MI CUENTA | NEWSLETTER

Los inspectores veterinarios de salud pública dan consejos frente al coronavirus


Los inspectores veterinarios de salud pública son, con carácter legal, autoridades sanitarias responsables, entre otros, del control de supermercados y diferentes negocios alimentarios. Estos servicios son “puntos calientes de la situación de alerta” ya que permanecerán abiertos y la mayoría de la población necesitará acudir a ellos. Por lo tanto, si no se toman suficientes medidas o no se aplican correctamente, se pueden multiplicar los contagios del COVID-19 a gran velocidad.

Por ello, partiendo de las aportaciones de estos sanitarios, el Sindicato Veterinario Profesional de Asturias (SIVEPA) ha elaborado una serie de medidas preventivas recomendadas para reducir el riesgo de exposición al coronavirus, que se irán actualizando función de la situación epidemiológica.

No obstante, y como bien recuerdan desde el sindicato, si no se respetan con celo las indicaciones generales del Gobierno en cuanto a movimientos, transportes, contactos, concentraciones de gente, cierre de establecimientos, lavado y desinfección de manos, etc., el resto de actuaciones serán poco eficaces por sí mismas.

Consejos para todos los servicios y establecimientos abiertos

  • Desinfectar periódicamente, como mucho cada 15 a 30 minutos, todos los objetos que se toquen frecuentemente por los clientes como barandillas de escaleras, pulsadores y botones de ascensor, teclados de cajeros automáticos, manillas de puertas con especial cuidado en los servicios higiénicos, barras y reposabrazos de transportes públicos, etc.
  • Vigilar que no falten, en los servicios de trabajadores y clientes, jabón, papel de secado desechable y desinfectante.
  • En los transportes, limitar la entrada para permitir mayor distancia entre usuarios.
  • Todo operario que recoja pasajes o dinero debe usar gafas de protección, mascarilla y guantes, y debe desinfectarse las manos periódicamente.
  • Desinfectar el dinero cuando se recoge y siempre al final de la jornada, por ejemplo con alcohol sanitario pulverizado.
  • En otros negocios que permanezcan abiertos como ópticas o tintorerías, atender por teléfono dando cita previa sólo en casos estrictamente necesarios.
  • No debe acudir al trabajo ningún operario con síntomas respiratorios o malestar general.

Consejos para supermercados y tiendas de alimentación

  • Dotar al personal de caja de gafas de protección, guantes y mascarilla y un dosificador de desinfectante para usar en sobre los guantes entre cliente y cliente. Los trabajadores de caja están muy expuestos y además pueden actuar de grandes amplificadores de contagio.
  • Desinfectar la agarradera de los carritos o cestas de la compra entre cliente y cliente.
  • Todo el personal reponedor debe utilizar guantes desechables y desinfectarlos periódicamente, además de mascarilla y gafas de protección para evitar tocarse ojos y boca inconscientemente y respirar sobre los productos.
  • Evitar la venta de autoservicio de productos sin envasar, y si no es posible, controlar que los clientes utilizan “siempre” guantes de protección y que no se tocan con ellos y luego tocan productos frescos sin envasar como fruta.
  • En pequeños comercios uso de mascarilla, guantes y gafas de protección y, si hay más de un trabajador, que una sola persona se cobre desinfectándose entre cliente y cliente.
  • Evitar exponer frutas y otros productos sin envasar en la calle a la puerta de los comercios.

Medidas de prevención extra recomendadas para los ciudadanos

  • Llevar encima un pequeño recipiente con jabón, pañuelos de papel desechables y un pequeño frasco con alcohol sanitario 95-96º. Si necesitan lavarse las manos y no hay jabón o papel de secado deben usar los suyos. Además podrán utilizar el alcohol sanitario para distintos usos de desinfección de piel y superficies.
  • Con alcohol sanitario en un pequeño chorro, pulverizando o con pañuelo desechable impregnado, desinfectar superficies u objetos de mayor riesgo antes de tocarlas como las agarraderas de los carritos o cestas de supermercado, pulsadores, barandillas o agarraderas de puertas públicas y de comunidades de vecinos, pantallas y teclados de cajeros automáticos y parquímetros, el móvil ya que tocamos gente o superficies y después lo acercamos a la cara, los bolígrafos, los teléfonos fijos o teclados compartidos en oficinas, las monedas y billetes, tarjetas de crédito, las gafas, etc. Siempre con precaución de no causar daños en los objetos o equipos.
  • Evitar compartir el móvil con otras personas. 
  • Utilizar tarjeta preferiblemente a dinero en metálico.
  • Utilizar gafas con preferencia a lentillas y, para los que no las requieren normalmente, gafas sin graduar, de sol o similares para reducir los tocamientos de ojos y evitar las microgotas de saliva de otros.
  • No tocar la fruta, o ningún otro alimento que no esté envasado sin los guantes de protección de un solo uso facilitados por el establecimiento. 
  • No toser, estornudar o respirar hacia los productos, sobre todo los no envasados como la fruta y evitar manipularlos y volverlos a colocar en el estante de venta.
  • Vigilar con celo cómo nos sirven alimentos que no se cocinen previamente y no se puedan desinfectar, como el pan, quesos o embutidos, para que no los toquen con los mismos guantes que se recoge el dinero.
  • La fruta y verdura que se vaya a consumir en crudo, desinfectarla con agua fría y lejía alimentaria a una concentración superior al 0,1% durante 5 minutos (normalmente 2ml por litro en lejía comercial). 
  • Cocinar los alimentos a más de 60ºC durante más de 30 minutos ya que la superficie del alimento puede vehiculizar saliva contaminada.
  • Lavar ropa y calzado en programas de más de 60ºC y más de 30 minutos a esa temperatura.
  • Utilizar calzado que se pueda lavar en caliente para salir a la calle y, al llegar a casa, dejarlo a la entrada y lavar y desinfectar las manos.
  • Sobre todo si hay mascotas, fregar el suelo limpio frecuentemente con lejía y agua fría.

Hay que aclarar que, el alcohol sanitario de 95º o más graduación y la lejía a más del 0,1 % de concentración deben usarse siempre con las superficies limpias, y la lejía siempre con agua fría. Y en caso de irritaciones de piel por alcohol, puede ser de ayuda el uso de cremas hidratantes.

Es importante tener presente que los casos que aparecen hoy son los contagios de hace una semana y que aunque algunas medidas puedan parecer exageradas a la fecha, las precauciones tomadas ahora son las que determinarán el número de casos dentro de siete días.

Hacer obligatorias estas medidas

SIVEPA va a solicitar a la Dirección General de Salud Pública que estas medidas sean de carácter obligatorio en establecimientos y servicios durante la alerta, pidiendo un plan de acción coordinado de los inspectores veterinarios en estos puntos sensibles, bien mediante visita con equipos de protección individual o bien mediante comunicación telefónica en casos de mayor riesgo.

También recuerda que los veterinarios son sanitarios con una sólida formación en enfermedades infecciosas, microbiología y control de epidemias, con un papel fundamental en prevención y protección de la salud pública, y que seguramente podrán ayudar ante muchas dudas, especialmente los Inspectores Veterinarios de la Dirección General de Salud Pública y de la Dirección General de Ganadería.


Mas noticias

Articulos Animales de compañia

07 Abril 2020

07/04/2020

Claves diagnósticas de las dermatofitosis

Articulos Rumiantes

07 Abril 2020

07/04/2020

Vetia continúa con su campaña de concienciación sobre la paratuberculosis y otras enfermedades consuntivas

Actualidad Porcino

07 Abril 2020

07/04/2020

Reordenando el sector porcino

Actualidad Actualidad Veterinaria

07 Abril 2020

07/04/2020

Un equipo veterinario prueba con éxito el primer ventilador de turbina para pacientes con COVID-19

Empresas Porcino

07 Abril 2020

07/04/2020

Gepork, pionero en el uso de la técnica PCR

Noticias de interés

EVENTOS