MI CUENTA |   
¿Todavía no estás registrado?

Un estudio en monos muestra el desarrollo de anticuerpos tras la infección por COVID-19


Un ejemplar de macaco Rhesus (imagen: Pixabay).Un ejemplar de macaco Rhesus (imagen: Pixabay).

La pregunta sobre si las personas desarrollan inmunidad frente al coronavirus una vez superada la infección se repite por todo el mundo en medio de esta crisis sanitaria internacional. En este sentido, un estudio realizado sobre un número pequeño de macacos Rhesus ha determinado que después de la infección estos desarrollan una respuesta de anticuerpos que los protege a una segunda exposición. “Esto podría justificar y corroborar la utilización de plasma de pacientes recuperados como tratamiento”, explica el doctor Fernando Fariñas, director del Instituto de Inmunología Cínica y Enfermedades Infecciosas.

Conocer la respuesta es de gran interés para los  grupos de investigación y las compañías que actualmente desarrollan terapias con plasma, mediante las cuales se extrae plasma sanguíneo que contiene anticuerpos de pacientes recuperados y se administra a pacientes con casos graves para ayudarlos a combatir la infección.

Este estudio proporciona algunas pistas. Tres ejemplares no desarrollaron una segunda infección después de recuperarse de una primera exposición al coronavirus y volver a exponerse al SARS-CoV-2, lo que sugiere que los primates son capaces de desarrollar al menos algo de inmunidad a corto plazo contra el patógeno. La investigación, publicada como preprint en bioRxiv y recogida en la publicación TheScientist, aún no se ha sometido a revisión por pares pero es el comienzo de una explicación que puede ser realmente importante.

La investigación comenzó a principios de febrero cuando empezaron a llegar informes de pacientes recuperados de COVID-19 que volvieron dar positivo en China. El equipo administró una dosis de SARS-CoV-2 en las tráqueas de cuatro macacos Rhesus adultos y detectaron altas concentraciones del virus en las narices y gargantas de los animales, que alcanzaron su punto máximo tres días después de la infección inicial. 

Un mes después de la exposición inicial, los investigadores verificaron que los animales habían eliminado la infección. Posteriormente, el equipo expuso a dos monos a una segunda dosis del coronavirus. Aunque los animales desarrollaron una fiebre leve, ninguno mostró pérdida de peso. Además, los investigadores no pudieron detectar el virus. Uno de los dos animales fue sacrificado y sometido a una autopsia, lo que confirmó que no había replicación viral en los tejidos del cuerpo.

Los investigadores concluyen que los anticuerpos neutralizantes producidos por los monos infectados con SARS-CoV-2 pueden proteger a los animales de la reinfección. Según destacaron los investigadores, los  resultados indicaron que la infección primaria por SARS-CoV-2 podría proteger de exposiciones posteriores, que tienen la referencia del pronóstico de la enfermedad y las implicaciones vitales para el diseño de la vacuna.


Mas noticias

Actualidad Porcino

22 Mayo 2022

22/05/2022

Los retos del cerdo Ibérico se debaten en Fregenal de la Sierra

Actualidad Actualidad Veterinaria

22 Mayo 2022

22/05/2022

Los veterinarios llaman a “asegurar la salud del planeta para las nuevas generaciones”

Actualidad Animales de compañía

20 Mayo 2022

20/05/2022

¿Cuánto cuestan los servicios más frecuentes de una clínica veterinaria?

Empresas Porcino

20 Mayo 2022

20/05/2022

Estrategias para liderar mejoras en salud animal

Empresas Animales de compañía

20 Mayo 2022

20/05/2022

Grup Gepork inaugura su nuevo centro logístico robotizado

CURSOS

 
 

EVENTOS