MI CUENTA | NEWSLETTER

Tamaño folicular, progesterona y estradiol plasmáticos en los dias 12-14 posinseminación y porcentaje de concepción de vacas Holstein


Mateos Romo, A., J. Hernández Cerón, J.S. Morales Roura y G. Rodríguez Trejo

Departamento de Reproducción. Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia. Universidad Nacional Autónoma de México. 04510. México, D.F. México.

ABSTRACT

Los tratamientos hormonales que ocasionan la luteinización de los folículos en los días 12 a 14 posinseminación provocan un retraso de la luteólisis y se asocian con un aumento en el porcentaje de concepción. En este estudio se evaluó la relación entre el tamaño folicular, las concentraciones de progesterona y estradiol en los días 12, 13 o 14 posinseminación, con el porcentaje de concepción (PC) de vacas Holstein.
Se utilizaron 335 vacas de 2,8±0,1 partos y 2,7 ±0,09 servicios. En los días 12, 13 o 14 posinseminación, se realizaron estudios ultrasonográficos de los ovarios, midiéndose y registrándose el diámetro del folículo mayor. Asimismo, se obtuvieron muestras sanguíneas, en las cuales se determinaron las concentraciones de progesterona y estradiol por RIA. Mediante una prueba de c2 se comparó el PC entre grupos con diferente diámetro folicular (<10; 10 a 14,9; ³15 mm). A través de un análisis de varianza, se evaluó la diferencia entre el diámetro folicular, concentraciones de progesterona y estradiol, entre vacas que resultaron gestantes y no gestantes. El PC fue similar (p>0,05) entre las vacas con diferente diámetro folicular, sin embargo, al reagrupar a las vacas con folículos <15 y ³15 mm las vacas con folículos <15 mm tuvieron un PC (49,7 p.100;105/211) mayor que las vacas con folículos ³15 mm (37,1 p.100;46/ 124). Además, las vacas gestantes tuvieron un diámetro folicular menor (12,8±0,41 mm) que las vacas no gestantes (14,1±0,38 mm) (p<0,05).
Las concentraciones de progesterona (5,9±0,23 ng/ml) y estradiol (3,2±0,35 pg/ml) fueron similares entre las vacas gestantes y las no gestantes (5,8±0,21 ng/ml y 3,3±0,32 pg/ml, respectivamente) (p>0,05). En este estudio se observó una asociación entre el diámetro del folículo mayor en los días 12-14 posinseminación y el establecimiento de la gestación, ya que las vacas que gestaron tuvieron folículos de menor diámetro que las vacas que no gestaron.

INTRODUCCIÓN

En vacas lecheras la mortalidad embrionaria es la principal causa de infertilidad. La mayoría de las muertes embrionarias ocurren durante los primeros 16 días posinseminación de forma que las vacas regresan a estro en un tiempo equivalente a un ciclo estral normal (Thatcher et al., 1994).
La sobrevivencia embrionaria depende de una correcta sincronía entre el embrión y la madre. Thatcher et al. (1995), mencionan que se debe establecer un diálogo estrecho entre el embrión en desarrollo y el ambiente materno, en el cual participan factores autócrinos, paracrinos y endócrinos.
Así, el embrión en el día 15 a 17, después de la inseminación, debe establecer los mecanismos que evitan la regresión del cuerpo lúteo, lo cual consiguen mediante la secreción de interferón t, el cual bloquea la cascada de eventos luteolíticos (Thatcher et al., 1995). Se ha propuesto que una de las causas de infertilidad consiste en la incapacidad del embrión para evitar la regresión del cuerpo lúteo (Thatcher et al., 1989; Albihn, 1991), debido a que los embriones que provienen de vacas subfertiles se encuentran retrasados en su crecimiento y diferenciación (Linares, 1982; Gustafsson, 1985). La modificación de la dinámica folicular en los días 12 y 13 posinseminación ha favorecido la fertilidad (Humblot y Thibier, 1981; Lajili et al., 1991; Macmillan et al., 1986).
Macmillan et al. (1986) encontraron que la administración de la hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH) en los días 12 o 13 posinseminación en vacas en lactación provocó un incremento significativo del porcentaje de concepción. Esos mismos autores observaron que el tratamiento con GnRH provocó luteinización y atresia de los folículos, lo cual se asoció con un alargamiento del ciclo estral (Macmillan y Thatcher, 1991). Así, se ha propuesto que el posponer la regresión del cuerpo lúteo estaría favoreciendo a los embriones retrasados, ya que se les daría más tiempo para alcanzar el estado óptimo de desarrollo que les permita establecer eficientemente el mecanismo de reconocimiento materno de la gestación (Thatcher et al., 1989).
Evidentemente, las características de la población folicular en el diestro medio y tardío y, en consecuencia, la actividad estrogénica durante este periodo pueden estar influyendo en el establecimiento de la gestación.Pritchard et al. (1994) observaron que las vacas que tuvieron concentraciones bajas de estradiol en el diestro tardío presentaron un porcentaje de concepción mayor que las vacas con concentraciones elevadas. Por otra parte, Mann et al. (1995) encontraron que las vacas tratadas con GnRH en el día 12 posinseminación que resultaron gestantes tuvieron menores concentraciones de estradiol que las vacas que no concibieron.
Aunque se tiene evidencia del efecto positivo de la eliminación hormonal de los folículos sobre la fertilidad los días 12 y 13, no se conoce la relación del tamaño folicular, las concentraciones de progesterona y estradiol con la fertilidad en vacas lecheras durante ese periodo. Por tal motivo, el objetivo del presente estudio fue conocer la relación del tamaño folicular y las concentraciones de progesterona y estradiol los días 12-14 después de la inseminación con el porcentaje de concepción de vacas Holstein.

MATERIAL Y MÉTODOS

Este trabajo se realizó en el Complejo Agropecuario Industrial de Tizayuca (CAIT), en el municipio de Tizayuca, Hidalgo. De acuerdo a la clasificación climática de Köppen modificada por García (1987) el clima es BS1kw (semiseco templado con lluvias en verano), la precipitación media anual es de 624 mm y la temperatura media anual es de 16,3 °C.
ANIMALES EXPERIMENTALES
Se utilizaron 335 vacas Holstein de 2,8±0,1 partos y 2,7±0,09 servicios (media ± error estándar). Se detectaron estros dos veces al día y los animales se inseminaron artificialmente 12 horas después de detectado el estro.
En los días 12, 13 o 14 posinseminación se realizó un examen ultrasonográfico de los ovarios y se tomaron muestras sanguíneas, que se obtuvieron directamente de la vena coccígea utilizando tubos al vacío heparinizados. Inmediatamente, las muestras fueron centrifugadas a 1500 g para la separación del plasma, el cual fue conservado en congelación hasta su análisis. Se determinaron las concentraciones plasmáticas de 17 b estradiol (Stock y Fortune, 1993) y progesterona (Pulido et al., 1991) mediante radioinmunoanálisis en fase sólida.
En el examen ultrasonográfico de los ovarios se utilizó un aparato de ultrasonido de tiempo real (ALOKA 210), con un transductor lineal de 5 MHz. El examen se hizo por planos desde el polo anterior del ovario hasta el polo caudal. Se registró la presencia del cuerpo lúteo y folículos. En estos últimos se registró el diámetro del folículo mayor.
ANÁLISIS ESTADÍSTICO
El porcentaje de concepción entre grupos con diferente diámetro folicular (<10 mm; 10 a 14,9; ³15 mm), se comparó mediante una prueba de c2. Se evaluó la diferencia entre el diámetro folicular y las concentraciones de progesterona y estradiol, entre vacas que resultaron gestantes y no gestantes a través de un análisis de varianza. En este modelo se incluyeron como variables aleatorias el día en que se practicó el ultrasonido, el establo de origen, el y como variable fija el resultado de la gestación (gestante o vacía) (SAS, 1987). No se encontró un efecto significativo de ninguna de estas variables. En este análisis se incluyeron sólo 278 animales debido a que no se incluyeron las vacas que, por tener folículos menores de 5 mm de diámetro, fueron registradas con diámetro folicular de 0 mm.

RESULTADOS

Los porcentajes de concepción, de acuerdo con los diferentes diámetros foliculares, no fueron diferentes (p>0,05) (<10 mm, 51,0 p.100; 10-14,9 mm, 48,7 p.100 y ³15 mm, 37,1 p.100). Al reagrupar a las vacas en dos categorías (tabla I) se encontró que las vacas con folículos <15 mm tuvieron un porcentaje de concepción mayor (49,7 p.100) que las vacas con folículos³15 mm (37,1 p.100) (p<0,05).
En el tabla II se presentan el diámetro folicular, las concentraciones de progesterona y estradiol en las vacas que quedaron o no gestantes en el servicio experimental. Las vacas gestantes tuvieron menor diámetro folicular (12,8±0,41 mm) que las vacas no gestantes (14, ±0,38 mm) (p<0,05).
Las concentraciones de progesterona y estradiol fueron similares (p>0,05) en los dos grupos de vacas.

DISCUSIÓN

El porcentaje de concepción fue similar en las vacas que tuvieron diferente diámetro folicular, cuando se comparó entre las 3 clases; sin embargo, al reagruparlas, las vacas que tuvieron folículos <15 mm presentaron un mayor porcentaje de concepción (49,7 p.100) que en las vacas con folículos ³15 mm (37,1 p.100) (p<0,05). No obstante que el criterio para reagrupar en dos categorías fue tomado considerando la tendencia de los datos, la asociación entre fertilidad y tamaño folicular se confirma al observar que las vacas gestantes tuvieron menor diámetro folicular (12,8±0,41 mm) que las vacas no gestantes (14,1±0,38 mm) (p<0,05).


Estos hallazgos coinciden con los obtenidos por Rangel et al. (1997), en un estudio preliminar, en el cual observó que las vacas que en el día 11 o 12 tuvieron folículos menores de 10 mm de diámetro, presentaron mayor porcentaje de concepción que aquellas que tuvieron folículos mayores de 10 mm.
Existe evidencia de una asociación entre la dinámica folicular en el ciclo postservicio y la fertilidad. Ahmad et al. (1997) observaron que las vacas con dos ondas foliculares tuvieron menor fertilidad que las vacas con tres ondas. Además, la modificación de la dinámica folicular mediante luteinización de los folículos en los días 11 a 13 con GnRH o hCG ha incrementado el porcentaje de concepción (Humblot y Thibier, 1981; Lajili et al., 1991; Macmillan et al., 1986).
Dichos estudios coinciden con lo observado en el presente trabajo, en el cual fue evidente una relación entre las características foliculares y fertilidad.
Por otra parte, también se sabe que durante la gestación temprana el embrión suprime el desarrollo folicular y disminuye la capacidad estrogénica de los folículos, procesos que forman parte del mecanismo antiluteolítico (Driancourt et al., 1991; Thatcher et al., 1991). Sin embargo, estos cambios se han observado después del día 17 posinseminación, por lo cual el hecho de que el grupo de vacas que no resultaron gestantes tuvieran folículos más grandes en los días 12-14, no sería un efecto de la ausencia de la gestación sino que estos folículos posiblemente estarían influyendo negativamente el establecimiento de la misma. El mecanismo por el cual la dinámica folicular postservicio pudiera influir en la fertilidad se desconoce, pero puede especularse una asociación con el mecanismo de regresión del cuerpo lúteo. Se conoce que la cantidad de progesterona secretada por el cuerpo lúteo y la concentración de estradiol determinan la sensibilidad del mecanismo de secreción de la PGF2a, de tal forma que el mecanismo es más sensible a menores niveles de progesterona y concentraciones altas de estradiol (Lamming y Mann, 1995; Mann y Lamming 1995).

Debido a que las vacas lecheras pueden presentar una función lútea subnormal determinada por el estado metabólico que impone la alta producción de leche (Villa-Godoy et al.,1988), el establecimiento y mantenimiento de la gestación se encontraría doblemente en desventaja. Por un lado, se ha observado que al haber menos progesterona el desarrollo del embrión es más lento y tendría menor capacidad para producir interferón-t (Garrett et al., 1988; Kerbler et al., 1997 ), y por otra parte, los mecanismos que inician la secreción pulsátil de PGF2a serían más sensibles (Lamming y Mann, 1995; Mann y Lamming, 1995).


Bajo estas circunstancias es posible que la presencia de folículos grandes y estrogénicos, estarían haciendo aún más sensible el disparador de la secreción de PGF2a.
En el presente trabajo las concentraciones de progesterona y estradiol fueron similares entre las vacas gestantes y vacías. No obstante que las vacas gestantes tuvieron menor diámetro folicular no ocurrió lo mismo con las concentraciones de estradiol, ya que estas fueron similares a la de las vacas no gestantes. Estos resultados son diferentes a los encontrados por Pritchard et al. (1994) quienes observaron que las vacas que tuvieron concentraciones bajas de estradiol en el diestro tardío presentaron un porcentaje de concepción mayor que las vacas con concentraciones más altas.
También son diferentes a lo observado por Mann et al. (1995), quienes encontraron que las vacas tratadas con GnRH en el día 12 posinseminación que resultaron gestantes, tuvieron menores concentraciones de estradiol que las vacas que no concibieron. Considerando que las concentraciones circulantes de estradiol provienen en su mayor proporción del folículo más desarrollado (Fortune, 1994) eran de esperarse menores concentraciones de estradiol en las vacas con menor diámetro folicular, sin embargo, esto no se observó. Esta situación puede deberse a la dificultad de detectar pequeños cambios en los niveles periféricos de estradiol en una sola muestra (Moser et al., 1989; Salfen et al., 1999).

Los resultados de este trabajo coinciden con los obtenidos en estudios aplicando GnRH o hCG en los días 11, 12 o 13, en los cuales la eliminación de los folículos grandes ha incrementado el porcentaje de concepción (Humblot y Thibier, 1981; Lajili et al., 1991; Macmillan et al., 1986). Sin embargo, este efecto no ha sido favorable en todos los casos, ya que en otros trabajos no ha habido tal efecto (Peters et al., 2000). Esta situación probablemente depende de las particularidades de los hatos estudiados y también de la gran variabilidad en la población folicular de las vacas al momento del tratamiento, lo cual dependería del número de ondas foliculares (Fortune, 1994). Partiendo de los hallazgos de este trabajo, se puede especular que estos tratamientos podrían tener un efecto positivo en la fertilidad sólo en aquellas vacas que tengan folículos grandes (³15 mm de diámetro).
Los resultados de este estudio permiten concluir que existe una asociación entre el diámetro del folículo mayor en los días 12, 13 o 14 posinseminación y el establecimiento de la gestación, ya que las vacas que no gestaron tuvieron folículos de mayor diámetro que las vacas que si gestaron.

Fuente: Arch. Zootec. 51: 327-334. 2002.

BIBLIOGRAFÍA

Ahmad, N., E.C. Townsen, R.A. Dailey and E.K. Inskeep. 1997. Relationships of hormonal patterns and fertility to occurrence of two or three waves of ovarian follicles before and after breeding in beef cows and heifers. Anim Reprod Sci., 49: 13-28.

Albihn, A., H. Gustafsson, M. Hurst and H. Rodriguez-Martinez. 1991. Embryonic ability to prolong the interoestrous interval in virgin and repeat breeder heifers. Anim Reprod Sci., 26: 193-210.

Driancourt, M.A., W.W. Thatcher, M. Terqui and D. Andrieu. 1991. Dynamics of ovarian follicular development in cattle during the oestrous cycle, early pregnancy and in response to PMSG. Dom. Anim. Endocrinol., 8: 209-221.

Fortune, J.E. 1994. Ovarian follicular growth and development in mammals. Biol. Reprod., 50: 225-232. García, M.E. de. 1987. Modificaciones al sistema de clasificación climatológica de Koëppen. 4ª ed. México (DF). Instituto de Geografía, Universidad Nacional Autónoma de México. Garrett, J.E., R.D. Geisert, M.T. Zavy and G.L.

Morgan. 1988. Evidence for maternal Regulation of early conceptus growth and development in the bovine. J. Reprod. Fert., 84: 437-446.

Gustafsson, H. 1985. Characteristics of embryos from repeat-breeder and virgin heifers. Theriogenology, 23: 487-498.

Humblot, P. and M. Thibier. 1981. Effect of gonadotropin releasing hormone (GnRH) treatment during the midluteal phase in repeat breeder cows. Theriogenology, 16: 375- 379.

Kerbler, T.L., M.M. Buhr, L.T. Jordan, K.E. Leslie and J.S. Walton. 1997. Relationship between maternal plasma progesterone concentration and interferon-tau synthesis by the conceptus in cattle. Theriogenology, 47: 703-714.

Lajili, H., P. Humblot and M. Thibier. 1991. Effect of PG F2 alpha treatment on conception rates of dairy cows treated with a GnRH agonist 12 to 14 days after artificial insemination. Theriogenology, 36: 335-347.

Lamming, G.E. and G.E. Mann. 1995. A dual role for progesterone in the control of ciclicity in ruminants. J. Reprod. Fert. Suppl., 49: 561-566.Linares, T. 1982. Embryonic development in repeat breeder and virgin heifers seven days after insemination. Anim. Reprod. Sci., 4: 189- 198.

Macmillan, K.L., V.K. Taufa and A.M. Day. 1986. Effects of an agonist of gonadotrophin releasing hormone (Buserelin) in cattle. III. Pregnancy rates after a post-insemination injection during metoestrus or dioestrus.Anim. Reprod. Sci., 11: 1-10.

Macmillan, K.L. and W.W. Thatcher. 1991. Effects of an agonist of gonadotrophin-releasing hormone on ovarian follicles in cattle. Biol. Reprod., 45: 883-889.

Mann, G.E. and G.E. Lamming. 1995. Progesterone inhibition of the development of the luteolytic signal in cows. J. Reprod. Fert., 104: 1-5.

Mann, G.E., G.E. Lamming and M.D. Fray. 1995. Plasma oestradiol and progesterone during early pregnancy in the cow and the effects of treatment with buserelin. Anim. Reprod. Sci., 37: 121-131.

Moser, M.T., H.A. Garverick, M.F. Smith and R. Youngquist. 1989. Effect of bovine follicular fluid and follicle-stimulating hormone on follicular growth in unilaterally ovariectomized prepubertal heifers. J. Dairy Sci., 72: 2170- 2178.

Peters, A.R., T.A. Martínez and A.J.C. Cook. 2000. A meta-analysis of studies of the effect of 11-14 days after insemination on pregnancy rates in cattle. Theriogenology, 54: 1317-1326.

Pritchard, J.Y., F.N. Schrick and E.K. Inskeep. 1994. Relationship of pregnancy rate to peripheral concentrations of progesterone and estradiol in beef cows. Theriogenology, 42: 247-259.

Pulido, A., L. Zarco, C.S. Galina, C. Murcia, G. Flores and E. Posadas. 1991. Progesterone metabolism during storage of blood samples from Gyr cattle: Effects of anticoagulant, time and temperature of incubation. Theriogenology, 35: 965-975.

Rangel, S.R., R.A. Alcántara, R.E. Crisanto, S.C. Apodaca y O.J. Ayala. 1997. Fertilidad de vacas Holstein que presentaron un folículo grande durante la fase lútea media. Memorias del XXI Congreso Nacional de Buiatría; 1997 julio 9 a 12. Colima (Col). México, D.F. Asociación de Médicos Veterinarios Especialistas en Bovinos, 1997: 365-367.

Salfen, B.E., J.R. Cresswell, Z.Z. Xu, B. Bao and H.A. Garverick. 1999. Effects of the presence of a dominant follicle and exogenous oestradiol on the duration of the luteal phase of the bovine estrous cycle. J. Reprod. Fert., 115: 15-21.

SAS. 1987. SAS user\'s guide-statistics. Cary (NC): Statistical Analysis System Institute Inc. Stock, A.E. and J.E. Fortune. 1993. Ovarian follicular dominance in cattle: relationship between prolonged growth of the ovulatory follicle and endocrine parameters. Endocrinology, 132: 1108-1114.

Thatcher, W.W, C.R. Staples, G. Danet- Desnoyers, B. Oldick and E.P. Schmitt. 1994. Embryo health and mortality in sheep and cattle. J. Anim. Sci., 72: 16-30.

M Thatcher, W.W., M.A. Driancourt, M. Terqui and L. Badinga. 1991. Dynamics of ovarian follicular development in cattle following hysterectomy and during early pregnancy. Dom. Anim. Endocrinol., 8: 223-234.

Thatcher, W.W., K.L. Macmillan, P.J. Hansen and M. Drost. 1989. Concepts for regulation of corpus luteum function by conceptus and ovarian follicles to improve fertility. Theriogenology, 31: 149-164.

Thatcher, W.W., M.D. Meyer and G. Danet- Desnoyers. 1995. Maternal recognition of pregnancy. J. Reprod. Fert., 49: 15-28.

Villa-Godoy, A., T.L. Hughes, R.S. Emery, L.T. Chapin and R.L. Fogwell. 1988. Association between energy balance and luteal function in lactating dairy cows. J. Dairy Sci., 71: 1063-1072.



EJE CONCEPTUAL DEL ARTICULO
(Derechos reservados Portal Veterinaria.com)

Tamaño folicular, progesterona y estradiol plasmáticos en los dias 12-14 posinseminación porcentaje de concepción de vacas Holstein

La tasa de gestaciòn en vacas lecheras es uno de los parámetros más importantes dentro del rodeo. Así, las modificaciones en la dinámica folicualr en los días posteriores a la inseminación artificial, provoca un incremento en la fertilidad.
Los tratamientos hormonales que ocasionan la luteinización de los folículos en los días 12 a 14 posinseminación provocan un retraso de la luteólisis y se asocian con un aumento en el porcentaje de concepción.

Materiales y métodos
. 335 vacas de 2,8±0,1 partos y 2,7 ±0,09 servicios.
. Se establecieron concentraciones de Progesterona y Estradiol a través de la técnica RIA.
. Se determinó tamaño folicular a través de USG ovárica.
. Todos los datos obtenidos fueron analizados a través de métodos estadísticos.

Resultados
. El porcentaje de concepción fue similar en las vacas que tuvieron diferente diámetro folicular, sin embargo, al reagruparlas, las vacas que tuvieron folículos menores presentaron un mayor porcentaje de concepción que en las vacas con folículos de mayor tamaño.
. Las concentraciones de progesterona y estradiol fueron similares entre las vacas gestantes y vacías.
. Existe una asociación entre el diámetro del folículo mayor en los días 12, 13 o 14 posinseminación y el establecimiento de la gestación, ya que las vacas que no gestaron tuvieron folículos de mayor diámetro que las vacas que si gestaron.

Mas noticias

Actualidad Porcino

11 Diciembre 2019

11/12/2019

Descárgate el calendario de eventos 2020 de Albéitar

Actualidad Rumiantes

11 Diciembre 2019

11/12/2019

Una mesa redonda aborda la sostenibilidad de la ganadería extensiva

Articulos Animales de compañia

11 Diciembre 2019

11/12/2019

El UPC puede ser útil para evaluar el catabolismo proteico en dietas bajas en proteínas

Actualidad Porcino

11 Diciembre 2019

11/12/2019

China aumenta las importaciones de porcino

Articulos Animales de compañia

11 Diciembre 2019

11/12/2019

Problemas de conducta asociados a la esterilización temprana en hembra

Noticias de interés

EVENTOS