MI CUENTA |   
¿Todavía no estás registrado?

La viruela del mono vuelve a la primera línea de actualidad tras ser declarada emergencia de salud pública internacional

La Organización Mundial de Sanidad Animal recordó en su página web que no hay hasta ahora pruebas documentadas de que los animales domésticos, como los gatos y los perros, se vean afectados por el virus.


La declaración por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de la viruela del mono como una emergencia de salud pública de importancia internacional ha hecho que la enfermedad vuelva a estar en el centro de atención de la enfermedad. La alerta declarada por la OMS este fin de semana se ha activado para que los países pongan en marcha los protocolos necesarios con los que intentar contener un brote viral y evitar que se convierta en una pandemia, y la última vez que se tomó una decisión de este tipo fue en enero de 2020, cuando la OMS declaró la COVID-19 como emergencia sanitaria internacional.

Cuando el mes pasado el númeo de caso de viruela del mono había llegado a los 3.040, procedentes de 47 países, el director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Gebreyesus, convocó el Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional para evaluar si el brote representaba una emergencia de salud pública de importancia internacional. 

“En esa reunión, aunque se expresaron opiniones diferentes, el comité resolvió por consenso que el brote no representaba una emergencia de salud pública de importancia internacional. Desde entonces, el brote ha seguido creciendo, y ahora hay más de 16.000 casos notificados en 75 países y territorios, y cinco muertes”, explicó Tedros.

Ante ese aumento, Tedros decidió volver a convocar el Comité el jueves pasado, pero en esta ocasión no pudieron llegar a un consenso sobre si el brote representa una emergencia de salud pública de importancia internacional, por lo que el director general tuvo que actuar como árbitro y tomar la decisión final.

Cinco elementos para tener en cuenta

“De acuerdo con el Reglamento Sanitario Internacional, debo considerar cinco elementos para decidir si un brote constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional”, explicó Tedros, que expuso a continuación esos cinco puntos:

  1. En primer lugar, la información proporcionada por los países, que en este caso muestra que este virus se ha propagado rápidamente a muchos países que no lo habían padecido antes.
  2. En segundo, los tres criterios para declarar una emergencia de salud pública de importancia internacional según el Reglamento Sanitario Internacional, que se han cumplido.
  3. Tercero, el asesoramiento del Comité de Emergencia, que no ha llegado a un consenso.
  4. Cuarto, los principios científicos, las pruebas y otra información pertinente, que actualmente son insuficientes y nos dejan con muchas incógnitas.
  5. Quinto, el riesgo para la salud humana, la propagación internacional y el potencial de interferencia con el tráfico internacional.

El doctor Tedros añadió que, teniendo en cuenta esos elementos, la evaluación de la OMS es que el riesgo de viruela del mono es moderado a nivel mundial y en todas las regiones, excepto en la región europea, donde el riesgo se evalúa como alto.

También existe un claro riesgo de mayor propagación internacional, aunque el riesgo de interferencia con el tráfico internacional sigue siendo bajo por el momento.

“En resumen, tenemos un brote que se ha extendido por todo el mundo rápidamente, a través de nuevos modos de transmisión, sobre los que entendemos muy poco, y que cumple los criterios del Reglamento Sanitario Internacional”, añadió, y declaró a continuación: “Por todas estas razones, he decidido que el brote mundial de viruela del mono representa una emergencia de salud pública de importancia internacional".

Consejos de la OMSA

El pasado mes de mayo la Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA) publicó en su página web una serie de preguntas y respuestas sobre la viruela del mono y su transmisión, tanto entre personas como entre personas y animales:

La transmisión del virus de la viruela del mono puede producirse cuando una persona o un animal susceptible entra en contacto con el virus a través de un animal, un ser humano o materiales contaminados con el virus. El virus entra en el cuerpo a través de las lesiones cutáneas (aunque no sean visibles a simple vista), las vías respiratorias o las membranas mucosas.

El virus se transmite de los animales infectados a los seres humanos o a otros animales susceptibles por inoculación directa a través de mordeduras, arañazos o por contacto directo con los fluidos corporales y/o la carne de un animal infectado durante la caza y otras actividades con especies animales susceptibles.

La transmisión de una persona a otra ocurre principalmente a través del contacto físico cercano (por ejemplo, cara a cara, piel con piel, boca a boca, contacto boca con piel, incluso durante las relaciones sexuales). Las úlceras, lesiones o llagas presentes en la boca o la garganta pueden ser infecciosas, lo que significa que el virus puede propagarse a través de la saliva y las gotitas respiratorias (y posiblemente aerosoles de corto alcance), en algunos casos.

No hay hasta ahora pruebas documentadas de la transmisión de la viruela del mono de una persona a un animal.

Se han identificado como susceptibles al virus de la viruela del mono varios mamíferos silvestres, entre otros, las ardillas Funisciurus congicus, las ardillas de la familia Sciuridae, las ratas de Gambia, los lirones y los primates no humanos. Si bien puede depender de la vía de transmisión y de la dosis infecciosa, algunas especies son asintomáticas, especialmente las especies que se sospecha son reservorios (roedores). Otros mamíferos, como los monos y los grandes simios, muestran erupciones cutáneas similares a las que presentan los seres humanos.

No hay hasta ahora pruebas documentadas de que los animales domésticos, como los gatos y los perros, se vean afectados por el virus de la viruela del mono. Tampoco hay pruebas ni informes de infección del ganado por el virus de la viruela del mono.

El papel epidemiológico de las mascotas

El Ministerio de Sanidad, por su parte, elaboró también un documento sobre el posible papel epidemiológico de las mascotas en la transmisión de la viruela del mono, con recomendaciones de actuación en caso de contacto con personas afectadas.

Entre estas se aconsejaba que las personas infectadas con la viruela del mono deben evitar todo contacto con mamíferos domésticos, en particular con roedores (ratones, ratas, hámsters, gerbos, cobayas, ardillas, etc.), debido a la posibilidad de transmisión personaanimal durante un periodo equivalente al periodo máximo de transmisibilidad del virus, es decir, desde el inicio de síntomas hasta la desaparición completa de los síntomas y de las lesiones cutáneas, así como notificar el contacto con o tenencia de este tipo de roedores a los servicios de salud pública por parte de los afectados.

Igualmente, las personas que sean clasificadas como contactos estrechos de casos confirmados, deben minimizar el contacto con mascotas y animales silvestres y adoptar todas las posibles medidas de precaución para evitar posibles transmisiones. Los casos confirmados o probables y los contactos estrechos de dichos casos deben evitar algunos hábitos como abrazar o besar a las mascotas, o compartir comida con ellas. De igual modo, se recomienda lavarse las manos antes y después de interactuar con las mascotas, así como llevar mascarilla durante la estancia en las áreas compartidas dentro del domicilio afectado y mantener un alto nivel de higiene general en el hogar con limpieza frecuente de superficies y suelos.

Los animales que hayan estado en contacto estrecho con casos humanos confirmados, deberán permanecer en aislamiento durante el periodo máximo de incubación de la enfermedad, que está descrito para humanos (en todos los casos, durante un período mínimo de 21 días), a contar desde su último contacto con la persona enferma o desde que se haya producido la curación de esta. El manejo, tanto del animal como de los materiales usados (cama, arena, comederos, bebederos…), se realizará siempre mediante el uso de mascarilla FFP2 y guantes, y en caso de varios miembros en el entorno familiar, preferentemente por la persona o personas que hayan podido ser vacunadas frente a la viruela humana, en su caso.

Mas noticias

Eventos Agenda

05 Octubre 2022 - 07 Octubre 2022

05/10/2022 - 07 Octubre 2022

XI Congreso Anual AVEE

Actualidad Actualidad Veterinaria

05 Octubre 2022

05/10/2022

Se anuncian los ganadores de la 35.ª edición del Premio Boehringer Ingelheim al Periodismo y Divulgación en Salud

Productos Animales de compañía

05 Octubre 2022

05/10/2022

Apoquel Masticable, la nueva formulación de alta palatabilidad para el alivio efectivo del prurito de origen alérgico en perros

Actualidad Animales de compañía

05 Octubre 2022

05/10/2022

Sergio García Torres explicará en Barcelona las claves de la Ley de Derechos Animales

Productos Rumiantes

05 Octubre 2022

05/10/2022

Eprinex Multi tiene nueva indicación en ovino y caprino frente a Oestrus ovis

CURSOS

 
 

EVENTOS