MI CUENTA |

Tenencia de mascotas exóticas y zoonosis asociadas

Riesgo de aparición de casos y percepción de los mismos por veterinarios clínicos y propietarios.


Este artículo aparece en el número 4 (septiembre 2020) de la revista Hygia, que puedes leer íntegramente aquí.



Marta Silva Samos1, Beatriz Bartolomé Delanöe, Juan Manuel Alonso Rodríguez2 

1Departamento de Sanidad Animal. Facultad de Veterinaria. Universidad de León

2Departamento de Sanidad Animal. Facultad de Veterinaria. Universidad de Extremadura

La tenencia de mascotas ha aumentado en los últimos años y con ello, la sensibilidad hacia estas, el enriquecimiento cultural y la economía ligada a ellos (industria farmacéutica, alimentaria, cuidados especiales, servicios veterinarios, etc.). Se calcula que unos 70 millones de hogares europeos tienen un animal de compañía. La importancia de la creciente tenencia de mascotas se hace notar en los ámbitos social, económico y sanitario. Este último hace referencia al riesgo inherente a la posesión de mascotas; pueden actuar de hospedadores para organismos patógenos y parásitos, transmitiéndose infecciones. 

Así, el veterinario se enfrenta a nuevos retos tanto clínicos como de salud pública. Esta compete a distintos profesionales de la salud y requiere un marco estratégico complejo en lo que a política sanitaria se refiere. 

Por último, hay que recordar que los propietarios de estas nuevas mascotas exóticas son sus responsables y por tanto desempeñan un papel fundamental en su salud, su manejo y el control de zoonosis. 

Animales exóticos

La legislación española define animal de compañía exótico como “animal de la fauna salvaje no autóctona que de manera individual depende de los humanos, convive con ellos y ha asumido la costumbre del cautiverio”. Según la Fundación de Enfermedades Emergentes, las mascotas exóticas son animales “salvajes” que se mantienen en el hogar e incluyen: primates (mono, simio), mamíferos exóticos (murciélago, zorro, suricato, kinkajú, perezoso), aves (loro, estornino, pinzón), reptiles (cocodrilo, tortuga, lagarto, serpiente), anfibios (rana, sapo, tritón, salamandra), peces (anguila, manta raya) e invertebrados (cangrejo, caracol, insecto, araña, ciempiés). Para este trabajo solo se han tenido en cuenta mamíferos, aves, anfibios, reptiles y peces. 

Situación actual en España

Se calcula que el 49,3 % de los hogares hay al menos una mascota, en total unos 21 millones: 5,5 millones de perros, 4 millones de gatos, 7 millones de pájaros, 4,5 millones de peces, sin incluir pequeños mamíferos exóticos y reptiles, que serían otros 2 millones de animales. No existen censos y los registros son escasos, no obstante, el MAPAMA estimó que en 2015 el número de perros y gatos registrados era 7.869.375 y de otros de animales en 48.456. Tal como refleja la tabla, en 2015 la presencia de mascotas exóticas parece un dato insignificante, si bien es evidente el creciente interés de la población por ellas. Aunque los resultados expuestos son antiguos y que algunas de las consecuencias en salud a nivel social y medioambiental de la tenencia de estas mascotas tendrán efecto a largo plazo, no debemos subestimar estos datos estadísticos. En los últimos años se ha producido una fuerte demanda de animales exóticos (camaleones, cerdos vietnamitas y yacos).

Las tiendas de animales

Deben llevar un control de la trazabilidad de los animales que venden: procedencia/origen/proveedor, tipo y características de animal, fecha de entrada en tienda y compra final del particular (fecha de venta, nombre del particular y DNI). Cuando se trata de animales exóticos de importación se aplica además el CITES (Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres) en consonancia con el Reglamento (CE) 338/97 del Consejo, de 9 de diciembre de 1996 y sus posteriores modificaciones.

La ley obliga a las tiendas a llevar un registro y a dar la numeración de importación cuando el animal se vende. Además deben llevar un libro de registro y mantener buenas condiciones higiénico-sanitarias y de manejo, contar con personal capacitado para el cuidado de los animales, adoptar las medidas necesarias para evitar la dispersión de posibles zoonosis y disponer de personal veterinario cualificado. También deben entregar los animales con garantías sanitarias, libres de enfermedad, acreditado mediante certificado oficial veterinario. Estas tiendas son el punto inicial de acceso a la información sobre estas mascotas y diversos estudios sugieren que los empleados no entienden o controlan adecuadamente los riesgos asociados a ellas. En estos establecimientos además convergen multitud de animales y personas que visitan la tienda y que pueden tener orígenes o destinos geográficos muy diversos, con lo que la dispersión de zoonosis es potencialmente peligrosa.

Mas noticias

Actualidad Animales de compañia

30 Noviembre 2020

30/11/2020

La plataforma europea de bienestar animal lanza unas guías para la cría y el comercio responsable de perros y gatos

Actualidad Equino

30 Noviembre 2020

30/11/2020

El Consejo de Estado reconoce la competencia exclusiva a la veterinaria en fisioterapia equina

Actualidad Porcino

30 Noviembre 2020

30/11/2020

Los niveles de resistencia a los antibióticos detectados en la carne inglesa son “tranquilizadores”

Animales de Produccion Novedades Guí@VET

30 Noviembre 2020

30/11/2020

Animales de producción. Boletín 15

Noticias de interés

EVENTOS