamente, en todos los sistemas de producción hay un margen de mejora en muchos ámbitos, y en este sentido la ganadería en nuestro país está haciendo un gran esfuerzo de adaptación a estas demandas sociales. Se está trabajando en varios frentes: compromisos en bienestar animal en todo el proceso productivo, incluyendo el transporte y el sacrificio; la limitación de emisiones de gases de efecto invernadero o de la contaminación del suelo y acuíferos mediante la mejora genética, la modificación de la alimentación o la gestión de las deyecciones; el fomento de la economía biocircular incorporando subproductos y coproductos en las dietas de los animales, etc.
Además, es necesario transmitir a la sociedad que los productos ganaderos son difícilmente sustituibles en la dieta por su alto valor nutricional. El último informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático indica que las dietas más adecuadas tanto para la salud humana como para la adaptación y mitigación del cambio climático son aquellas que además de una base vegetal incluyen alimentos de origen animal producidos de manera sostenible y con bajo impacto sobre el medio. Esto indica que la ganadería bien gestionada no es el problema, sino que puede ser una parte importante de la solución a esta cuestión global.


- Por último, ¿cree que este nombramiento puede servir de modelo a seguir y un incentivo para estimular a los jóvenes veterinarios, en especial a las mujeres, a buscar la excelencia en su desempeño diario?

Se habla mucho de la necesidad de que haya referentes femeninos en todos los ámbitos profesionales, que sirvan como modelo a las generaciones que vienen detrás y les estimulen para desarrollar al máximo sus capacidades. Personalmente, no sabría decir si esto está ya normalizado o yo he tenido la suerte de trabajar en un entorno de igualdad absoluta con mis compañeros y de cruzarme con muchas mujeres profesionales que han asumido retos de gestión a diversos niveles. En nuestro ámbito hoy es normal ver ganaderas, veterinarias, investigadoras y mujeres que ocupan altos cargos en empresas e instituciones del sector. En cualquier caso, si mi nuevo cargo sirve de incentivo a alguien desde luego me sentiré muy honrada.

Mas noticias

Productos Porcino

01 Diciembre 2021

01/12/2021

Conoce los contenidos de la obra Vacunología aplicada a la producción porcina de la mano de sus autores

Articulos Rumiantes

01 Diciembre 2021

01/12/2021

La versión online del número de diciembre de Albéitar ya está disponible

Actualidad Animales de compañia

01 Diciembre 2021

01/12/2021

Actualidad Animales de compañia

01 Diciembre 2021

01/12/2021

“Si se aprueba esta ley, muy probablemente la mitad del comercio minorista cerrará en los dos años siguientes”

Actualidad Actualidad Veterinaria

01 Diciembre 2021

01/12/2021

Las protestas de los veterinarios interinos llegan hasta el Congreso de los Diputados

 
 

EVENTOS