MI CUENTA |

Semilla de algodón en la alimentación de los bovinos


Introducción

La semilla de algodón tiene la "única distinción..." de ser muy palatable, presentar una alta concentración de energía (NEl 2,27 Mcal/kgMS), tener un promedio de 17% de Grasa, un 25% de Proteína Cruda y fibra de alta digestibilidad (29% FDA), ... difícilmente se encuentren estas características en un solo alimento.

En la República Argentina se cultivan aproximadamente 600.000 ha de algodón, localizadas principalmente en las provincias de Chaco y Santiago del Estero. Se estima una producción media de algodón bruto de 1500 kg/ha, que generan alrededor de 270.000 tn de fibra y 540.000 tn de semilla.

De la semilla obtenida, se destina para siembra unas 20-22.000 tn; el 90% del remanente se procesa en la industria aceitera y sólo unas 52.000 tn se destinan a la alimentación animal. En la industria se obtienen 75.000 tn de aceite y 400.000 tn de Tortas y harinas de algodón.

Composición de la semilla de algodón

P.B.: 20 - 26%

F.C.: 18 - 23%

E.E.: 22,3%

E.L.N: 26%

F.D.N.: 39 - 47%

F.D.A.: 29 - 33%

Lignina: 16%

Calcio: 0,16%

Fósforo: 0,75%

Magnesio: 0,35%

DIVMS: 66%

E.M. (rumiantes): 3,5 - 3,8 Mcal/kg MS.

PB: Proteína Bruta; FC: Fibra Cruda; E.E: Extracto Etéreo; ELN: Extractivo libre de Nitrógeno; FDN: Fibra Detergente Néutro; FDA: Fibra Detergente Acido.

Composición de la semilla de algodón

La alta concentración de energía de la semilla de algodón está vinculada a su elevado tenor de aceite

La semilla entera de algodón es un alimento interesante por su contenido en proteína, pero sobre todo por contener también una alta concentración energética relacionada ésta con su muy elevado tenor graso. El mismo, a la vez de representar una ventaja, debe ser muy tenido en cuenta ya que, existen límites de inclusión para este tipo de alimentos en las dietas.

Concentración energética de la semilla de algodón, grano de maíz y grano de avena

El consumo excesivo de semilla de algodón es consecuencia, en general, de una disminución en la digestibilidad de la fibra y de la energía, debido, entre otros, a una depresión de la actividad microbiana. A modo de ejemplo y citando el caso especial de hacienda de tambo, la semilla de algodón entera no debe ser incluida en las dietas en una proporción mayor al 0,5% del peso vivo (no confundir con proporción en la dieta) de los animales que se están racionando.

En los rumiantes, y debido a las características de la digestión tan particulares en las diferentes especies que componen este género, las grasas y aceites se comportan de una manera totalmente diferente a lo que lo hacen en los monogástricos. Veamos esto en un esquema sencillo (Figura 1):

Figura 1

Figura 1

Los ácidos grasos insaturados (la semilla de algodón es rica en ácidos grasos insaturados, especialmente oleico 18:1 y linoleico 18:2) , especialmente aquellos poliinsaturados, pueden a causa de su tensión superficial, alterar la permeabilidad de las células bacterianas, llevando consigo a una inhibición del proceso fermentativo del rumen. La adherencia de estos ácidos grasos a las fibras vegetales (barrera física) puede determinar además una disminución en la digestibilidad de la celulosa. Una hidrogenación normal evita estas inhibiciones mientras la ingestión de ácidos grasos insaturados no supere los 300 a 400 gramos diarios en un animal adulto.

Máximos de inclusión y Grasas By-pass en rumiantes

La capacidad de los microorganismos del rumen para digerir los lípidos es muy limitada. El contenido en lípidos en las raciones de los rumiantes suele ser bajo (es decir, inferior a 50 g/kg MS), si la cantidad supera los 100 g/Kg MS la actividad de los microorganismos del rumen decrece, por lo que el tenor de grasa en la dieta de los rumiantes no debe ser superior al 5-8% de la materia seca. Cantidades superiores deprimen la actividad de la flora celulolítica y la digestibilidad de la pared celular (FDN), disminuyendo la velocidad de digestión, el consumo y la cantidad de proteína microbiana disponible para el animal.

Cuando se agrega más del 15% de semilla de algodón , el contenido de fibra de la dieta (aumentado por la inclusión de la semilla de algodón) , debe ser ajustado con la finalidad de no exceder los límites máximos de FDN, sobre todo en aquellos animales de alta producción, por lo que deberá reducirse el consumo de fibra proveniente del forraje.

Gosipol

La semilla de algodón contiene un compuesto denominado gosipol, que es particularmente tóxico para monogástricos, pero que es destruido en proporciones desconocidas a nivel ruminal. No se conoce a ciencia cierta cuál es la capacidad ruminal para la detoxificación del gosipol, indudablemente existen riesgos si la semilla de algodón es utilizada en una muy alta proporción de la dieta.

El gosipol es un pigmento liposoluble contenido en las glándulas de las semillas de algodón, en estado combinado o libre, siendo esta última forma la que actúa como un producto de naturaleza neurotóxica. El porcentaje de gosipol libre, varía de 0,5% a 1,3% (5500 a 13000 ppm), existiendo diferencias según variedad (las semillas sin glándulas o con semiglándulas contienen niveles de gosipol mucho más bajos que las semillas corrientes). Morgan en la Oklahoma State University (1997) reporta la muerte de 1600 terneros que habían sido alimentados con una partida de semillas que contenían 10.000 ppm de gosipol.

Randel, Chase y Wyse (Journal of Animal Science 1992) describen efectos acumulativos, anemia al ligarse al hierro, inhibición de la proteólisis a nivel digestivo, además de trastornos en el crecimiento, pérdida de peso, opacidad en el pelaje, gastroenteritis y lesiones en diversos órganos.

La presencia de este tóxico que puede encontrarse en las harinas que contienen cantidades apreciables de cascarilla, hace que la harina de semillas de algodón deba usarse con precaución en los animales monogástricos y prerrumiantes.

Los niveles de tolerancia de gosipol en rumiantes son:

-Bovinos adultos: 9000 ppm (0,9%)
-Terneros mayores de 4 meses: 200 ppm (0,02%)
-Terneros menores de 4 meses y toritos-toros: no se recomienda su administración.
-En cerdos y aves es tóxico en concentraciones de 200 a 300 ppm.

El gosipol libre, también se combina con la lisina, produciendo un complejo poco asimilable para los monogástricos. Una harina baja en gosipol se refiere a aquella torta que no contenga más de 0,04% de gosipol libre.

Por esta causa, las harinas de baja calidad no deben emplearse en la alimentación de los animales jóvenes, cuya sensibilidad para este tóxico es mayor que la de los animales adultos, y en la alimentación de los cerdos no deben emplearse ni aún las harinas de alta calidad.

La fibra de la Semilla de Algodón tiene particularidades muy interesantes en nutrición

El alto contenido de fibra se relaciona con el plumón que recubre la semilla. La fibra de la semilla entera de algodón es diferente a otras fibras. El "plumón" de la semilla de algodón está compuesto por casi 100% de celulosa de una alta digestibilidad (libre de lignina), lográndose a través de ésta, una interesante cantidad de ácido acético para la síntesis de grasa butirosa.

Un importante trabajo realizado por Clark y Armentano en 1992 (Journal of Dairy Science Vol. 75 Supl 1) concluye que la efectividad de la fibra (eFDN y peFDN), considerada en este trabajo como su capacidad de estimular la rumia, la salivación, producción de ácido acético y en consecuencia grasa butirosa, de la semilla de algodón es 1¼ superior a la de la fibra de alfalfa.

En adición a la producción de ácido acético, hay otros dos factores que contribuyen con el aumento del % GB. Cierta proporción de la grasa de la semilla de algodón es transferida directamente a la grasa de la leche. Se piensa que esta proporción de grasa pasante (by-pass) de la semilla de algodón, se logra gracias a la protección que representa la cáscara de la semilla frente al ataque bacteriano y así cuando es digerida en el intestino delgado, cierta proporción es dirigida directamente a formar grasa de la leche (ácidos grasos vegetales) cambiando la composición de la misma. En rodeos lecheros alimentados con más de 15 o 20% de semilla de algodón en la dieta suele observarse un aumento del contenido de grasa butirosa acompañado de una ligera caída del tenor de proteína en leche. Se afecta específicamente la concentración de caseína, por lo que disminuyen las características de esa leche para producción de queso.

El "plumón" de la semilla de algodón "flota" (por su baja gravedad específica) en el líquido ruminal. Esto provoca su regurgitación y vuelta a masticar, lo que resulta en una eficiente digestión y en una mayor producción de saliva "bufferando" el rumen. Una ventaja de la estratificación del grano de algodón entero en el rumen, es que sólo un pequeño porcentaje de los granos pasa a lo largo del tracto gastrointestinal intacto. Esto significa que habría poca, o ninguna, ventaja en aplastar o moler la semilla de algodón. De hecho, este procesado puede favorecer la rancidez, sobre todo en estaciones calurosas.

En dietas de terminación destinadas a bovinos de carne, es aconsejable la sustitución de la semilla de algodón por expeller de algodón u otro ingrediente a fin de evitar olores y/o sabores desagradables de la carne.

La semilla de algodón no necesita procesado alguno. A pesar de que parezca extraño, las vacas comen directamente el grano con pelusa, aunque en algunos raros casos se observa un cierto rechazo al comienzo por lo que debe considerarse un breve período de adaptación. Normalmente no es necesario ningún tipo de tratamiento o aromatización mediante mezclado con otros ingredientes.

La calidad de las semillas de algodón puede variar. Deben estar exentas de cuerpos extraños y presentar color blanco a blanco grisáceo. Las semillas enteras de algodón deben "sonar" cuando son agitadas.

En partidas de regular calidad puede presentarse un olor fuertemente atabacado acompañado de color marrón oscuro hasta negro. Este fenómeno generalmente es consecuencia de almacenaje húmedo luego de la cosecha, lo que ocasiona aumento de la temperatura, proteína dañada por calor y desdoblamiento de las grasas en ácidos grasos. Se observa, generalmente, alto contenido de humedad (15%) en las partidas recibidas al comienzo de la zafra.

El contenido de nutrientes es variable, dependiendo del origen, almacenamiento y condiciones previas a la cosecha, por lo que es aconsejable realizar el análisis de cada partida.

Otra característica interesante a considerar es que es un ingrediente de elección en climas calurosos o tropicales, tomando en cuenta el bajo incremento calórico resultante de la digestión de las grasas.

Al igual que todos los granos, debe controlarse el tenor de humedad de esta semilla, el que no debe pasar del 12% para su almacenamiento. Este control se debe llevar a cabo antes que el camión descargue y no se debería permitir la misma si la semilla no reúne las condiciones mínimas para su depósito.

Se han observado algunos pocos inconvenientes por la presencia de aflatoxinas en la semilla de algodón. Los hongos productores de las mismas pueden desarrollarse en el campo (en planta) o bien, durante su almacenamiento. Esto obedece a que la semilla de algodón, debido a la cubierta del línter (pelusa) es especialmente sensible a la humedad y proliferación de hongos especialmente del género Aspergillus.

Almacenamiento y manejo de la semilla de algodón

Los galpones de almacenaje deben estar secos (techos impermeables), si es posible con piso de cemento y bien ventilados. Si la cantidad depositada es grande en relación al tamaño del alojamiento, es preferible utilizar circulación de aire forzada.

No ofrece inconvenientes en cuanto a su mezclado en dietas compuestas; sin embargo, una desventaja observada es que debido a su volumen y forma no fluye fácilmente en sistemas mecánicos y deben utilizarse palas manuales o frontales mecánicas para su manejo. Por esta razón la alimentación con semilla de algodón se realiza en forma colectiva y no individual ya que no fluye en los comederos automáticos.

El peso hectolítrico es bajo, por lo tanto ocupa un volumen importante encareciendo el flete, elemento éste que se tendrá en cuenta al evaluar los costos de la dieta.

La sal común en mezcla con la semilla de algodón, es un buen limitante del consumo, pero en ciertos casos se necesitan más de 120 gramos por cabeza y por día, debiéndose adecuar la proporción para cada caso en particular.

Ciertos aditivos pueden ser incorporados ya que neutralizan en parte el gosipol libre. Así, es efectivo el Sulfato Ferroso al 0,3% en relación a la cantidad de semilla en la dieta y el Óxido de Calcio (Cal viva común) e Hidróxido de Calcio (Cal apagada) en una proporción de 10 gramos por kilo de semilla de algodón.

Uso de semilla de algodón en engorde de novillos a pastoreo (pasto pangola)

(EEA INTA Corrientes)

Lotes

Peso inicial

Peso final

Dif. Kg

Ganancia/día

(g/animal)

Ración

244

282

+ 38

627

Balanceado

237

275

+ 38

633



Ración:

Semilla de algodón 40 kg.
Grano de Maíz 20 kg.
Afrecho de arroz 20 kg.
Pellet de soja 20 kg.

3 a 3,3 kg/animal/día.

Balanceado comercial:

3 a 3,3 kg/animal/día

Engorde de vacas de rechazo con semilla / expeller de algodón

El planteo se basa en el resultado económico del cambio de categoría de los kilos iniciales (precio de conserva) a kilos de vaca gorda y la ganancia de unos 100 a 150 kg sobre el peso inicial. Para ello se ha utilizado la semilla y expeller de algodón como suplemento del pastoreo, a razón de 1,5 kg/animal/día. Es conveniente comenzar con un período de acostumbramiento (10-15 días mezclada con sal y algo de semitín de arroz o afrechillo de trigo), ya que esta categoría suele necesitarlo.

En el momento en que las vacas logran una condición corporal de 5,5 a 6 (Forrajes y Granos Nº 55), es aconsejable el cambio de semilla de algodón por expeller de algodón (1,5 a 2 kg/vaca/día) con la finalidad de evitar la posible influencia de la semilla en el sabor de la carne.

Lote

Fecha inicio

Días

Peso inicial

Peso final

ADPV (g/vaca)

Kg

S.Algodón (kg/total)

Expeller (kg/ total)

Vacas

14/11/95

150

328

452

825

123

90

135

Suplementación de vaquillonas sobre campo natural diferido en otoño

Suplementación con pellet de algodón

Ganancia de peso (g/animal/día). Período mayo-septiembre

Lote sin suplementar

128

0,5 kg S. de Algodón/vaq/día

343

1 kg S. de Algodón/vaq/día

500

La semilla de algodón en dietas para terneros

No se debe utilizar semilla de algodón en terneros chicos de menos de 100 kg. En animales de recría se la puede usar como suplemento en niveles de 0,5 a 0,7% de su peso vivo, sin que se presenten problemas de toxicidad.

Terneros con 165 kg. suplementados durante el invierno sobre una pastura de Setaria, con 800g a 1kg de semilla de algodón por animal/día, alcanzaron en septiembre un peso de 226 kg.

En terneros más livianos (130 kg), se compararon los pellets de soja y de algodón con resultados similares (60 kg de ganancia de junio a septiembre sobre Pasto Estrella o Setaria).

La semilla de algodón en dietas para vacas lecheras

Dadas sus tan particulares cualidades en relación a su fibra, contenido de energía y proteína, la semilla de algodón es un ingrediente de elección en la alimentación de vacas lecheras en producción.

Cálculo de su valor relativo:

Dado que los concentrados y subproductos son variables en su precio a través del año, el productor se encuentra corrientemente ante la alternativa de elección de alguno de ellos y necesita una rápida respuesta. La siguiente fórmula, desarrollada por científicos de la Ohio State University tiene como objetivo, ayudar al productor de leche a contestar preguntas como ¿cuánto debo pagar por tonelada? y ¿cuándo es la compra de semilla de algodón un buen negocio en relación a la harina de soja y el grano de maíz?

Valor Relativo de la Semilla de Algodón para comparar precios con otros ingredientes:

(0,915 x + 0,381 y) × % Materia Seca (decimal)

x = es el precio del grano de maíz en $/Tonelada

y = es el precio de la harina de soja en $/Tonelada

Ejemplo de cálculo del Valor Relativo:

x = precio del grano de maíz = 80 $/Ton

y = precio de la harina de soja = 160 $/Ton

Materia Seca = 90% (0,9)

(0,915 × 80 + 0,381 × 160) × 0,9

= (73,2 + 60,96) × 0,9

= 120,74 $/Tonelada.

Su valor actual es de 85 $/Tonelada.

Conclusiones

La semilla de algodón es un alimento de características únicas, ya que ningún otro alimento para rumiantes tiene concomitantemente altos valores de energía, proteína y características tan interesantes para su fibra. Dentro de los rumiantes, el uso de la semilla de algodón favorecerá a animales de alta producción.

La inclusión de semilla de algodón destinada a la alimentación de animales de carne en crecimiento y terminación no debería ser mayor al 15%-17% de la dieta (base materia seca) o bien el 0,5% del peso vivo (Novillo de 300 kg = 1,5 kg/semilla algodón/día), la inclusión de cantidades mayores, en general no aporta mayores beneficios.

La utilización de semilla de algodón en vacas en lactancia, aumenta la producción de leche y el contenido de grasa, con ligero descenso de la proteína de la leche. En vacas lecheras en producción, la semilla de algodón entera debe administrarse a razón de 15% a 20% en relación a la Materia Seca de la dieta o 2¼ a 3½ kg/semilla algodón/vaca/día. Un corto período de acostumbramiento, es frecuentemente necesario. Cantidades mayores a estas podrían aumentar el contenido de grasa de la leche y bajar su tenor de proteína.

Se debe evitar el uso de expeller o semilla de algodón en la suplementación de toros para venta o servicio ya que el gosipol presente en dichos suplementos puede producir trastornos de la espermatogénesis (elevado número de anomalías primarias y de la pieza media). En un interesante ensayo llevado a cabo en la Universidad de Florida (Velásquez, Pereyra, Prichard, D; 1998) se detectó que toros de 12 y 16 meses de edad que habían recibido gosipol en su alimentación mostraban retraso en la pubertad y una posterior disminución en su actividad sexual. La suplementación con Vitamina E (4000 UI/animal/día) mejoró ambos aspectos.

Deben extremarse los cuidados durante su almacenamiento (humedad no mayor a 12%) ya que la proliferación de hongos y producción de toxinas, se ve favorecida por la pelusa que la recubre.

El sabor de la carne no se vería afectado a consumos de 1 kg/animal/día. Si se administrase una cantidad mayor, las últimas investigaciones indican que la semilla debe retirarse alrededor de 45 días antes de la venta para faena.

La ingestión de gosipol a niveles preocupantes no se ha detectado en el país en los niveles de suplementación aconsejados en este trabajo.

Mas noticias

Actualidad Actualidad Veterinaria

26 Noviembre 2021

26/11/2021

El ministerio admite hasta el 10 de diciembre comentarios al proyecto del decreto sobre medicamentos veterinarios

Actualidad Actualidad Veterinaria

26 Noviembre 2021

26/11/2021

“En la lucha frente a las resistencias antimicrobianas tenemos que trabajar en One Health

Actualidad Porcino

26 Noviembre 2021

26/11/2021

Vietnam ha sacrificado el triple de cerdos que el año pasado para frenar los brotes de PPA

Actualidad Animales de compañia

26 Noviembre 2021

26/11/2021

Grupo Asís regala un lote de sus productos en el Congreso Andaluz de Veterinarios 2021

Actualidad Porcino

26 Noviembre 2021

26/11/2021

El VII Congreso Anavepor confirma la vuelta a la actividad presencial del sector porcino

 
 

EVENTOS